Saturday, March 26, 2005

Un Par de Reflexiones, Parte 4: Independencia, Libertad y Moral

Hola, Mundo. Yo otra vez escribiendo... no, no es que tenga demasiado tiempo libre, sino que tengo muchas ideas y poco tiempo para poder escribirlas. Quiero revisar unos conceptos que me encantan y que son caldo de discusión interna para mí. El primero, la Independencia... dice la siempre presente RAE (Real Academia Española) que la independencia es la calidad de no sufrir subordinación alguna, no estar a merced de una fuerza superior y también alude a la fuerza de carácter. Miro estos términos y la idea que se viene a mi cabeza es otra, siempre pienso diferente a los diccionarios, jajajajaja... yo creo que la Independencia es cuando tú no necesitas nada que no puedas producir tú para poder existir o, también, para poder ser feliz. La independencia vital es imposible, uno no puede estar sin depender de algo, no puedes vivir sin tomar agua o comer, así que ahí hay una relación de dependencia... pero... la dependencia afectiva es distinta, es prescindible, puedes estar sin alguien que tome el control de tu vida o te proporcione afectos, puedes darte tú mismo ese amor y esa dedicación que te da otro, aunque en principio (especialmente cuando eres una persona afectivamente centrada en afuera, en LOS DEMÁS) se te puede tornar muy difícil de hacer, pero no es imposible. Punto uno, para establecer la Independencia Afectiva se tiene que hacer un análisis de uno, de sus fortalezas y debilidades, hacer todo eso una masa compacta y decir "por el momento, así es mi carácter y LO ACEPTO TAL COMO ES". Es esencial que uno se acepte para empezar el proceso de independencia, no puedes dejar un lugar seguro para caminar por el aire, sino que edifica un sitio donde te encontrarás cómodo, sano y a gusto. Las personas dependientes de algo siempre lo son porque sienten que ellos no son suficiente, esto lo puedo decir como autorreferencia, es la sensación de insuficiencia es la que hace que tú te apoyes ya sea en algo o alguien para poder ser "feliz"... y, lamentablemente, esa felicidad es prestada y temporal, se aleja ese elemento del cual dependes y tu vida se torna un abismo... hasta que encuentras otro ítem del cual depender. Hay miles de cosas que hacen que uno sea propenso a establecer lazos de dependencia: baja autoestima, inseguridad, miedo... incapacidad de luchar y de decir que no. Yo siempre he sufrido por esto, por eso lo hablo con tantas ganas, no quiero que jamás nadie se sienta como yo, que, dentro de su mente, se edifique la idea de que no vale ni es nada, ésas son ideas... y las ideas se pueden destruir, la veliocidad depende sólo de cuán dentro tengas esas voces dentro de tu mente.

Creo que no hace nada de mal ir a un Psicólogo para que te oriente (no por nada estudio lo que estudio, jajajajajaja), leer cosas de autoayuda y tratarte con amor (recomiendo a ojos cerrados el libro "Usted Puede Curar Su Vida" de Louise L. Hay, es genial y el hacer sus ejercicios puede cambiarte la visión de todo). También hay que descansar y ver REALMENTE por qué dependes de ese algo o alguien, creo que las respuestas finales son sorprendentes y siempre tienen que ver con la actitud hacia uno mismo. De quien debes depender para ser feliz es, más que nada, de ti mismo, el resto no está contigo, a no ser que sea una relación que supere todo lo conocido y que ese ser llegue a lo más profundo de ti, cosa que casi nunca sucede. Luego de superar todas esas falsas ideas que te hacen estirar las manos para asirte de alguna cosa que está en el exterior puedes recién empezar a forjar tu independencia, tu verdadera fuerza, no es sólo cortar esos lazos enfermizos que puedes llegar a tener sino que establecer lazos contigo mismo, con quien realmente deberías tener una relación. El otro punto es la Libertad... es para la risa, sale casi lo mismo en la RAE para definir estos dos términos, sólo que la libertad es más aplicada a las decisiones y actitudes. Ufff, de nuevo estoy sin coincidir.

Hay una cosa que se contrapone ferozmente a la Libertad... y es la Moral. La Moral se encarga de ponerle reglas a todo, unas reglas inventadas por lo que el mundo considera como decencia y que probablemente refleja todo tipo de inhibiciones y restricciones mentales ya elevadas a un nivel colectivo y casi incuestionable. La Libertad es cortada de lleno por la Moral, que no te deja actuar conforme a tus necesidades, sino que ve las de los otros (especialmente, la necesidad de no traumarlos al mostrarles una postura diferente a la suya). Al preguntarme qué se puede hacer con la Moral, yo digo... "métetela en el bolsillo", no vives para la gente ni menos por la gente, sino que para cumplir tus necesidades y sueños, importa un rábano que eso vaya contra la Moral... no quiero decir que uno se mande increíbles injusticias por hacer uso de la Libertad, sino que digo que hay que ser libre respetando a otros, pero sin dejar que las leyes de esos otros vulneren las tuyas propias, como SIEMPRE SUCEDE!!! Como puntos a revisar propongo los siguientes: uno, ver si realmente tienes leyes internas impuestas o propias; dos, en caso de ser impuestas, borrarlas y en caso de ser propias, dejarlas ser; tres, actuar de acuerdo a tu CONCIENCIA, o sea, hacerle caso a esa vocecita que siempre te dice que hagas las cosas con respeto, amor y bondad (no esa voz que dice que no vales nada y cosas por el estilo, ésa es la voz de una conciencia falsa, adquirida de afuera y no de adentro, la cual también, llegado un punto, HAY QUE BORRAR!), no hacerle caso a las voces de los otros, casi siempre teñidas con el tinte de limitaciones personales varias y cuatro, mantener en secreto todos estos cambios, no te vayan a decir que va contra la Moral todo esto, jajajajajajaaaaa!!! Llegado el punto de traspasar la Moral y esas reglas hechas para que todo el mundo sea como un manso corderito alcanzas la Libertad, la capacidad de decir... "esto lo hago de acuerdo a mis reglas y no de acuerdo a las de alguien más". Primero te vas a encontrar con que tú mismo te echas el avión abajo haciendo alusión directa a tu propia voz moralista interna, pero con insistencia y firmeza se puede llegar a cualquier lado, así que vencerás y serás, al menos, más libre día con día. La Libertad es un derecho... sólo que te han hecho creer que es una utopía, es hora de que dejes de creer en lo que te dicen y creer en lo que realmente es... la verdad es que has sido, eres y siempre serás libre, sólo falta convencerte y llevarlo a cabo, lo cual es harina de otro costal y a la que, por supuesto, meteremos mano llegado el momento...

2 comments:

Andrakius said...

jajajajaj te fuiste en la bolá sis!!!!!!!!! Te mandaste el discurso del siglo... Tu sabes que no soy muy bueno para leer, sobretodo si es taaaaaaaaaaaaaaaaaan largo como lo que escribiste... pero di mi mayor esfuerzo ;)

Sakenne said...

Lo siento, lo siento, suelo irme a menudo en la volá y creo que es mi característica más recalcable n_n, me alegra ser así, porque no tengo problemas cuando hay que escribir más que un telegrama, que es la manera de comunicarse de estos días. Gracias por tu post y te advierto que puede que, en vez de achicar mis mensajes, los agrande!!! JAJAJAJAAAA (qué mala soy)...