Wednesday, March 30, 2005

Un Par de Reflexiones, Parte 5: Veredictos, Juicios y Calificaciones

Tengo dolor de cabeza... por muchas cosas. Una, porque estoy resfriada y dos, por cosas que el día de hoy me pasaron. No es mi humilde intención contar todo lo que desencadenó esta jaqueca, sólo puedo decir que fui una víctima de unas circunstancias injustas, pero, lamentablemente (y al menos de momento) imposibles de cambiar. Eso que me sucedió tiene que ver con mi encabezado (ya parezco una Filósofa más...), mi encuentro con los veredictos, juicios y CALIFICACIONES (literalmente). Yo no sé si el mundo cree que exista la objetividad... yo, al menos, jamás lo he creído. Todo tiene al menos dos interpretaciones y ambas pueden ser consideradas como verdades para quienes las sostienen, lo cual provoca que ambas se puedan catalogar de válidas. El asunto acá es cuando una postura trata de anular a otra mediante uso de poder de cualquier esfera, o sea, el profesor que pide un trabajo de investigación y proyecta sus exigencias y mañas en el pobre alumno que lo hace creyendo que es lo mejor. A mí me pasó eso... si bien el trabajo de mi grupo obtuvo la mejor nota, por meros detalles estúpidos me bajaron la nota. Hay miles de cosas que ver antes de tirar un veredicto: si quieres algo específico, nombra TODO LO QUE DESEAS QUE SE HAGA, no digas "bien hecho", porque así se da para cualquier cosa. Lamentablemente, la gente es inespecífica para pedir y luego se lavan las manos diciendo "pero es que deberías de haberlo sabido tú"... perdón, pero... saber qué? No hay una regla absoluta que pueda ser seguida por todos sin que caiga en las interpretaciones personales... no existe nada TEXTUAL, ni siquiera lo escrito, hasta nuestro lenguaje es inexacto, así que no se puede pedir objetividad ni nada si uno mismo cae en el error que trata de erradicar con tantas ganas... lo sé, puede sonar terriblemente fuerte, pero creo que es una parte importante de ver... si no hay nada EXACTO E IRREFUTABLE, entonces, no te pueden pedir textualidad, no puedes robarle la manera de escribir a nadie, es ir contra la naturaleza interpretativade cada uno!!!

Hasta la misma Historia es una masa de interpretaciones completamente humanas y polarizadas, jamás dirás que quien está contra ti es bueno, sino que es malo o que no te interesa, lo mismo con esa otra persona... tú sientes que tienes razón y esa otra persona también siente lo mismo, así que no se puede hacer mucho respectando a sacar a alguna de las partes de su convencimiento, salvo que haya disposición y casi nunca la hay. Cuando quien está contra ti ostenta un mayor poder social que tú y están ambos interactuando en un asunto más "oficial" puede que te afecten sus veredictos, sus juicios y sus calificaciones... lo cual provoca frustración y una sensación horrible de impotencia. Los Juicios son iguales, hasta los que hay en Tribunales son subjetivos y nadie dice que sean infalibles, sólo es una ligera inclinación hacia un polo dado por las evidencias y las circunstancias, la misma Justicia es un acuerdo circunstancial o, más que nada, una generalización de las reglas. Los Prejuicios... son otra cosa y bastante desagradable, pero eso es tema para otro capítulo. Las calificaciones, si te las da un profesor, constatan dos cosas diferentes: una, tu capacidad de memorizar y tu capacidad de comprender la materia... aunque también tiene que ver con que el calificador te entienda lo que tú quieres explicar, lo que es un asunto altamente complejo y depende mucho de la labia de las personas en sí y de miles de factores más.

Poniéndome muy, pero MUY FRÍA puedo decir lo siguiente: ante un veredicto se puede sacar la lección valiosa de saber cómo tienes que jugar el juego de esa otra persona, al menos, hasta que todo se termine (no hay sometimiento eterno); los Juicios son humanos y no tienen NADA QUE VER con la naturaleza Divina, sino que es más que nada un pequeño mal humano de tomar control sobre todo lo que lo rodea y concierne... y las calificaciones pueden ser modificadas con algo de estudio y cultura, a no ser que sea una calificación de tipo más personal, ahí es un asunto de percepción y ése es un asunto extremadamente largo, tanto, que merece su capítulo entero... y yo me acabo de cansar de escribir, jajajajajaja!!!

No comments: