Friday, March 25, 2005

Un Par de Reflexiones, Parte 1: La Humildad y 2012.

Decidí escribir porque hay un par de temas que se quedaron pegados en mi mente y no puedo dejar de pensar en ellos: la psicosis por el año 2012 y la famosa y nunca bien ponderada (chachachacháaan...) Humildad. El primer tema es, más que nada, un reflejo del miedo al futuro, nada más que enfocado a una fecha específica, la cual fue sustraída de las Profecías Maya. Yo leí las Profecías y lo que sale en ese año es más que nada la destrucción de lo que nosotros conocemos como Sociedad (lo cual no sería en lo absoluto una mala idea ), hecho que nos pondría en un estado de mayor igualdad tanto entre razas como en posición económica, nada que ver con se que va a acabar el mundo y que nos vamos a quedar flotando en el espacio sideral (recuérdese que la Tierra es parte de un sistema, que a la vez es parte de otro sistema, y otro, y otro, y otro, no estamos en medio de la nada dando vueltas al Sol y nada más, así que si algo se descalabra se produciría el dichoso "efecto dominó", una caída en cadena). El miedo al futuro es más que nada por un asunto de imposiciones, ya que siempre nos han enseñado a que hay algo que nos domina: un Dios, el Destino, lo que sea, pero nosotros no tenemos poder... al menos, eso dicen. La verdad es que nosotros tenemos el poder para hacer de nuestra vida lo que queramos, de sembrar semillas de bien para cosechar felicidad, está en nuestro libre albedrío y, una vez sabida esta valiosa lección, creo que el miedo puede irse a dormir para siempre... si el futuro lo hacemos nosotros, creo que tenemos que poner manos a la obra en el aquí y ahora y nada más, no creen? Lo otro a tratar: la Humildad. Pienso que la humildad no es andar arrastrándose en el suelo sirviendo de tapete para los pies ajenos, sino que es ser consecuente con uno mismo y, asimismo, con los demás. Si uno es una persona maravillosa tiene que aceptarlo, que el resto no lo soporte es otra cosa, son sus inseguridades y su desconocimiento sobre su propia virtud, no tiene nada que ver con la soberbia de quien se conoce mejor, la soberbia tiene que ver más que nada con presumirse, con decir a cada rato "yo soy mejor que tú"... y si vemos... entonces, el Dios de la Iglesia es soberbio, y la soberbia es uno de los Siete Pecados Capitales!!! (a cada rato dicen que nosotros somos unos pobres gusanos al lado de Él). Vaya contradicción!!! La cosa acá no es ser mejor ni peor que nadie, no comparemos peras con manzanas, sólo veamos en nosotros mismos lo que nos haría mejorar en vez de andar buscando parámetros externos, hacer eso es tan tonto como ponerse ropa del vecino sabiendo que nos quedará mal. La humildad tiene que ver con la aceptación de uno mismo y la verdadera disposición a avanzar, valorando el camino que han tomado los otros, sus avances y sus virtudes, tratando de no compararse... el decir "no, yo no soy genial, decir eso es pasar por sobre los demás" es una soberana mentira. Es más sano decir "sí, soy genial, pero tú también lo eres, date cuenta", porque así reafirmarás ante el mundo, y ante ti, lo maravilloso que eres y harás al otro un poco más conciente de su verdadero ser, de su maravilloso ser... en vez de bajar a todos, mejor mantenerse en silencio o subirse el pelo en masa, no creen? Yo creo que con esto mi mente tan inquisitiva y analítica queda satisfecha... al menos, de momento...

No comments: