Sunday, June 17, 2012

Tarreando XXII: Ideas Heladas!

Hola, mis queridos lectores! Como ya deben estar pensando, he buscado trabajo y no hay nada de momento. Fui a hablar con los del Servicio Social y también me dijeron lo mismo, así que voy a tener que insistir con mi otra idea y terminar mi famoso libro (no me queda mucho para considerarlo listo, pero soy bastante obsesiva con mis cosas y sé que siempre querré añadirle cosas). No es que no quiera terminarlo ni nada, pero en este país se te pega bastante la personalidad poco llamativa y empiezas a pensar que ser un escritor acá es como llevar un cintillo con luces de neón que dice “me cago olímpicamente en la vida normal” y te hace hij@ ilustre de la rancia bohemia sueca, lugar al cual no querría pertenecer ni siquiera si repartieran sacos de lana todos los sábados a la medianoche.

Las otras ideas que he andado barajando tienen que ver con hacerme dueña de algo. En Suecia abundan las empresas propias y Arbetsförmedlingen te da ciertas facilidades y clases por si se te ocurre la idea suicida de ser tu propio jefe y no ver la luz del sol en lo que te queda de vida, pero para eso hay que tener residencia permanente y yo la voy a obtener en un par de meses, así que tengo que esperar y proyectar por mientras. Otra idea, que también tiene que ver con ser dueña de algo, es trabajar en cooperación con mi hermano (que es escultor y tiene más ideas que Sting) y ser su representante en Europa, aunque para ello necesito ahondar un poco más en el singular mundo de la escultura y hacer contactos, muuuuchos contactos… lo que no se da mucho si consideramos que, en este preciso momento, la mitad de los suecos anda tomando el sol en Islas Canarias o comiendo pizza en Italia. Lo de ser dueña de algo es una cosa bastante “genética”, especialmente si considero que mis abuelos paternos eran “self made” (y millonarios) y mi bisabuelo chino tenía una casa de 5000 metros cuadrados (sí, cinco mil metros cuadrados) donde mi abuelita usaba uno de los baños para andar en bicicleta. Si bien ese dinero está todo perdido (gracias a sexo, drogas y rock & roll) no quiere decir que yo haya perdido mis intactas capacidades mentales y mi inventiva para engordar mi monedero de Hello Kitty, es sólo que necesito sentirme segura en Suecia como para comenzar a mover los hilos y eso sucederá únicamente cuando tenga mi residencia permanente.

Como he tenido bastante tiempo para mí misma y así será hasta fines de agosto (que es cuando vuelvo a la escuela), me he puesto a experimentar en la cocina y hasta he hecho mi propio helado sin azúcar, el cual me quedó exquisito. Yo soy una tomadora de helado consumada y me da lo mismo si afuera estamos al cero absoluto, yo voy a tomar helado igual y más le vale al mundo que sea un sabor que a todas mis personalidades les guste, cosa que no pasa mucho en Suecia si consideramos que tienden a ser “naturales” y para ellos es “natural” que el famoso helado sea apestosamente azucarado. Sabiendo eso y teniendo en cuenta que hay sólo una marca que hace helado sin azúcar, fui a echarle una probadita a sus versiones con sacarina y con stevia, siendo la segunda lo suficientemente comestible como para haber comprado un par de veces más… el único problema con ese helado en particular es que es extremadamente caro y no tiene mucho surtido de sabores (nada más tres), así que empecé a mirar por la internet y me topé con la receta de helado de vainilla con nueces confitadas que hice la semana pasada. No saqué fotos porque andaba demasiado embobada con mi creación y se me olvidó el paradero de mi cámara, pero voy a documentar la próxima vez para que ustedes – si quieren, claro – se las den de heladeros también… haré el mismo helado de vainilla con nueces confitadas y más les vale tener bastante espacio en el freezer, porque cunde para un litro y medio!

Y hablando de cosas para echarle al estómago, debo ir a cocinar! Muchos saludos a todos, disculpen la falta de acción y nos vemos en otro post!

Hasta la próxima!

Yo!

2 comments:

Caro Tere said...

hola "yo" la idea de ser tu propia jefa es lo ideal, por irme a vivir al sur, deje de trabajar y ahora que estoy de vuelta en la capital, ninguna gana de volver a trabajar con jefes encimas, así es k estoy de consultora NATURA, vendedora de nueces y almendras, cosechadas por estas manitos y en las tardes retiro a una niñita del jardín y la llevo devuelta a su casa y ahí me hago mis pesitos para mís cosillas ... un abrazo afectuoso desde un helado Santiago (ayer miércoles llovió harto y ahora a ratos alumbra el sol)

Karina Muñoz said...

Uhhh, Natura la lleva!!!!!!! Medio cara será, pero las cremas para el cuerpo y la colonia Ekos de Pitanga me vuelven loca!

Como dices, es lo mejor ser tu propia jefa. Si bien no tienes muchas licencias ni vacaciones, al menos te mandas sola y nadie te negrea, jajajaja! Espero que tu nueva vida en Santiago se vuelva más liviana con el tiempo y te sientas cómoda con tus nuevas actividades :)

Un abrazote!!!!!!!