Wednesday, July 15, 2009

¿Y Qué?

Y aún no termino con el curso de Tarot... me queda muy poco, pero me da la crisis del perfeccionismo paranoide, reviso y corrijo, reviso y corrijo y reviso y corrijo nuevamente. Creo que terminaré hoy, de una vez por todas, porque ya acabé con mi ayuda correctivo - humanitaria, me pegué sus redactadas locas a pedido y lo de mi viaje está mejor que nunca (a pesar del avión que se descrestó hoy en Irán, mis condolencias a las 168 familias afectadas), en otras palabras, no tengo nada de qué preocuparme. A decir verdad, yo el curso lo tenía listo desde el año 2007, pero lo encontré tan endemoniadamente básico que decidí cambiarlo por completo y eso toma tiempo, dedicación y muchas horas sentada al computador sin distracciones, cosa que no pasa en mi caso gracias al factor "M" (de Mattias, si no adivinaron) y nuestras interminables horas de charla por Skype sólo interrumpidas cuando él trabaja o sale con sus amigos (aprovechando el verano), tiempo que yo también uso para trabajar y hacer lo que me corresponde, jajajaja! Seeee, me tildarán de mamona y todo, pero prefiero dedicarle el tiempo que merece a mis relaciones interpersonales antes de volverme trabajólica y quedarme más sola que un dedo... al final, si me pongo hiperproductiva, ¿mis obras/trabajos/compensaciones monetarias me van a andar consolando?, ¿ellas me traerán tecito a la cama? Si bien me tomo las cosas que hago bastante en serio - a pesar de lo que todo el mundo piense de mi casi abortada vida laboral/estudiantil - no me autochicoteo dándome plazos imposibles de cumplir, eso es ganarse estrés gratis (y yo tengo tolerancia al estrés hasta que se me da la gana), sin presión exterior alguna y cagarle la vida a quienes me rodean. No veo el apuro en terminar una cosa que no tiene que ver con la salvación inmediata de la humanidad, todo lo demás puede tener un poco más de tiempo de concretarse, lástima que por acá nadie se dé cuenta de ello y todos anden en el festival del estrés. ¿Dónde está la capacidad de hacer las cosas con afecto y con relajo, disfrutando el proceso creativo o el que sea y sintiéndose orgulloso de aquello logrado y por lograr? Yo cacho que la misma debe andar donde está la facultad que tenemos los chilenos para relajarnos cuando algo no sale como debería, por ejemplo (mi mamá casi deja un hoyo en el Rodoviario de San Juan - Argentina - porque el bus se retrasó 45 minutos, jojojo). ¿Qué problema tienen los jefes con la susodicha "productividad", si los pobres empleados quieren puro producir la mejor estrategia de matanza masiva?, ¿qué problema tiene el país con la productividad, si tenemos A(H1N1) hasta el ojo porque los chuchesumadres no quisieron perder plata en un par de días de detención de actividades? (igual se han gastado miles de millones de los verdes - dólares, malpensados - bañando a la ciudadanía de Tamiflú), ¿qué problema tiene la misma gente con la productividad, lanzándose como máquinas multifuncionales que recibirán el mismo sueldo mediocre y cuyo esfuerzo se lo llevará el apernado? Por los mismos problemas que el mundo entero termina teniendo con la dichosa "productividad", sólo efectiva a la hora de generar pacientes psiquiátricos, es que yo hago las cosas a mi pinta. Me importa un comino que me digan que casi se me va el tren (mentira, los trenes salen todos los días), que pierdo mi tiempo (¿pierdo mi tiempo sin estudiar o pierden más el tiempo ellos, sin disfrutar cosas "ínfimas" como el canto de los pájaros en la mañana?), que nadie me va a ayudar luego (¿he pedido ayuda?, no que yo sepa XD) y un etcétera como eructo de jirafa, ya escuché suficiente (y me cagué la psique lo suficiente) como para seguir parando la oreja y captando atrocidades varias de quienes no saben hacerse cargo de su vida y de sus propias ganas de mandar todo a la mierda. Yo apoyo a todos aquellos que decidieron hacer las cosas a su manera... casarse viejos, estudiar a los 45, salir a la vida y disfrutarla, viajar sin restricciones, dedicarse a una vida saludable y no caer en vicios, comportarse menos "cuadrados", etc. Los apoyo porque son ellos quienes, finalmente, pueden lograr hacer un mejor ser de sí mismos y no uno más culto, más diplomado o más experto (definamos experto: es aquella persona que sabe cada vez más sobre menos cosas hasta que sabe absolutamente todo sobre nada), porque el diploma (o la muralla de ellos) no nos hace más justos, más sabios o más compasivos, simplemente reconoce que somos buenos loros o que nuestra pseudohabilidad le gustó a un lote de expertos... y ya puse la definición, jajajajaja!!! Ya, descargas hechas, ahora al ejercicio físico y luego al mental :)!!! Saludos :) Yo :)

No comments: