Sunday, September 13, 2009

Cosillas Alimentarias.

Recuerdo, antes de venir a Suecia, que la gente me decía que estos lados no pueden ser más caros... Mattias mismo me mencionaba el hecho que Suecia es caro y lo sostuvo hasta que conoció Chile, jajajajajaja! La verdad de las cosas, para una persona que vive en Latinoamérica y no precisamente en Chile, Suecia puede resultar exageradamente caro, casi al punto de lo incomprable, mientras que para una persona que vive en Escandinavia, Suecia es el país más barato (o "pobre", aunque de pobre no veo nada). En el caso personal, como yo soy latinoamericana y poseo la (buena/mala) suerte de haber nacido de Chile, los precios no me parecen para nada descabellados ni incomprables, al contrario, uno le saca más el jugo a las cosas acá que allá.
Supermercados.
Haciendo una comparativa de supermercados entre Chile y Suecia, Coop es como el Unimarc: no tan grande y tampoco tan económico. Tienen marcas propias, como el Unimarc, pero los precios de las cosas que son de grandes marcas tienen diferencias sustanciales, aunque no podríamos decir que son groseras. Una Coca Cola Light de 1.5 litros está a 18,90 kr. (1420 pesos chilenos), por ejemplo.
El City Gross es como el Líder, sólo que en un tamaño al menos 4 veces mayor, jajajaja! Los precios son más baratos que en Coop, mientras que su ubicación se encuentra en una especie de mega - mega - mega centro comercial a la salida de Kalmar. Comparando el precio anterior, la Coca Cola Light acá está a 14,90 kr. (1117 pesos chilenos), y es más barata si la compras por pack (3 de 1.5 litros por 39 kr., 2925 pesos chilenos, 975 por unidad). En el City Gross se ve mucha variedad de cosas, al grado de que puedes llegar a perderte si es que no sabes más o menos por donde entraste, jajajaja! Tienen absolutamente de todo lo que a uno se le pase por la cabeza, hasta palta Hass (a 1275 pesos el kilo), pasando desde castañas de Cajú bañadas en chocolate blanco hasta botas para hacer equitación, fideos chinos Made in China, ramen, fideos de soya, salsa de soya en todos los tamaños posibles, kebab, curry, etc, etc, etc. También tienen ofertones que duran hasta cierto día, promociones y distintos tipos de estrategias para que uno rompa la tarjeta de crédito comprando (ahora andan con la promo de 10 bebidas de 1.5 litros por 79 kr., o sea, 5925 pesos por 10 bebidas de 1.5 litros... waaa, me la estoy perdiendo!!!!).
Ayer en la tarde, Mattias me preguntó si quería ir al Coop que está en el centro o si prefería ver otro supermercado. Yo le dije que quería mirar otro supermercado, porque el Coop que está en el centro hace que uno pague por ubicación más que por la calidad de los productos. Fuimos a un ICA que está cerca del Hospital de Kalmar, como del 15% del porte del ICA Maxi que hay a la entrada de Kalmar, pero que tiene de todo. Los precios son semejantes al City Gross, también se mandan los ofertones y los pack y es una buena alternativa para comprar si uno no quiere perderse en el Líder de los suecos, jajaja! La Coca Cola Light de 1.5 litros está a 15,90 kr (1192 pesos chilenos), aunque la bajan bastante cuando les da por colocarlas en packs.
Productos.
Acá se suele comer mucho algo llamado Köttbullar, que son unas albóndigas de carne tan populares que las puedes ver muy a menudo. Son muy buenos para comer papas y es por eso que no faltan nunca en los supermercados. Son amigos de la pasta y no se suele ver que coman arroz muy a menudo que digamos, a no ser que vayas directamente a un Thai Restaurant y tendrás toneladas de arroz para degustar. 
 
Köttbullar con todo y banderita XD
Los precios de los productos básicos (pasta, arroz) varían según supermercado y calidad de producto, así que establecer una media es complicado. Lo que sí se ve con mucha frecuencia es que ellos son muy adeptos a comprar cosas orgánicas o ecológicas (de hecho, Mattias tiene huevos ecológicos de una granja donde a las gallinas las dejan ser XD) y que los precios de estas cosas, comparados a los de las cosas más intervenidas, no son tan diferentes que digamos. En todo caso, cuando son diferentes los precios, ellos se inclinan igual hacia lo más orgánico, menos grasoso y menos agresivo con la naturaleza, así que no es anormal ver que las personas se llevan de un cuanto hay de cosillas regadas con agua de glaciar y asunteques por esos lados.
Acá se ve mucho café y mucho té. Pensaba de entrada que no iba a volver a ver mi té regalón (Lipton) y que me tendría que conformar con cualquier lesera que hubiera en el supermercado, pero más que grata fue mi sorpresa al ver que tienen pasillos llenos de cajas y cajas de distintos tipos o, si tienes tetera, puedes elegir el té que más te acomode y comprarlo por kilo (me quiero comprar una teteraaa!!!). El café en exceso acá es obvio, toman muchísimo y no se ve en envases de 100 gr., como en Chile, sino que en formato de 500 gr. para arriba. No hay casa sin cafetera ni mañana sin café para un sueco (3 tazas como mínimo, el resto no vale XD), aunque a mí no me gusta y creo que mucho menos me gustaría así tan ulposo, como se lo sirven ellos, jajajaja!
En cuanto a la carne, los precios son superiores a Chile y si quieres carne de Argentina tienes que desembolsar unas 10 lucas por kilo, aunque eso ya es estar hablando de filete o lomo liso con nada de nada de grasa. Hay carne de venado, alce, serpiente, canguro, jabalí, cerdo, pollo, pescado y vaca, así que nadie puede decir que falta, aparte que venden una especie de carne para barbacoa que incluye chancho, vaca y pollo, por si a alguien le bajan las ganas de celebrar alguna cosa, jojojo! También hay salchichas, chorizos y longanizas, de tantos tipos y estilos que es casi imposible saber qué es qué (por eso no me he atrevido a comprar nada de eso XD), así como fiambrería (otra cosa que tampoco me atrevo a comprar a no ser que Mattias me diga qué es).
Quesos hay de sobra y no son caros, a no ser que se te ocurra la idea de irte a la gourmet y pedir una cosa llena de hongos azules. También tienen queso crema en todas las modalidades posibles, hasta vi una con una especie de bayas rojas que no me tentó mucho y tampoco quise comprar del normal, total, no sé en qué echarlo, jajajaja! Para los que me han preguntado si acá hay pan, la respuesta es...
... SÍ!
Hay mucho pan por estos lados, como en Chile, aunque espera sentado si deseas una marraqueta. Son más bien bolleros, tienen baguettes y hallullas, pan frica, pan frica con semillas, pan negro, pan blanco, pan término medio, etc. El precio no lo sé, no soy buena para el pan, aunque la próxima vez que vaya haré un catastro (me tinca que está por ahí con Chile XD), en caso de que haya compatriotas míos que quieran venir a pasearse por acá :)
Creo que esto es todo por hoy. En breve se conecta mi mamá a conversar conmigo y ella es re mala para la conversa, jojojojo! 
Nos vemos quizás mañana :)
Saludines y luego haré un mejor análisis de precios :)
Yo :)

1 comment:

Angelica said...

Interesante yo tambien vivo en Suecia en Helsingborg hace tres años...soy chilena jajaja soy de viña y tengo un blog!
saludos!