Friday, June 05, 2009

¿Aerofóbica?

Viajo el próximo mes - desde Santiago de Chile, hasta København (Copenhague, Dinamarca) - rumbo a ver a mi novio (que vive en Kalmar, Suecia). Hasta acá, todo se ve re bien... salvo por el pequeño detalle de que soy un cóctel de trastornos mentales (depresión endógena, principalmente) y que éstos se hallan directamente relacionados a aquellos armatostes armados de turbinas marca Rolls Royce (algunos modelos en particular) que el mundo llama "aviones", o sea, ¡SOY AEROFÓBICA! (mier...). Me preguntarán si es que he viajado en avión y algo me ha pasado que contraje este tipo de fobia y la respuesta es NO, o sea, nunca he viajado en un avión comercial... sólo he estado en el aire en la cabina de mando de un avión de guerra de la F.F.A.A. de Chile y no tengo nada de lo que quejarme, si la vista era hermosa! (además, iba yo al mando e hice el viraje de vuelta a Quintero desde Santiago XD) El asunto, para mi hiperactiva mente, es que ahora iría en un avión comercial y, ante mis ojos, no resultan tan seguros (no veo a los pilotos y voy como con 200 individuos más, con sus respectivas masas corporales)... menos con la idea en mente de que tengo que cruzar "el charco" (como dicen los españoles) y, más encima, de noche (y más encima, primero aterrizo en Londres para tomar otro avión más).
Ya venía con cierta psicosis desde hace rato y ni se imaginan cómo va luego del tristísimo accidente del vuelo AF447. Ya sé que estoy con TAG (trastorno de ansiedad generalizada), teniendo pesadillas con los susodichos aviones y viéndome en situaciones donde ando entre escombros y tomando agua salada del Atlántico, cuando el porcentaje de accidentes en avión es infinitamente menor al que hay en tortazos, atropellos, asaltos (y ya he sido asaltada), volcamientos, enfermedades mutantes y patologías nuevecitas, fenómenos climáticos/geológicos/volcánicos, etc. Debe ser, según el nivel de introspección que alcanzo, porque me la he llevado gran parte del tiempo que he tenido televisión por cable mirando canales extremadamente (¿o será "endemoniadamente"?) informativos, como Nat Geo y pillé su programín "Mayday: Catástrofes Aéreas", un compilado especial de los peores accidentes en avión del mundo, sus causales y mil detalles en los cuales no deseo ahondar para no terminar llorando debajo de la mesa. He tenido televisión por cable desde hace varios años y llevo casi 3 con National Geographic Channel en la parrilla. No lo niego, es un canal interesante, aunque cae muchas veces en el morbo de los destrozos varios y con los aviones no ha sido para nada la excepción (en un año más, apuesto que tienen el programa del AF447). Vi el primer capítulo de la serie y hasta ahí no más me llegó la seguridad con respecto a los aviones (condicionamiento básico de Pavlov aplicado en Sakenne: "los aviones se caen, si no es siempre, el 99,99% de las veces... el otro 0,01% corresponde a los aviones que no despegan"), además que en el canal aman hacer las series con exceso de efectos especiales y hasta los audios originales... gritos incluidos.
Usted es el culpable de toda mi aerofobia
y de mis pesadillas...
La primera noche que vi el show me dije "vaya aviones endebles" (condimentado con mi paupérrima visión anterior al programa extraída del 11/9), pero ya al segundo, al tercero, al cuarto y así, fui cimentando una especie de pánico implícito a volar, el cual no me di cuenta que existía en tal envergadura hasta que empecé a acercarme a posibilidades de abandonar territorio nacional (Shile). Primero era México (2005 - 2006) y ya desde ese minuto empezó la ansiedad, menor a la actual (no tenía que cruzar charco alguno), pero ya estaba corriendo en mi sistema; luego, la posibilidad de partir a Australia el año 2010... "¡Australia!", me dije, "queda a la mier..." y pum!, ansiedad al techo... y ahora la certeza de ir a Europa en un mes... no niego que estoy muy feliz por volver a ver a mi novio (a la vez algo triste por alejarme de mi familia, pero es lo que hay) y conocer su país y su cultura, pero andar en avión no es la mejor parte de la historia para mí, sino que me suena a ir al dentista (y DETESTO a los dentistas) y tenerlo con un taladro en mis molares, sin anestesia, como por 26 horas (si me desmayé cuando me sacaron las muelas, creo que voy a hacer la papal - besar el suelo - cuando me vea en Kastrup). Por ahí por el martes llegué al punto máximo de ansiedad, despertando casi al borde de un paro cardiorrespiratorio y con la presión en la Exósfera. Tomé mis medicamentos para la rayadura de papa y empecé a pensar en alternativas posibles para derrotar mi pánico a los aviones, encontrando en la internet unas cuantas pistas que podré poner en práctica en el mes que me queda antes de viajar: me bajé el Método Linden (que es para casos de personas miedosas, como yo), cintas con ondas subliminales bastante potentes (para producir serotonina, dopamina y noradrenalina, miren que mi SNC - Sistema Nervioso Central - trabaja más que saxofonista de película porno XD), sesiones de hipnosis, libros para reformar mis sesos y provocar que sean menos "imaginativos" (o no tan trágicamente imaginativos), consultar amigos que tengan que viajar mucho (tengo un par por ahí), hacer harto ejercicio y, por sobre todas las cosas, procuraré no ver nada que tenga relación alguna con los aviones (a lo más el sitio del tiempo en los aeropuertos) hasta encontrarme de cara con ellos el día en que me vaya y en el Aeropuerto Comodoro Arturo Merino Benítez de Santiago, no antes!!! (miren que si no...) Ya, mucha aerofobia, mejor me voy a hacer ejercicios XD Saludines :) Yo :)

No comments: