Sunday, March 16, 2008

Eureka!

Vaya, vaya, vaya... extrañaba mucho escribir, aunque ni cuenta me diera. Es como cuando uno sabe que le falta algo, pero no tiene idea qué es hasta que - por azares del susodicho destino o un malabar de Mr. Comegalletas, alias Dios (o Mr. Comemerenguitos, Weide's POV) - parece caérsele una teja en la cabeza y sale un 'eureka!!!' desde el fondo de las entrañas. He vivido una etapa que no tiene mucho de importante en cuanto a logros, pero sí posee una preponderancia groseramente enorme para el desarrollo interno, cosa que - para variar - mi empírico entorno no entiende ni con manzanitas... je, con lo que me interesa explicar todo esto a quien no desea saber nada de nada. Aprendí a andar por la vida con los ojos hacia dentro, mirar mi interior con sinceridad y apertura y no bajo el prejuicio de ojeadas ajenas, ya manchadas por muchas cosas que no son necesarias para nada salvo para cagarse la vida medio a medio. También me di cuenta de que la paciencia tiene frutos enormes y que, por mucho que uno intente apurar las cosas no se van a dar perfectamente hasta que sea el tiempo (me imagino de haber visitado a mi amiga Weide antes de que empezara a nivelarme un poco con mi mundo interno... el desastre social autoprovocado me tendría, en estos momentos, con nulas ganas siquiera de ir a comprar huevos a la esquina) y también he comprobado con hechos que sólo es necesario el tiempo para aclarar las cosas y hacer que muchas injusticias sean niveladas como corresponde. Es loco, pero he obtenido mucho sólo con esperar tranquilamente y - para alguien tan alocada y acelerada como yo lo soy en algunos aspectos de la vida - no deja de ser sorprendente... y hasta paradójico...


Me da risa ver que sólo una salida a otro lado y trasnochar viendo cómo otros toman y fuman (entablando una conversación amena y entretenida mientras tanto, claro) puede reactivar tanto una mente de por sí hiperactiva y desbocada a ratos (largos). Me resulta, en estos momentos, como una especie de jarabe para la tos con sabor dulce y que me sirve bastante para quitarme la bronquitis inspiracional que venía sintiendo desde hace un tiempo a medio camino entre breve y extenso... como una solución a la sequía de pensamientos que puedo llegar a tener incluso yo, una parloteadora tipo interna que no se compara con nadie (esquizofrénico, yegua verborreica o 'sano'), porque todos nos caemos en el manantial del silencio absoluto de repente y nunca me he considerado la excepción en este tipo de casos (aunque sí en varias otras).


Me siento revitalizada por una experiencia que ha trascendido lo netamente social y se ha convertido una especie de turning point entre lo que podía hacer y lo que realmente soy capaz de hacer en el mundo... me siento muy bien, muy cómoda... es como una especie de antesala a lo que podría volverse una nueva arista de mi ya polimexperiencial existencia, una evolución a nuevos niveles de alcance, a nuevos logros... a nuevos recuerdos.


Eurekaaaa!!!!


Sakenne.

No comments: