Sunday, April 27, 2008

Ayúdame, Freud

Cierro los ojos y me cabeceo, pensando miles y miles de cosas diversas, insertas en universos que distan millones de años luz de pertenecer siquiera a los límites del mío propio. Se me escaparon algunas inquietas lágrimas cuando comprendí - pesarosamente - que Ricardo Arjona tiene razón cuando le da por quejarse de patologías relacionales y mete a Freud en el baile, moviéndolo en 4/4 y rezando una verdad con tintes de broma de mal gusto.

Ayúdame, Freud... qué frase más cierta que ésa... qué frase más errónea que ésa...
No es posible la perfección a los ojos propios, sino instarla a ojos ajenos... no me sirve alguien perfecto ante mí que se halle imperfecto a sí mismo... Igualmente, no puedo ser perfecta para otros y dejar de serlo para mí... es tan idiota como existir sólo para robarle el aire y los sueños al resto...
Cierro los ojos a ratos y siento que puedo, pero que no puedo... Suspendo la respiración mientras miro a la nada y siento que, mientras más abro los ojos, abundan dentro de mí con abrumadoras ganas aquellas intenciones de quedarme ciega de una luz que sólo la absoluta verdad puede entregarme...

Ayúdame Freud, pero no a ser más cuerda... me quiero volver más loca, más aún de lo que ya estoy... No quiero que se destrocen mis sueños en un solo momento, mientras todo a mi alrededor da vueltas y se vuelve una inmensa pista de baile donde el misterio juega a las escondidas con la perdición y, de paso, hace un trío con aquello que llaman 'corazón', al cual le adjudican tanta maravilla creativa y, de noche, desechan al más completo e injustificado olvido.
No quiero pertenecer a ese lugar donde muchas veces intenté entrar casi vendiendo mi alma...
Ayúdame, Freud... dame una buena entrada al Psiquiátrico, que no quiero ser de los cuerdos...
Sakenne

No comments: