Wednesday, March 19, 2008

I Would Do Anything For Love...

Encabezado maldito pero mil veces bienvenido de una canción que me remueve hasta la última neurona y célula de mi ser, quizás por la pasión que veo reflejada en estos dérmicos límites que me componen y me conforman.

Son pocas las personas con los cojones suficientes como para poder cantar algo así desde adentro, desde el mismísimo fondo, desde donde todo nace... sea limpio o ensombrecido por las torcidas pasiones de la vida. Son pocos los que pueden decir que harían cualquier cosa por amor, ya que en realidad rara vez se ama, sino que se ama temiendo... y eso no es amor. El amor es otra cosa, es un sentimiento que te trae de cabeza y te hace ser diferente, otro que no es nadie excepto uno mismo, porque el amar es ser... y en este mundo los que son se cuentan con una mano... y sobran varios dedos.

Sí, soy pasional por dentro aunque por fuera me vea como recién sacada de un refrigerador. No puedo escribir si es que no tengo un alma atormentada por sentimientos voraces... es por eso que ese tema me refleja tan a cabalidad y lo siento tan mío, por mucho que no lo haya grabado yo en un estudio... es como si me hubieran leído la mente y transcrito todo mi levitante mundo interior, puesto música, voces y una intensidad de 12 minutos digna de dejarte pegado a una silla con lágrimas en los ojos. No puedo escribir si es que yo no soy un sentimiento ambulante, una pasión que avanza por la vida intentando no desencadenarse en cualquier momento. No puedo crear si es que no me veo presa de la pasión y soy médium de lo que ésta me diga y me dicte... la razón al lado del arte no es nada, simplemente sería un cover de un éxito multiplatino... la copia barata que jamás tocará siquiera la gloria de aquello creado bajo una posesión del instinto creativo, del verdadero ser más allá de todo tipo de agarres, lazos moralistas y reglas obsoletas que cercenan el nacimiento de verdaderos himnos a la liberación, al amor...

... a la locura...

Sakenne.

4 comments:

Carmen said...

Me encanta esto que has escrito hace mucho tiempo ya. Te leo hace mucho sin comentar. Me agrada ver como has crecido como persona, como lograste emerger de la oscuridad y dar la batalla de ser tu misma. No sabes como me identifico con tu manera de ser y de ver la vida y también te admiro porque me pareces una persona fuerte y valiente.

Esa canción también me impacto con su fuerza cuando tenia unos ocho años por mucho tiempo. El vídeo clip apareció repentinamente una noche fría mientras veía la t.v., me pareció en aquel momento rara, misteriosa, de una belleza oscura, pasional, hizo reaccionar en mi un instinto desconocido hasta entonces. Es mi primer comentario en tu blog y parece que me ando desahogando por los años de silencio, jajaja.
Saludos!

Karina Muñoz said...

OMG, no sabía que había gente que leía mis post antiguos! Bienvenida seas a mi antro :) (le entrega un milkshake)!!! Me gusta ver que emi blog ha cumplido una de sus misiones, que es la de retratar mis cambios a través de los años, pero no creas que me he olvidado por completo de esos lados más oscuros y, quizás, más pasionales de mí. Siempre he sido intensa, pero he debido aminorar la marcha porque acá terminaría encerrada en el Psiquiátrico, jajajaja!!!

Yo no vi el video de la canción hasta muuucho después de haberlo escuchado (versión completa, 12 minutos) en la radio. Quedé pasmada, me fijé en la letra y la música y me dije "ésa soy yo". Tal cual. Soy como la canción, incluso con las variaciones de ritmo y las tiradas de mechas, jajajaja!

Leyéndote y viendo que te identificas con mi manera de ser, probablemente has experimentado cosas parecidas a mí o, al menos, las has presenciado y espero que - en caso de ser así - eso no haga que te sientas menos que los demás. Diferente puede ser, pero nunca menos :)

Nuevamente, bienvenida! Espero que el milkshake haya estado bueno, jajaja!!!

Saludos!

Carmen said...

Buscaba en un principio solo re-leer la historia de como conociste a Mattias y su viaje a Chile(acepta milkshake), es una bonita historia. En medio de eso, me dio con leer desde mucho mas temprano y justo llegue a esa época en que lo estabas pasando muy mal y estabas vulnerable como gatito recién nacido y ahí pude ver lo que menciono en mi comentario anterior.

Es dificil no sentirse menos siendo una persona muy sensible en una familia de gente no muy sensible que nunca han hecho el esfuerzo de conocerte realmente y saber por qué eres como eres y simplemente se te considere rara y quizás un poco loca. Esto sumado a dificultades para socializar, pero descubrí que tiendo a llevarme bien con cierto tipo de personas en especifico y cuando les encuentro es magia pura(jaja!) y por eso tengo pocos pero buenos amigos. Pero voy creciendo, un poco mas lento que tu, aunque creo que somos contemporáneas, jeje, pero seguro.

Toda persona debería ser capas de seguir creciendo a lo largo de la vida, pienso yo, no necesariamente cambiar, si no que convertirse mas en uno mismo y esa es mi meta principal en la vida.

Karina Muñoz said...

Ya veo :) Mi período de inestabilidad fue causado por mi quiebre con mi primer novio, me dejó descolocada de tal manera que nunca volví a ser la misma. Ese rechazo causó que me sintiera menos (menos que antes, que ya era menos, jajajaja!) y, si bien mi mamá siempre me ha apoyado, el resto de mi familia piensan cosas muy diversas de mí que no necesariamente son positivas.

El proceso de crecimientol, tal como dices, no tiene por qué necesariamente incluir un cambio... o, de incluirlo, debe ser un cambio que te satisfaga y te haga feliz. Yo soy contraria a perder parte de la esencia sólo para satisfacer a la sociedad, porque los que somos más sensibles o "diferentes" tenemos nuestra función, utilidad y derechos, cosa que los más "adaptados" suelen olvidar bastante a menudo.

Te felicito por tomar las riendas y defender tu identidad! He visto tanta gente caer en el camino que llega a dolerte como persona. Muchas personas de buen corazón teniendo que dejarlo de lado para seguir el juego o, como yo casi lo hago, vendiéndose en cierta manera para ganar un poco de aceptación. Al final lo único que sacas es dolor al cuadrado: dolor porque nadie te quiere por lo que eres, sino por lo que haces, y dolor porque te dejaste pisotear.

Me alegro que te hayas dado cuenta que cambiar lo que eres no es la respuesta, te vas a ahorrar un montón de malos ratos, jajajaja!!!

Muchos saludos!!!