Thursday, July 21, 2011

Cortitos de Sakenne XIX: Tadadadadaaa!

Ajúa, lectores! Van a ser recién las 14:00 y ya caminé los 888 kilómetros del día, comí, tomé té y todo lo demás que hago en un día común y silvestre, así que se me podría considerar “libre” (“como el sol cuando amanece yo soy liiibreee…”). Aún no me llega el paquetín desde los confines del continente europeo (casi casi tirando para Medio Oriente), pero tendría que acariciar mi puerta entre mañana y el lunes… no voy a mentir, me faltan uñas y cutículas para morderme de la impaciencia!, si sigo degustando mi propia anatomía creo que quedaré manca y ahí sí que no podrán leer nada más de mí (no faltará el graciosillo/a que le donará un BMW a la iglesia para darle las gracias por tamaño milagro).

He conversado tanto conmigo misma que llegué a un punto que llamo “caballismo”, o sea, ponerme una zanahoria conceptual y perseguirla hasta que un hoyo negro neuronal me trague. Justo en el momento en el que iba a ser devorada por uno de aquellos forados cerebrales que abundan en mi cabecita, me di cuenta que necesito escribir y exteriorizar antes de que me dé un “pantallazo azul de la muerte” y termine tan fuera de órbita como cuando tenía 16 años y no era capaz ni de deletrear la palabra “esternocleidomastoideo” sin ponerme a llorar a mares. Y escribir acerca de qué es lo que se preguntarán ustedes… mi respuesta es DE LO QUE SEA, mientras sea escribir!

Sé que últimamente me he puesto algo frívola con mis escritos, escueta, reducida, simplona, poco profunda, cacofónica, lineal y cualquier tipo de peyorativo que quieran ponerle, pero – como ya deben saber – uno no se despierta todos los días con ganas de despellejar a Aristóteles o discutir lo malo de ser excesivamente compasivo… todos tenemos distintos niveles de profundidad y cansa un mundo y medio estar exprimiendo jugo de sesos a cada rato, así que es por eso que me estoy dando el permiso para relajar el paseo un poco y hablar mucho de nada en vez de hablar poco de todo, jajajaja!

No descarto que dentro de poco me dé por volver a las temáticas o reinicie mi despedazamiento de chusma, nunca se sabe conmigo y ni yo misma tengo un esquema mental o escrito en el cual basarme a la hora de bloguear. Sólo escribo de las cosas que me acomodan, incomodan y suceden mientras las estoy experimentando o un poco después, me resultaría una escalada al Everest tener una secuencia lineal a la que atenerme (“hoy me explayaré acerca de esto, mañana de esto otro y el sábado tadadadada…”), especialmente considerando que yo soy más desordenada que cumpleaños de mono y los posteos de uno retratan cómo la persona es… o se supone que eso hacen.

Haciéndole honor a mi desorden monzónico (o monsónico, dependiendo de tu amor por la “s” o la “z”), creo que llegó la hora de tirar los platos a la cocina y esperar a que se laven solos, jajajaja! Broma, voy a lavar los platos antes de que el súper curry que preparé se adhiera y haya que sacarlo con “agua para pelarse” de lo caliente!

Postearé apenas arribe la cajota de mis amores, pueden apostar acerca de qué es lo que creen que me llegará!

Nos vemos en el siguiente y “cajudo” post!

Yo =3!

No comments: