Wednesday, May 07, 2008

Adiós...


Hay cosas que aún no me caben en la cabeza, debe ser porque la tengo tan llena de vivencias, pareceres y recuerdos que no hay espacio para nada más... Quizás tengo tanto para dar que el recibir se ha vuelto un optativo de 'por favor, quiero sacar un poco de todo esto que llevo conmigo, junto a mí y a mis espaldas', pero ese optativo me está dejando un rastro de dolor que no sólo me roba el aire, sino que me hace respirar sangre... Ha pasado tanto por estos ojos que no me quedan lágrimas para llorar ni destinatario de ellas, ya me bauticé en esto de los grandes momentos depresivos y también de los grandes momentos suicidas, quedándome la huella de decisiones a medio tomar y pocos momentos para definirlas como corresponde... y una de esas decisiones es decir un muy merecido adiós a una etapa de mi vida, oscura y siniestra, donde se coronó todo bajo la estela y la forma de una persona que destrozó gran parte de mis sueños y los hizo parecer verdaderas ofensas a la vida.

No creo que este ser lea lo que he puesto, porque no le importo demasiado, pero siento la enorme necesidad de ser consecuente conmigo misma y las ganas que tengo de resolver de una vez por todas estas intenciones de despedazar la idealización en la que me vi inmersa todos estos años, donde pensaba que no había defectos ni en su persona ni en nada que de ella proviniera, siendo que se deshizo de sus culpas canalizándolas a través de mí y dejándolas reposar en mi cabeza como pluma en una buena tinta. No corresponde aquello, uno no puede andar culpando a todos por las inconsecuencias y posibles fallas propias, eso es ser deshonesto y quien es así no puede esperar mayor recompensa de la vida... No corresponde lastimar por un lado y acariciar por el otro, sólo es producto de quien- en su penumbra interna - no puede discernir entre el blanco el negro, el bien y el no tan bien, el daño y la compensación, no corresponde desaparecer escudándose en malditas y viejas excusas fácilmente rebatibles y dejar a un ser destruirse a la vuelta de la esquina, consumiéndose por el poco de amargura que dejaste prendido en el aire...

No corresponde que existas para mí, no te acepto, no te siento, necesito mi aire y tú me lo robas, deja de quitarme la vida para - con sus retazos - intentar construir la tuya... lo tienes todo para ser feliz, salvo por el hecho de que esa cobardía de la que haces gala te ha desprendido de las esperanzas y los sueños... y me vale madre tu ejemplo, porque me importa un carajo el poder vacío y la billetera llena si es que no tengo un regalo que ofrecer, un abrazo fraterno y un destinatario de mis poemas y escritos. Me vale madre tu manera de ser, no sé cuándo te darás cuenta y, sinceramente, tampoco me interesa...

Cierro el círculo... si abres otro, es cosa tuya... yo ya di mi parecer.

Sakenne

3 comments:

Equipo Editor Blogger said...

Así se hace.

Marco Antonio said...

A veces vivimos más rápido de lo que creemos, a veces nos cerramos tanto que todo el aire se vicia y se nubla nuestra visión de lo que debíamos hacer, a veces uno es muy estúpido como para hacer bien las cosas, apenas es hasta que todo es irremediable que nos damos cuenta de lo que hemos hecho, no es algo de que exista una víctima y un victimario, pues el victimario también es víctima de sus abusos y sus cobardías... Hay actos que son imperdonables, de cobardes y que no tienen perdón, eso lo entendí hace poco, me dijeron que todo tenía solución, que siempre hay como arreglar las cosas, esto nada más sirve si las 2 personas lo quieren, si están en el mismo plano y dispuestos a hablar y corregirlo, apenas es hacer las cosas bien y a tiempo, la palabra de hombre debería ser lo más importante, yo falté a ella y núnca podré reparar eso, haz decidido cerrar el círculo, dije que no volvería a molestarte, pero sigo acá "comentando", no abriré nada más... apenas sé que seguiré esperando a algún día me perdones, pues yo no iré a ningún lado... Anoche me dijeron que no es agradable hablar con alguien que se queja de todo... Quiero cambiar desde hace tanto y no lo consigo, ahora mejor dejo aquí esto, todas las palabras a decirse se han dicho, el resto son necedades mías... Cuídate y suerte en todo...

Sakenne said...

Y dale con la tonterita... ni siquiera era para ti ¬¬ (¿cuándo te vas a dar cuenta de que no eres el centro del universo?)