Saturday, May 03, 2008

Suerte Para Mí...

Recuerdo que alguna vez, hace años de años, empecé a ser el receptáculo de muchas etiquetaciones... diría que demasiadas. Al principio me chocaron, luego me desesperaron y al final terminé por aceptarlas e incorporarlas a mí, como instrucciones de cómo comportarme y qué características mostrar de mi personalidad. Pasó mucho tiempo antes de que me diera cuenta de que la única persona que tiene el poder suficiente como para limitarse y darse alas soy yo misma y que bien me puede valer un carajo lo que los demás piensen, opinen y decidan de mí. Pasó mucho tiempo, pero me di cuenta... y me estoy salvando de ser una más para ser yo misma. Creo que era necesario vivir muchas de las cosas que yo presencié en carne viva para darme cuenta de que hay algo más a lo que siempre ha asomado a la nariz de las masas y no tiene nada que ver con la espiritualidad totemista que se lleva como estandarte en estos días ni la onda New Age medio misticista que me hincha las que no tengo. No tiene que ver siquiera con espiritualidad, sino con una cosa más holística y que involucra todo lo que tiene que ver conmigo... por eso mismo empecé a darme cuenta de que no era necesario dejar de ser yo misma para poder vivir conforme a lo que espero, porque - de hecho - ser yo misma es lo que yo espero.
¿Cuántas veces me sentí herida por no cumplir expectativas? Muchas.
¿Cuántas veces me eché la culpa por la incompetencia/maldad/insensibilidad/y demases ajena? Muchas.
¿Cuántas veces me puse la pista pesada para que otro se alivianara a costa mía? Muchas.
"Ya es hora de que me aburra...", me dije, cuando no quedaba demasiado de mí que pudiera ver sin que hubiesen manos metiches intentando modificarlo todo.
Y así lo hice...
No me siento más dependiente de nadie, salvo de mí misma. El apoyo emocional que requiero lo tengo de aquellas personas que sí me han aceptado como realmente soy, que me han visto y me han ayudado, aparte de mi propio apoyo. No es necesario ni para mí ni para nadie el andar pendiendo de gente que no sabe nada de su camino y desfachatadamente indica con tiranía el error en el ajeno... ya no necesito nada de eso, no necesito críticas, no necesito órdenes indebidas, no necesito consejos con resortera, no necesito proyecciones sobre mi cabeza ni mi ser, no necesito nada que me impida seguir adelante, no necesito sufrir... simplemente necesito el espacio para plantar lo que hay en mi interior...


... y ese espacio ya lo tengo...

... suerte para mí que ya me he dado cuenta de algo que otros nunca entenderán siquiera...
Sakenne.

No comments: