Friday, January 01, 2010

Felicia, Me Muero!!! (Mi Primer Año Nuevo en Suecia)

fyr01_24859849.jpg

Anoche fue mi primer Año Nuevo en Suecia!

Mi primer Año Nuevo sin familia cerca!

Mi primer Año Nuevo donde realmente se me calentaron las que no tengo por la falta de cobertura internacional!

Mi primer Año Nuevo sin ver cola de mono, choripanes y cerveza Escudo!!!

Mi primer Año Nuevo en invierno!!!

Mi primer Año Nuevo con novio al lado!

Ohhh, el Año Nuevo más loco de mi vida ha sido éste...

Empecemos relatando que, pasadas las 5 de la tarde de ayer, Mattias me dice (con cierto tono de apremio) "nos están esperando en la casa de Jörgen", que es un amigo de mi pimpollo congelado desde el año de la corneta. Yo lo miré con feroz cara de "?" y me vuelve a repetir que nos estaban esperando en la casa de Jörgen y que teníamos que llegar entre 6 y 6:30 a la cena. "La cena", me dije, "la famosa cena a la cual Mattias dijo que no íbamos a ir" y no le dije una pesadez porque ya lo conozco y sé que es indeciso como pocas personas en la faz de la Tierra, así que partí a arreglarme semiformal, me pinté estridentemente (como siempre =3) y esperé a que él decidiera qué atuendo ponerse, si formal o decentito - sport (al final ganó el decentito - sport). Llamamos a un taxi, no sacamos el auto porque Mattias iba a tomar y preferimos desembolsar dinero a terminar incrustados en el Kalmar Slott, aparte que a mi querido novio le falla la dirección hasta de sus pies cuando toma, así que mejor prevenimos regaños y accidentes... el problema fue que los taxis estaban completamente hasta el cuello con escandinavos fiesteros y quedamos en lista de espera por 10 minutos, tiempo que usó Mattias para seguir debatiéndose entre el formal y el decente - sport y tiempo que usé yo en decirle que así estaba bien y que, si continuaba con la cantilena de que era mejor formal, lo iba a agarrar a sartenazo limpio.

Al final llegó el famoso taxi y nos subimos. Los taxis en Suecia son absolutamente nada que ver a los de Chile: tienen una pantalla gigante donde te va saliendo el valor y el plan tarifario que aplica, tienen GPS (con eso compruebas que no se están dando vueltas como locos para cobrarte más), puedes pagar con tarjeta de crédito, son espaciosos, son limpios y te llaman por teléfono cuando llegan a tu casa en vez de agarrar el edificio entero a bocinazos. La casa de Jörgen queda relativamente cerca, a 5 minutos en auto y 25 a pie, pero no nos fuimos caminando (aunque eso hubiéramos querido los dos) porque la temperatura no nos acompañó en lo más mínimo... 8 grados bajo cero!!! (y eso que eran como las 6 de la tarde no más), así que pagamos 100 kr. (7.500 pesos chilenos) y llegamos calentitos a destino.

Llegamos y la casa estaba llena de gente, eran más de 15 personas y nos recibe Jörgen en traje formal. Mattias se puso rojo y yo creo que estaba a punto de devolverse al depto a cambiarse de ropa cuando vio más allá y se pegó el alcachofazo de que toda la demás gente estaba informal, así que se relajó y pasamos a mirar la casa... costumbre que aún no logro entender y no me gusta para nada practicar. La casa de Jörgen igual es bastante grande, tiene 2 pisos más subterráneo con sala de video y sala de jacuzzi y una buhardilla donde guardar cosas, así que de espacio nadie se puede quejar... la novia de Jörgen, que se llama Mia, me contó que la casa era anteriormente de un matrimonio griego que se fue porque había fantasmas y, como ella no les tiene miedo, no le interesa mucho que sigan estando ahí. Mattias, que es escéptico para no cagarse de miedo, puso cara de "patrañas" mientras le echaba mano a la primera cerveza de la noche y yo, que soy harto más valiente que él, me quedé conversando y escuchando el relato hasta que el cabrito que tengo de novio se le ocurre que vayamos a hablar con otro de sus amigos que, según el gesto, estaba con depresión tipo "todos-tienen-pareja-menos-yo".

Como Mattias ya estaba con su racha cervecera, hizo mano de otra lata mientras que yo me quedé conversando con su amigo y le sonsaqué que el pobre lleva soltero 10 años, lo que no quiere decir que no le cante Gardel de vez en cuando (de hecho, le cantó antes de ayer y se la ha llevado cantando con la misma mujer unas cuantas ocasiones). Me aclaró que no quiere estar en una relación establecida con la corista de Gardel porque "el estómago no le responde", o sea, no siente las maripositas famosas que indican que la persona que uno tiene al frente es una potencial fuente de material genético para futuras generaciones. Conversando un poco de sus preferencias, aterrizamos en la triste conclusión a la que han llegado varios de los escandinavos que conozco: las féminas de acá son demasiado frías... y los pobres vikingos buscan calor humano a grito limpio. El pobre amigo de mi "suecio" no se me puso a llorar porque había mucha gente, si no, la pobre nueva-no-tan-nueva-y-con-fantasmas casa de Jörgen hubiera quedado con un piso menos y una piscina salada bajando las escaleras... Hasta a mí me dio pena, tiene 41 años que no representa y está más solo que una "a"... con harto sexo, pero más solo que una "a", y el pobre lo único que quiere es calor humano, abrazos y mimos. Lo peor de todo es que estos suecos son tan "aquí no ha pasado nada" para sus cosas que, al final, terminan reventando por todos lados y de la depre no los salva ni San Expedito, se caen al frasco y a todo tipo de drogas y terminan peor que solos... solos, sin plata y adictos hasta al esmalte de uñas.

Le dije al pobre vikingo-amigo-deprimido que se diera una vueltecita por latinoamérica, que había hartas mujeres afectuosas que se lo pelotearían y le harían comida más rica que las papas y más papas que hacen en Suecia y que no se preocupara porque tiene 41 años, total que con suerte representa 30 XD... al final le terminó gustando la idea y me dijo que, si tenía alguna amiga que quisiera estar con un sueco, que hiciera los contactos casamenteros no más, él no va a decir que no :P!!!

Nos interrumpieron los anfitriones diciendo que la comida estaba lista, así que partimos a la mesa. La comida consistió en carne de vacuno (VACUNOOOOOO... cómo te extrañé!!!), ensalada de tomate y demases y una especie de pastel de papas con queso, además de cremas varias para ponerle a la carne y a la ensalada. Quedé sentada al lado de Jörgen, al frente de Mia y del hermano de Jörgen y cerca también de la novia de otro amigo de Mattias que apenas conversó conmigo no entiendo por qué... como yo era la única extranjera en la mesa, todos los que quedaron cerca mío empezaron a preguntarme las cosas típicas que los suecos (y yo capto que todos los individuos de países anfitriones) preguntan a un extranjero (váyanse preparando los que quieren venir para acá):

- Aprendiste a hablar sueco? (si me dieran 10 kr por cada vez que me preguntan eso, ya tendría un depto de 300 metros cuadrados en Gamla Stan).

- Encuentras muy frío por acá? (primero se me congelaron hasta las dendritas, pero luego de una salida con 12 grados bajo cero ya te vuelves inmune a todo).

- Extrañas tu casa/familia? (dentro de los parámetros normales, no para andarme tirando del puente de Öresund).

- Hay nieve en donde vives? (para ellos es anormal que no nieve en una ciudad a nivel del mar, cosa que para el hemisferio sur es descabellada).

- Cuántas horas de noche tienen en invierno? (cuando les digo que amanece a las 7 am. y empieza a oscurecer pasadas las 6 pm. o no me creen o se lanzan a ver la Wikipedia).

- Es verdad que en Chile hacen muchos vinos? (en este caso en particular, les pedí que leyeran la procedencia de la caja de GATO NEGRO que tenían en la mesa... ).

- Cómo celebran las fiestas en Chile? (el aura de envidia que los rodea cuando les digo que se celebra a puro asado al aire libre, choripanes y ensaladas se puede ver desde la frontera con Finlandia), etc.

Iba respondiendo todas esas interrogantes que ya me han planteado en cada lado al cual Mattias le da por llevarme cuando nos dan el postre y yo le digo "esto tiene manjar"... "DULSHE DE LECHE!!!", repite él a todo chancho y se pone a explicarles en qué consistía el famoso "dulshe" a los demás... todos quedaron con cara de "ooohhh!!!" y le empezaron a preguntar si había aprendido más cosas en Chile... y ahí fue la primera bomba...

"Karina me enseñó lo que es el Dragón!!!" (...).

Y todos lo miraron con cara de "wtf", exigiendo la explicación del truco, receta de cocina o lo que fuera...

Y ahí me tira la pelota con agua... "Yo no sé explicarlo bien, que Karina lo diga".

Queridos lectores míos... se imaginan ustedes a una pobre chilena medio tímida - como soy yo cuando tengo que interactuar con mucha gente - teniendo que explicarle a al menos 15 suecos que el famoso dragón es un procedimiento que oí en un programa de radio y tiene que ver con echar algo por la nariz que no es ni dióxido de carbono ni mocos??? Lo peor de todo es que creyeron que yo lo hice con Mattias y él tuvo que aclarar unas cuantas veces (especialmente al hermano mayor de Jörgen, el típico desubicado que no falta en ninguna fiesta around the world) que yo nada más le había contado acerca de la teoría sin llevarlo jamás a la práctica.

Y ahí no acabó la cosa... fue peor cuando les dijo que sabía de algo llamado "candado chino" y me pidió que les explicara a los comensales lo que era... ése mejor lo buscan ustedes mismos, yo no quiero repetirlo más X3!!!

Como ya era bien tarde, casi las 12, nos levantamos de la mesa y salimos al patio a mirar los fuegos artificiales. Acá nadie hizo cuenta regresiva ni dio abrazo ni nada por el estilo, todos se juntaron con vasos (Mattias trajo el trago sin alcohol que nos regaló su cuñada y que sabía a limonada demasiado ácida) y brindamos, mientras todos en Kalmar tiraban petardos como enfermos del chape. Entramos como 15 minutos más tarde, debido a que estaba demasiado helado como para quedarnos más tiempo afuera y era hora de tomar café (nombre con el cual denominan a un ulpo negro que consiguen mezclando café con agua en proporciones 10:1)... Nos sentamos de nuevo y el hermano de Jörgen - no entiendo si fue en tono amable o qué diablos - me dice que se sorprende de lo inteligente que soy, de lo mucho que sé y que soy también bastante extraña al no ser sueca... Ahí se me paró la pluma y le dije "como si no fuera de este mundo... se me notan los 6 ojos?"... se mató de la risa, pero estoy segura que entendió que su comentario no fue muy atinado y no me dijo nada más, aparte que me conozco y sé que le mandé una mirada chasconeadora (conocida también como "EL" rostro) que, de no ser porque es pelado, lo hubiera dejado con la permanente.

Pasó el rato y la gente se fue al living. Yo me quedé con Mattias en la cocina y se nos unió Jörgen, aunque al final terminamos todos sentados en círculo haciendo nada hasta que se empezó a ir la gente y, al final, quedamos unos pocos. Nos pusimos a conversar de la vacuna de la gripe porcina y de que ya había matado a dos suecos, que nadie más quería vacunarse y que - a fin de cuentas - la influenza estacional mata más que la A(H1N1), del famoso "dragón" (caras masculinas de súplica incluidas), del candado chino y Mia agregó que ella sabía que lo practicaban en Tailandia (ahora entiendo de adónde viene lo de "chino", por mucho que Tailandia no sea la tierra de mis ancestros maternales...), como una especie de técnica de mejora en el plano sexual (plop!). Ya pasadas las 3 am., éramos nada más el hermano de Jörgen, Mattias y yo en la casa y la pobre Mia tenía que trabajar a las 9 am., así que llamaron a un taxi... respuesta: el móvil llegará entre 20 minutos y UNA HORA!!! Nos servimos dulces, papas fritas y demases hasta que, pasados 30 minutos, llegó el taxi famoso y nos devolvimos al departamento. Saliendo del taxi, un tipo de menos de 25 años se acerca al auto y le pide al conductor que lo lleve, pero el hermano de Jörgen ya lo tenía contratado de antes y el loco, que se veía cagado de frío por andar con traje a 7 grados bajo cero, le mandó flor de chuchada en sueco y se fue. Obvio que me asusté, primera vez que veía a un sueco reaccionando así y di el tremendo salto, pero Mattias miró no más y dijo "es inofensivo", así que seguimos hacia la entrada y nos olvidamos del alterado de los nervios (y weón más encima... cómo se le ocurre salir con traje!?).

Ya de vuelta en el departamento, me fui a la cama y Mattias se quedó dormido en el sillón... y en el baño... y en la ducha... para finalmente aterrizar en la cama pasadas las 8 de la mañana, jajajaja!!! (y lo peor es que es de familia, el hermano hace lo mismo XD... los dos sospechan que viene por parte de padre). Imagínense la cara de mi pobre pimpollo trasnochado ahora que son pasadas las 3:30 am., que anda trabajando y que - para más mala cuea - le tocó ser líder de grupo (lo que es yo, le dejé un plato de comida a modo de regaloneo antes de que se duerma)... ojalá que mañana ya esté mejor, aunque se lo merece por tomar tanto, jajajaja!!!

Espero que hayan pasado un Feliz Año Nuevo en sus respectivos países... lo que es yo, la pasé bastante bien y ahora me voy a dormir por al menos unas 15 horas =D!!!

Saludos a todos!

Yo =3

2 comments:

Carlos F. said...

Hola Sakenne: ¿es facil conseguir manjar/dulce de leche en Suecia?
Saludos y feliz 2010 para ti también!!!!

Sakenne said...

Hola, Carlos!!! Una cosa que no he podido encontrar acá en Suecia es el dulce de leche, porque es demasiado dulce para el gusto de estos escandinavos adictos a las papas!!! El único país en Europa que parece tener dulce de leche es Francia, así que el postre debe haber sido elaborado allá (cosa que no me extraña), porque no me parece que haya sido una receta casera :P!!! (Yo con una olla a presión y leche condensada puedo hacer manjar, pero comprar una olla a presión acá sale bastante x_x)... snif...

Muchos saludos y ten un excelente 2010!!! (y aún me sigo riendo de la gente que dijo que nos íbamos al carajo el año 2000 XD)