Tuesday, June 09, 2009

¿Frío? ¡Acéitese!

Luego de hacer mis descargos contra algunos XY que - realmente - dejan mi colon en la más cruel de las agonías, empezó a hacer un frío de ésos que pareciera sacado del mismísimo Polo Sur. Me dio bastante pena tener que dejar a mi coneja Gamberra en su departamento de la terraza (aunque le pongo siempre una frazada de polar encima de la jaula y le dejo algo de espacio abierto para que respire), pero ayer traté de que se quedara conmigo en mi pieza y no me dejaba dormir de tanto que jodía, me "acicalaba" (tiran el pelo de cariño) y me trataba de morder los párpados, así que tuve que sacarla a su condominio tipo 4:30 am. (cuando se me agotó mi casi eterna tolerancia) y decidí tampoco dejarla adentro hoy. Como iba diciendo, el frío que hace en estos momentos es impresionante, si adentro de mi pieza respiro y sale ese vapor que simboliza que tu respiración es más alta de temperatura que el ambiente, así que me empecé a congelar de la nada... y decidí echarme algo en el cuerpo para calentarlo: aceite. Suena loco, pero - en mis momentos de ocio químico - empecé a experimentar con aceites cosméticos de diferentes tipos y probé uno y otro hasta llegar a combinar algo bastante bueno y útil no sólo para el calor. Acá les va el asuntillo: - Aceite de Almendras Amargas (hidratación, antiestrías, humectación): 100 ml. - Aceite de Almendras Dulces (antiestrías y vitaminas a destajo): 50 ml. - Aceite de Palta/Aguacate (anticelulitis y también hidratante): 25 ml. - Aceite de Jojoba (antioxidante, antiarrugas muy bueno): 30 ml. - Aceite de Coco (relajante, humectante): 15 ml. - Aceite de Naranja (anticelulitis, relajante, calmante, aromatizante): 2 ml. Preparación: Mezcle todo en una botella de vidrio transparente o de vidrio ahumado en caso de no tener lugares a la sombra donde guardar el aceite (chan!).
El famoso aceite :)
Aplicación: Usar en cantidad moderada, ya que en mucha cantidad se siente espeso, pesado en textura y se demora en absorber (de hecho, yo me aplico bastante y lo dejo para hidratarme mientras duermo). El hecho de ser aceite provoca una reacción térmica cálida y ni decir que el hecho que posea mucha almendra (ultra calórica) también causa que, al usarlo, la piel se entibie bastante. En el verano no lo recomiendo mucho, a veces se siente como si la piel se me afiebrase o friera tal como si estuviera colocándome aceite bronceante, así que destino mi aceitito para otoño - invierno y principios de la primavera... y cuando hace frío, como ahora. Si tienen la oportunidad, los materiales (son algo caros) y las ganas de dejar el piso de madera como las tristes (jujuju), prueben mi fórmula... a mí, al menos, me gustó harto. Saludos aceitosos :) Sakenne :)

2 comments:

eMe.Hå. said...

no le echaste aceite a la coneja?

Sakenne said...

Traté, pero no se dejó XD