Sunday, July 18, 2010

Recuerdo…

Estuve hace un rato escuchando un tema de un tremendo cantautor español, llamado Ismael Serrano, y que justo se titula como el encabezado de este post… me encantaría que ustedes, queridos lectores, pudieran encontrarla en Youtube y lagrimearan un poco conmigo, ¡jajajaja!  Ese tema en particular es como ponerle limón a heridas que parecen haber cicatrizado por fuera y por dentro siguen destruyendo todo lo que tocan, pero para mí es algo necesario de sentir y vivenciar a menudo, no vaya a ser que todo se quede en los últimos cajones de mi memoria y sigan molestando – silenciosamente – desde ahí. Yo misma, dentro de mi nivel de aguante al dolor (que es impresionantemente alto), agarro el mp3 y coloco el tema, me reviento los sesos y sigo adelante con las masticadas de coco correspondientes.

“Recuerdo” es capaz de encapsular una incógnita que no muchos se atreverían a cuestionar en momentos de cordura: “¿Y qué hubiera sido de mí de no haberme separado de él/ella?”… a veces yo me lo pregunto, aunque formulado de otra manera muy diferente: “¿Habrá pensado él esto que Ismael canta y sufre?”… y no dudo en responder que sí. Lo ha pensado y quizás lo sigue pensando, pero hay un punto donde la espera ya se vuelve un vicio y el que hace esperar se vuelve adicto a ver que otro llora por su regreso… A mí ya no me quedaron más lágrimas que llorar, fueron 4 años donde no supe de dignidad ni de autoestima, 4 años donde mi cuerpo se destruyó a tal grado que hoy aún sigo en proceso de recompensar todo eso que aguantó, 4 años donde una persona dejó la palabra “amor” para más adelante y se entretuvo sacudiendo faldas, mientras que yo esperaba y me hacía pedazos, sintiéndome como una traidora si es que osaba interesarme en alguien más… Me arrojaron lejos y demoré 4 años en darme por aludida, pero fue tal el golpe que no atiné a nada más que dar la vuelta, mascullar un par de cosas e irme.

Al volver de Suecia me encontré con mi ex suegra. Fui a su casa y conversamos, llegando a la conclusión que mi ex hizo todo lo que hizo porque me tenía segura. Queridos lectores, ¡nadie tiene seguro a nadie! y no hay pensamiento que haga más daño que ése, a corto o largo plazo. Sentir que uno tiene seguro a alguien es darse el permiso de mostrar lo peor de uno y excusarse – como él lo hacía – con un “quien me quiera, me tendrá que aceptar tal cual soy”, no habiendo cláusula alguna estipulada en ninguna parte del cosmos que diga eso. ¡Nadie tiene por qué aguantar mañas y malos tratos de nadie y mucho menos considerarlo como un requisito básico de amor!  Fue eso lo que me alejó de él por allá por el 2008, su maltrato disfrazado de “aguántatelas si es que en verdad me quieres”, y es eso lo que le sigue causando problemas y rupturas hasta el día de hoy (por idiota).

Si sintetizo lo que dice el tema “Recuerdo” en una palabra, ésta sería “remordimiento”. Al protagonista de la historia le pesa hasta el día de hoy el haber abandonado a la mujer que amaba y la ve en todos lados, pero tropieza con espejismos… Deja una enseñanza muy grande, no malgastar el amor, porque éste puede estar ahí y luego irse gracias a nuestras propias acciones…

Queridos lectores, no lleguen nunca al punto de sentir que pueden deshacer la vida de alguien con un dedo, porque lo harán… y ese alguien deshecho probablemente no lo merece ;)

Ya, como sé que les puede dar flojera, les dejo el tema ;)

Ismael Serrano – Recuerdo.

¡Ya me voy a mi maratón de series policiales, como todo buen domingo! Un beso enorme y espero que nunca tengan que cantarle este tema a alguien :)

Saludos de fin de semana ;)

Yo =3

No comments: