Friday, October 09, 2009

Caminando a lo Vikingo.

Hoy Mattias anda en el trabajo y yo he terminado apenas de hacer su pichanga para cuando vuelva (6:30 AM), así que me doy el tiempo para escribir un poco antes de ponerme a hacer ejercicios, que tan bien me hacen y tanto me gustan. Ayer, como tenía libre mi pimpollote, decidió que fuéramos a caminar un poco y me dio a elegir entre el vecindario (que aún no conozco demasiado bien, Kalmar no es tan chico como pareciera) y un parque que hay en la ciudad, donde la gente se va a acampar y demases. Como yo no sabía qué elegir, me dijo que fuéramos al parque para estirar las patitas y partimos en el tortugamóvil hasta la entrada de susodicho parque, tipo 2:30 pm y yo pensando en que íbamos a estar en casa tipo 3:30 para hacer almuerzo y demases... nada más lejos de la verdad.

Click aquí para ver el área de desastre - digo, el parque - desde arriba :)

Cuando Mattias estacionó el tortu, me di cuenta que habíamos estado antes ahí... su amigo Tom nos paseó - típico acá - estacionamos un poco más allá para ver el mar y, como era tarde, obviamos el parque. Esta vez, como tiempo sobraba a borbotones, Mattias me tomó de la mano y nos encaminamos al bosque. Pasamos por fuera de un mini campo de golf y él, con el síndrome del profesor de sueco, decidió hablarme absolutamente todo el paseo en su idioma (ups) para 'acostumbrar mis oídos'... en pocas palabras, me indicaba todas las cosas en sueco, parloteaba como loro en sueco, le preguntaba alguna cosa en inglés y él me respondía en sueco, etc. Me puse a tomar fotos, porque en verdad es lindo el lugar y, de pronto, Mattias me hace tomar una bifurcación que nos llevó a un camino serpenteante - a veces interrumpido en su paz por gente que trotaba o andaba en bicicleta o también por comensales que andaban de picnic - y empezó a hacer algo de frío, así que caminamos ya casi a paso redoblado, jajajaja! Me llamó la atención una roca que había y Mattias me dice que subamos... en ella, había un mensaje que decía "Aquí desembarcó Gustav", "el rey del billete de 500 kronas", me aclaró de modo didáctico (jajajaja!). Luego de sacarle fotos a la roca - que vienen más abajo y algo desordenadas gracias al super editor de este blog, grrr - bajamos y seguimos andando para llegar a alguna parte antes que la noche diera con nosotros. En un punto del camino nos encontramos con un letrero que decía '1,0' y le pregunto si sabe dónde estamos... me responde que nunca había entrado al parque antes!!!!! (casi lo mato), y que mejor sigamos caminando... Al final del trayecto encontramos una especie de camping y un mapa, Mattias no me dejó ni verlo y me arrastró a un camino pavimentado que había, pero apto para bicicletas solamente... seguimos caminando y, de la nada, aparece el campo de minigolf famoso y Mattias se larga a reír... "obvio que conozco este lugar", me dijo, y me dieron más ganas de matarlo!!! A fin de cuentas, nos demoramos casi 3 horas entre caminar en redondo, sacar fotos, mirar letreros, ver cómo la gente nos pegaba unas ojeadas medio raras (creo que pensaban que íbamos a una incursión naturista grado 3*, jajajaja), ver callampitas, intentando llamar a un ciervo bebé que yo quería que fuera mi mascota (buaaa!), etc., etc., etc.

Al llegar al tortumóvil, le dije a Mattias que podríamos volver otro día que tuviera libre, pero armados con su buen huevo duro y pancito con pasta de pollo con mayonesa, onda picnic, porque esta vez no fuimos ni con una mentita y como a la mitad del camino nos sonaba el estómago a los dos, jajajajaja! Quedó de pensarlo, porque anda tan zombificado a veces que con suerte sabe cómo se llama... cosas de su pega noctámbula.

Acá están las fotos del paseo, disfrutad :)




Muchos saludos :)!

Yo :)

(*incursión naturista en grado 3 significa tener relaciones sexuales en un área verde, jojojo)

1 comment:

Angelica said...
This comment has been removed by the author.