Friday, June 29, 2012

Tarreando XXIII: Madrugandooo~

Hola, mis muy queridos lectores! Son las 9 de la mañana en un soleado y fresco día en Suecia, así que estoy de muy buen humor. Este tipo de día se parece bastante – especialmente en cuanto a humedad – a los que vivía en Chile, lo que me pone entre nostálgica y contenta y me llena de ganas de hacer cosas… como pasar la aspiradora, jajajaja! De momento no puedo aspirar el departamento debido, precisamente, a la hora… no sé si les he contado que vivo en un edificio de departamentos que es habitado casi íntegramente por gente joven (el más viejo del edificio tiene 48 años) y que, como toda gente joven, poseen los hábitos típicos de la edad y del reino donde vivimos; en otras palabras, estudian poco, toman tanto que por poco y acampan en el Systembolaget (la única botillería autorizada en Suecia) y duermen a unas horas sólo comparables a las de la comunidad médica. En pocas palabras, no puedo pasar la aspiradora hasta después de las 12 si es que quiero mantener la paz entre mis vecinos, jajaja!

Se preguntarán por qué ando en pie a las 9 y por qué alardeo tanto que me levanté temprano si a las 9 casi todo el mundo anda en pie, y les respondo que no me levanté a las 9… me levanté a las 5. Sí, a las 5 de la mañana estaba su no-tan-frecuente escritora abriendo sus hermosos ojos y dándole la bienvenida a las ondas beta de esa manera tan típica que ella tiene: "puta madre, ya se me enredó el pelo” (que, a todo esto, tengo hasta más abajo de la cintura). Y esto de levantarme a las 5 no viene de hoy, sino que es parte de una serie de medidas que obedecen a un ligero cambio de rutina que Corleone atraviesa por segundo año consecutivo: pasa de trabajar de noche a trabajar de día. Para los que no sepan, Corleone (mi pareja) trabaja de 6 de la tarde a 6 de la mañana, lo que hace que siempre ande medio idiota y se queje de todo lo que existe en la tierra… me dirán “que se cambie a día, entonces” y yo respondo que feliz si lo hiciera, el problema es que le bajan el sueldo (salvo en verano, que es cuando no hay nadie trabajando de día y te mantienen el sueldo del turno de noche). Creo yo que él sería mucho más feliz yendo a trabajar en una jornada normal y que tuviera el típico esquema “de lunes a viernes”, pero él es porfiado como una mula y me mira bastante feo si yo me atrevo siquiera a insinuar que su manera de hacer las cosas podría ser mejorada (bue, yo también soy porfiada y por eso lo entiendo); además, la situación laboral en Kalmar es apestosamente mala (en este momento hay sólo 95 trabajos libres en una ciudad que sobrepasa las 65.000 personas y que va creciento de manera bastante acelerada) y comprendo que no pueda ni se atreva a cambiar de trabajo. Es la típica situación “date con una piedra en los dientes que tienes trabajo”, así que no insisto mucho con que busque otra cosa por los alrededores y lo ayudo en lo que pueda (limpiando la casa, haciéndole almuerzos para que lleve y sacándome las mejores notas), cosa que me agradece bastante y me premia… comprándome lanas u otros encargos locos.

Yo creo que deben estar pensando “y por qué no se cambian de ciudad?” y yo les respondo que, si bien queremos, tenemos un detalle que atender. Ambos tenemos completamente claro que no queremos quedarnos en Kalmar eternamente por muy linda ciudad que sea, precisamente debido a que es una ciudad – hoyo que no presenta muchas oportunidades y que está bajo una administración espantosamente mala que permite nuevos proyectos habitacionales sin pensar que la oferta de trabajo está a la baja. Poniéndolo de manera simple, Kalmar está echando a los jóvenes de la ciudad y terminará convirtiéndose en una ciudad para adultos mayores, como muchas que hay en Suecia que parecen haberse quedado en el siglo pasado. Como iba diciendo, tenemos claro que nuestro objetivo es salir de aquí y lo ideal sería Estocolmo (especialmente por su alta oferta laboral y educacional) o Gotemburgo (por su mayor cercanía a Europa continental sin caer en la alta criminalidad de Malmö), pero – como dije antes – hay un cierto detalle que nos lo impide… y ese detalle vive en Vimmerby…

Adivinaron? Sí, MI SUEGRA!!! Como mi querida suegra es el estandarte de aquellas mujeres “frágilmente letales”, capaces de todo pero que no hacen nada y se esmeran sea como sea en que todo el mundo las cuide, va a chantajear emocionalmente a Corleone hasta que al pobre le salgan piedras del porte de una pelota de basket en la vesícula. Si ya chantajea descaradamente y nos pide que “la visitemos” (para hacer labores domésticas varias, especialmente las más duras) una vez al mes, sintiéndose mal si es que no lo hacemos, imagínense la hecatombe que una gran mudanza causaría. Sí, va a seguir pidiéndonos que vayamos (a cortarle el pasto) y se va a quejar que la distancia es enorme y que bla, bla, bla, cuando somos nosotros los que viajamos de un lado a otro y Corleone el que paga la bencina del auto, aparte que la distancia de Vimmerby a Estocolmo es el doble que la de Vimmerby a Kalmar y de verdad que no apetece perder más de 3 horas de viaje para llegar… a cortar el pasto. Sí, va a quejarse que nunca vamos (aunque igual vayamos) y va a decir que él es un desconsiderado por haberla dejado sola en Kalmar Län mientras se va a vivir la vida loca a la “Sodoma y Gomorra” de Escandinavia, hecho que en su mentalidad de “persona-criada-a-la-antigua-en-el-campo-comiendo-papas-y-yendo-a-la-iglesia-todos-los-días” es una invitación en Tunnelbana (el metro de Estocolmo) a una eternidad de piel tostada en los reinos de don Sata. Sí, es medio egoísta la señora y lo es especialmente con Corleone, porque él aún no contrae el sagrado vínculo del matricidio y aún no le da descendencia, cosa que probablemente nunca ocurra si consideramos mi escaso instinto maternal y el escaso instinto paternal de él. Como mi cuñado es casado y mi cuñada es de armas tomar, ahí mi suegra no se mete demasiado (por mucho que quiera), así que todo ese asuntillo que tiene con el control absoluto lo descarga con nosotros, llamando casi todos los días y quejándose hasta por la yema demasiado amarilla de los huevos, lo cual es – para ella – indicio de algún uso de “pesticidaenormementecancerígenoyquemepuedemataralinstante”.

Hemos insinuado con Corleone que nos queremos ir de Kalmar y ella nos mira y sonríe con esa cara de “jajajabuaaaa!” que despierta la culpa hasta en un envase de gelatina sin sabor, así que no hemos vuelto a tocar el tema y le hacemos creer que nos quedaremos en los alrededores hasta que el mundo deje de ser mundo. Yo tengo claro que, más temprano que tarde, nos iremos de Kalmar y ahí sí que podremos tener una vida algo más independiente de lo que digan en la “base central de Vimmerby”. Sé que va a haber llanto, pintadas de casa y cortadas de pasto más detalladas que lo normal, pero ella tendrá que entender que la cosa por acá no está nada de buena y que el pobre Corleone tiene que salir del pedazo de nido obsesivo que ella hizo con todo su comportamiento tan extremo (… y luego me quejo que él sea tan extremo para sus cosas…); total, le va a quedar mi cuñado para que le corte el pasto y le pinte la casa… y él vive a un par de calles de ella, jajajaja!  

Esto es todo por hoy! La aspiradora me está llamando a gritos y lo siento por mis vecinos, voy que limpiar antes que se me haga más tarde y me entre ese “momento de flojera” que dura 6 horas, jajajajaja! (broma).

Nos vemos en otro post y espero que ustedes no tengan problemas ni de dinero ni con una “suegrobsesiva” ;)!

Ta luego!

Yo :)

2 comments:

Marie Antoinette said...

Hola!!
Tanto tiempo!
Que heavy lo de tu suegra... a mi prima (el caso más cercano que tengo en este tipo de cosas) le pasa algo parecido. La mamá de su esposo es del terror, pero lo que da más rabia es que ante la sociedad es una blanca paloma. Grrr. que rabia.
Espero que algún día puedan mudarse de donde viven y puedas encontrar más oportunidades laborales y comprar gramos y gramos de lana :).
Saluditos!

Karina Muñoz said...

Hola! Seee, mi suegra es cosa seria. No es que sea mala, es amable y todo, el problema es que "se va al chancho" con sus ideas y comentarios. Es del tipo de persona que cree que todo va a salir mal, todo es malo, vive pendiente de los pesticidas y no compra nada que no sea sueco, no vaya a ser que tenga veneno XD

De mudanza, yo creo que nos mudaremos lo quiera ella o no; total, mi cuñado vive cerca y él puede cortarle el pasto, jajajaja!

Saludines saltarines! Has tejido algo? Yo ando probando puntos nuevos XD