Sunday, April 04, 2010

Mier...

Waaa, ando resfriada! No es que me haya agarrado el cambio de clima - llegué hace 3 semanas y algo - ni ventilar las patitas mientras duermo, sino que fue gatillado por cosas netamente emocionales y que pueden llegar a ser extremadamente complejas para quien no me conoce. Me ha pasado de todo esta semana, desde la muerte de mi Pavarotti (un perro demasiado hermoso y pequeño para vivir en este cruel mundo) hasta el encuentro con alguien a quien quiero mucho y que está relacionado indisolublemente con un pasado confuso, movido y doloroso... No todo ha sido color de rosas en mi vida (de hecho, fue color de hormiga hasta pasados mis 21 años) y ese individuo que digo es una de las partes más dispares en mi existencia, porque representó lo bonito y lo feo al mismo tiempo, el amor y el dolor, la unión y el olvido...

El primer amor, para mí, fue algo que puedo resumir como traumático. Fue breve el tiempo que compartí con él, pero fue indescriptiblemente largo el tiempo que tuve que pasar hasta superar la etapa de duelo y decirme a mí misma "misma, a la mierda"... es que hay personas que te marcan y este ser humano fue uno de los que ha logrado ese cometido de dejarme tatuada con su estampa.

Lo conozco bien como para decir que puedo describirlo sin equivocarme: es algo bipolar, sociópata, individualista, es hábil en videojuegos, duerme a deshoras y le encanta componer música, aparte de enredarse en dramas filosófico - moralistas de los cuales puede no salir bien parado. (al menos, conmigo) Tiene ciertos pensamientos totémicos y se va en la volada con la religión, aunque tampoco cae en fanatismos descocados ni hace oídos sordos ante una postura diferente a la de él (por ejemplo, la mía). Le gusta conversar temas peludos, pero hay que agarrarlo con el humor para eso (la gran mayoría de veces anda en onda "superficial" o "autista - no te hablo porque no quiero", así que sacarle algo trascendente se vuelve complicado)... También le gusta irse mientras tú le conversas, casi como diciendo "otra vez que quieras contactarte conmigo, llama a mi agente" (ya...) y vuelve a contactarte tras cierto tiempo como si no hubiera pasado nada (cosa que me desagrada bastante). Para qué decir que puede pasar a tu lado en la calle y no te va a ver, a no ser que estés ardiendo en llamas a menos de 5 metros, ni siquiera ir desnud@ sirve para sacarlo de su ensimismamiento tan endémico.

No deseo explayarme acerca del motivo por el cual él terminó conmigo, sólo puedo decir que soy completa y absolutamente inocente (cosa que sabe bien) y que fui tratada humillante e injustamente. Sólo recordar lo que sucedió es como una patada en las partes nobles, aunque a estas alturas comprendo que ni él ni yo estábamos listos para una relación en igualdad y quizás nunca lo hubiéramos estado por un asunto de necesidades... no tenemos necesidades similares - por mucho que seamos altamente afines en gustos - y eso puede llegar a minar una relación de pareja hasta el punto de dejarla insalvable y, finalmente, destruirla. Los gustos se pueden corregir y adaptar, pero las necesidades son algo mucho más íntimo y esencial para el ser humano y es ahí donde las cartas se ven o se dejan de ver, es ahí donde todo puede fallar y es donde falló en este caso.

Él es más solitario y yo, si bien no me junto mucho con la gente, anhelo la compañía de ese ser amado. A veces lo iba a ver y le molestaba, yo interrumpía su necesidad de soledad y eso lo hacía molestarse, mientras que a mí me dolía que no respetara mi necesidad de su compañía. Empezó una lucha entre mi asfixia y su individualismo, así que prefirió "operarse" de mí y seguir su rumbo mientras yo me quedaba más atrás y con una cara de "cuac" para enmarcarla. Obvio que me dolió, hasta ahora duele si lo recuerdo demasiado concentrada y muevo mis emociones hacia aquellos años, pero ahora soy diferente y también encaro mis emociones de otra manera, una que quizás no le gustaría para nada... ahora creo que sería yo la que lo dejaría tirado mientras él me busca (no porque quiera, sino porque tengo una necesidad de hacer mis cosas incluso más grande que la de él) o lo trataría con más indiferencia que en el pasado, tiempo en el que le brindaba una devoción tan absoluta que me gastaba hasta el último céntimo en consentirlo con regalos. No es de mala mujer ni nada, simplemente soy menos dependiente de otra persona y sé cuándo quiero hacer lo mío y cuándo deseo compartir con alguien, así que ahí estaríamos bastante mal.

Fui a su casa el jueves y no me saludó... de hecho, ni siquiera bajó al primer piso a verme y con eso comprobé que sigue tan taimado como siempre. No me molesté ni nada, simplemente empecé a gritarle "saluda, roto ordinario!" desde el living y muerta de la risa, como para que entendiera que ya no me ofende nada raro que haga y que lo tomo como una muestra más de su personalidad tan singular... en todo caso, para la próxima quizás lo saque de su cuarto a patadas y aprovecho de bajarle sus aires de divo XD!!!!!

Cómo ha sido su vida amorosa, queridos lectores? Yo no tuve más que esta historia y la de Mattias (soy una persona de pocos vínculos afectivos), así que la teleserie de mi vida no da para mucho, jajajajaja! Me encantaría que me contaran un poquito y plasmaran sus impresiones y recuerdos como modo de compartir - aunque sea virtualmente - esa fibra tan íntima que todos tenemos... Lo que es yo, ahora me voy a pasar el resfriado en cama y descansar como corresponde luego de haber estornudado todo el día, jajajajaja!!!

Saludos a todos y tengan una semana genial!

Sakenne =3 (cof, cof, cof...)

4 comments:

Caro Tere said...

mmmm mi vida amorosa de pocos amores, en el colegio nada de pololos, me gustaba un niño en el último año de media, lo invite a la fiesta de graduación y me dejo plantada, después un día solito apareció x mi barrio y anduvimos unas semanas y se esfumo, después cuando estaba trabajando anduve con un hombre mayor, donde mi mamá se puso firme en la oposición y también se acabo después de unos meses y a los 26 años conocí a mi actual marido, pololeamos casi 3 años, nos casamos en noviembre del 2003 y fuimos padres en mayo del 2005 y aquí estoy, como todo en la vida, altos y bajos, viviendo en una ciudad sureña con nada de amigos, la gente local es muy esquiva .... cariños y buena semana

Sakenne said...

Jajaja, menos mal que no soy la única con historias breves. Como dije, yo tuve este ex y Mattias, al cual conocí el año 2008 (4 años después del desastre XD), así que no tengo mucho vaivén amoroso que contar.

Perdona por no haberte respondido antes, es que me dio por andar de tejedora y me olvidé del PC... En la semana hice 3 bufandas, un gorro y ahora ando tejiendo una cortina para la cocina de algodón matizado italiano que me traje de Arrrrgentina el año 2002!!!!!! XD Yo soy un caso con las lanas, donde ande metida tengo que comprar unas madejas o me siento incompleta XD, así que - si ves alguna lana bonita por allá - tomo un bus o lo que sea y me hago pebre comprando XD!!!

Saludos y pásalo "shansho" este fin de semana!!!!!!!

Caro Tere said...

que entretenido lo del tejito, yo me sé el reves y derecho y pare .. .. buuu para las manualidades son re-mala (que te cunda el tejido) bye

Sakenne said...

Jajajaja! Mi mamá me muele en el jacquard (que es cuando tejes y haces dibujos) y yo le doy cátedra en crochet (herencia genética de mi abuela paterna, dicen). No te aflijas por ser "mala" para las manualidades, es cosa de práctica :)... yo era mala hasta para urdir cuando empecé y ahora me peino con los palillos, jajajajaja!!!!