Friday, March 25, 2005

Un Par de Reflexiones, Parte 3: Intereses, Subjetividad, Manipulación... Tácticas de Independencia

Hola, Mundo... entre estornudo y estornudo me dio por escribir... no, no estoy resfriada, tengo alergia, que es peor, jajajaja. Hoy me dio por pensar en tres temas que provocan estragos tanto en mí como en lo que me rodea, que es más bien reducido en fin de semana y festivos, como hoy. Siempre me pasan cosas extrañas, situaciones límite y dolores de cabeza por contenedores, todos casi siempre ligados a los tres títulos de allá arriba, intereses, subjetividad y manipulación. Me explico... hay conductas buenas, conductas nocivas y conductas maliciosas. Las conductas buenas son las equilibradas, las respetuosas y sinceras, las que uno hace evaluando todo lo que acontece la situación en sí, las "maduras" (muchas veces la idea de madurez es como un sinónimo de aguantar cualquier cosa y poner cara de "aquí no ha pasado nada"). Las conductas nocivas son las destructivas, las que siguen más que nada el mandato de una rabia o rabieta, las que no llevan a más que una tonelada de culpa de ganancia y... las conductas maliciosas... son las peores, son esas que uno hace SABIENDO LO QUE HACE, con egoísmo y sin mirar jamás a ningún lado, sino que sólo viendo el interés personal. Me he topado con varias conductas maliciosas, incluso tapadas de buenísimas intenciones... en estos casos es donde va mi encabezado. Los intereses pueden separarse en miles de tipos distintos, hay desde los catalogados de pasatiempo hasta los más bajos, materiales o instintivos. El interés de una conducta maliciosa es el egoísta, las ganas de sacar de algo o alguien lo que yo deseo y nada más, sin importar lo que suceda con ese algo o alguien después de saciar el apetito del ego. Ese interés propio de una persona egoísta causa que este ser en cuestión planee todo tipo de artimañas para salirse con la suya y, en ese punto, entra la subjetividad y la manipulación... La subjetividad es una característica propia del mundo, todo se somete a interpretaciones miles, así que el malicioso usa ese truco para decir algo modificado o aprovecharse de la debilidad ajena. La víctima no tiene idea de esto (y, si la tiene, cree que un milagro hará que este malicioso de repente se vuelva bueno como el pan) e interpreta señales y palabras como cree que suenan mejor, para darse esperanzas, para decirse "me quiere de verdad" (en caso de no saber nada) o "yo puedo hacer que cambie" (comprobado, no cambiará, sólo sucede en teleseries). Cuando uno tiene sentimientos por la persona maliciosa siempre está sujeta a ser manipulada o, si bien puedes no tener sentimientos positivos, le guardas temor... y ésa es su arma para atacarte, para manipularte y sacarte hasta el alma si es necesario y les resulta útil. Es lamentable, pero casi todas las relaciones humanas, en un momento u otro, tienen encuentros con la manipulación... pueden ser cosas pequeñas o un juego de tira y afloja que incluye hasta violencia. El ser humano, entre todas sus cosas que lo hacen diferenciarse del resto de las razas, tiene un instinto de supervivencia deformado o unido a un sentido de apropiación fuera de toda normalidad, cree que todo es un ataque a su seguridad o piensa que las cosas del resto de las personas son suyas y que los demás no deberían tener nada, incluidos aquellos que dice querer. Sonará un poco fuerte, pero es la verdad: nada más hay que ver casos cotidianos, cuando tu hermano te ve usando el PC inspirada y te lo quita para chatear con sus amigos, sólo porque piensa que SUS intereses deben ser satisfechos primero que los tuyos, no importándole lo que estés haciendo tú... si dices que no probablemente armará la madre de los escándalos o te reprochará miles de cosas, incluso que eres EGOÍSTA! (todo porque no le dejas el espacio a él...). Y qué es lo que se puede hacer con esto... en principio, poco y nada, salvo irse hacia adentro y ver por qué uno se deja guiar por los demás, quizás se siente demasiada debilidad en las decisiones y por eso no se es capaz de plantar un no en la cara a los maliciosos... ante la manipulación es la misma historia, hay que decir que no o, simplemente, mandar a esa persona donde pertenece, que es al mismísimo INFIERNO, si el manipular le da buenos resultados, dudo mucho que vaya a cambiar... a no ser que empiece todo a salirle mal... y, en este mundo de ardides, los más maquiavélicos salen ganando... así que eso es casi imposible. Hay que vivir la vida tratando de ser uno y protegerse de quienes uno SIENTA que son personas que no quieren lo mejor para mí. Desarrollar la intuición es fundamental, sintonizarse con lo sabio que uno posee adentro, cambiar la vibratoria, hacerse menos manipulable (se puede, especialmente dándose cuenta de que UNO deja que lo manipulen y preguntándote si realmente TE MERECES UN TRATO ASÍ, a lo que llegarás a responder que no, a no ser que seas demasiado odiosa contigo misma, como es mi caso... aunque estoy saliendo de eso de a poco, jajajaja), elevar tu rango de derechos y bajarle la importancia a los demás, las personas, aunque no se sienta de momento, son reemplazables, llegado un punto uno se da cuenta de que nadie te hace falta tanto como para humillarte por ella o dejar de existir, aparte que esas personas frecuentemente no te valoran (hay casos en los que sí, pero su manera de relacionarse es enfermiza), gasta fuerzas en algo que te dará frutos, el amor a ti mismo da los mejores y, si bien en principio es casi como hablar en chino, después se te hace tan fácil que te preguntarás por qué no lo hiciste antes... sólo hay que planear hacerlo y seguirlo como si fuera el proyecto más importante de tu vida, porque lo es...

4 comments:

KAI said...

Trust your inner ninja!

Sakenne said...

Yeah, I will!!! n_n

KAI said...

i'm glad! (wait, ya parece chat. XD)

Sakenne said...

Jajajajaaaa, seeee!!!