Tuesday, June 09, 2009

La patita de la X...

El peor problema para una mujer es, si no siempre, gran parte del tiempo, el hombre. Podemos estar enemistadas con otra tipa y no nos resulta tan incómodo como ver indiferencia en quien amamos o exigencias brutas en los supuestos "machos" que nos rodean, como modo de hacernos "a su altura". Realmente, considero que les falta años luz de psicología y cabezazos para poder demostrar algo de miramientos a una fémina y no agarrarla como si fuera la millonésima versión de su madre e instalarla al lado del mueble con los productos de limpieza, para que comience a realizar "su labor". Es re fácil ser el proveedor y, de ahí, no preocuparse por nada más. El trabajo se hace hasta monótono y casi reflejo, mientras que una mujer debe trabajar también en la casa (y fuera de ella), administrarla, limpiarla, cuidarla, cuidar niños, educarlos, cuidar al lindo cuando se enferma (y se queja como si le estuvieran haciendo una lobotomía sin anestesia con clavos de 4 pulgadas), cuidarse a sí misma mientras se enferma por culpa de él, hacer las compras, pagar las cuentas y verse lo mejor posible, amén de otras operaciones activas que sería demasiado mencionar. Y él sólo tiene que trabajar... Es la mujer quien corre siempre con el mayor peso de las relaciones afectivas y los lazos materiales. Es la mujer quien tiene que escuchar al hombre cuando se queja por algo y comprenderlo si, de la nada, te deja botada por irse a ver el football y llega casi rozando el coma etílico. Es la mujer quien se preocupa más cuando la cosa no va bien, mientras que el hombre prefiere hacer vista gorda hasta que todo se resuelva mediante intervención divina, de la pulsera de 11 poderes de Omarcito Gárate o algo que se le parezca en efectividad. Es una la que se resiente, la que llora, la que no entiende nada, la que cree que ya no es amada y no dice ni pío porque al lindo le puede ofender... un hombre que sufre por amor, casi siempre, es porque la ha cagado primero o porque la chica - de entrada - nunca le dio bola, muy pocas veces porque eligió a una arpía que lo haga sentir como un estropajo, mujeres así no hay tantas como querrían hacernos ver. Casi siempre nos achacan errores que hicieron sus mamás, como si fuéramos la versión rejuvenecida de quien los parió. Si una tiene un comportamiento como susodicha te dicen (con expresión mortuoria) "eres tal y como es mi mamá" y la autoestima te queda por la fosa de las Islas Marianas. ¿Acaso una les anda diciendo "eructas tal como mi papá" o "roncas como mi viejo"?, ¿no se darán cuenta que eso de andarte comparando a una señora que - mala o no - le dio la mitad de material genético que tienen es de pésimo gusto?... parece que no. Es cierto que hay hombres buenos (que se pegan porrazos), pero la gran mayoría representa la edad mental de un protozoo, carentes de autocrítica, carentes de reflexión, carentes de toda capacidad de pedir disculpas, de decir "te amo", "perdóname" o "eres una mujer hermosa"... simplemente, se quedan con el poco de parlamento que tienen y esperan ser amados y adorados con ese poco... Como dice mi amiga Weide, "les falta la patita de la X". Saludos :) Yo :) P.D.: Dejo un video legendario, quizás la caída más famosa de Chile, jujuju.

No comments: