Friday, November 18, 2011

Tarreando VIII: A lo Ninja, Parte II.

Aquí Sakenne de los Montes Nevados reportándose desde la escena del crimen: SFI. Como otras tantas veces donde me tengo que agarrar de las mechas con los tarros de la "Sala de Tarros #1", me toca con la profesora acosadora que tiene ojos bonitos (y un genio atravesado como pocos que he conocido). Como a mí me gusta sentir la adrenalina de esconder lo que estoy escribiendo y reemplazarlo por una inocente clase de gramática sueca, me da lo mismo ponerme a redactar acá y tentar a que la susodicha me prenda fuego.

Se viene el examen C en un par de semanas y lo voy a dar como venga, no pienso quemarme las pestañas estudiando. El D también lo voy a dar, pero ése es luego de mi cumpleaños. Luego de casi 8 meses me he dado cuenta de que acá no se aprende la gran cosa, que se confían mucho en el libro auxiliar y más allá no hacen nada, así que es obvio que me voy a frustrar viniendo todos los días (o casi) y encontrarme siempre con la misma cosa dando vueltas una y otra vez. De repente se pegan el salto cuántico y te piden cosas imposibles (escribir noticias cuando apenas sabes hacer oraciones simples, hacer cartas, etc.) donde toda la clase tiene faltas atroces y las profesoras nos miran con cara de que somos verdaderos retrasados mentales que nunca aprenderemos un correcto sueco. Pues bien, déjenme decirles algo: ni siquiera los suecos hablan bien su propio idioma! Ya es costumbre que me pregunten si una palabra es del grupo "en" o del grupo "ett" y se supone que ellos han vivido aquí toda su vida, jajajajajajaja! Otra cosa usual es que te corrija una profesora y la otra corrija a la primera, creándose así un bucle existencial que puede continuar eternamente o hasta que la hoja se rompa y que me causa una mezcla homogénea entre horror y ganas de agarrarlas a puñetes. Lo mismo con el acento, cada una te corrije según su propio dialecto y terminamos mezclando palabras que suenan como en Skåne con algunas que suenan como en Småland, un asco!

En fin, menos mal que me queda poco para irme de SFI. No es que deteste la rutina, es que me carga tener que venir a perder el tiempo mientras las profesoras se ganan las potatis de cada día dándose vueltas y corrigiéndose unas a otras. Es un puro hueveo en todas sus formas y a mí sólo me gusta el hueveo cuando yo misma lo produzco. 

Nos vemos en otro post!

Yo =3 

No comments: