Monday, December 23, 2013

Crónicas Enlatadas XXI: Feliz (y bipolar) Navidad (+ Pequeños consejos para sobrevivir en Suecia, Parte I )!

Hola, mis bell@s! Acá les escribe su cada vez más estresada comandante Sakenne, desde su plátano volador envuelto en papel de regalo. Estos días han sido más movidos que una porción de gelatina en el metro, así que ni siquiera he podido leer mis libros de cumpleaños en paz :( Como pueden ya andar adivinando (o no, dependiendo de su grado de estrés), salí oficialmente de la escuela y ya no me queda más sueco que estudiar, aunque el semestre realmente termina el 5 de enero y sólo en ese entonces tendré mi promedio puesto en el sistema. No les diré cómo me fue hasta otro post, porque me gusta tener evidencia para que así no crean que ando o alucinando o exagerando, como algunos blogger pueden llegar a hacer para obtener visitas.

Como tengo mis vacaciones a la vuelta de la esquina, tuve que reservar todo en estos días y, la verdad, eso fue desgastante. No me he podido levantar antes de las 11 de la mañana porque simplemente no me puedo despertar y, aunque mucha gente estaría feliz con tremendo sueño, yo me pongo de malas y empiezo a despotricar como si no hubiera mañana, aparte que dormir mucho me da dolor de cabeza y a mí sí que me dan fuertes! No es llegar y decir “ah, se me pasa en un rato si me tomo una aspirina”, es dolor estilo “me quiero sacar la mitad de los sesos y, de paso, un ojo (que siempre es el derecho)”, el cual sólo se calma si tomo al menos dos pastillas más fuertes que el amor de mi mami y descanso un par de horas sin ruido y sin luz. Me encantaría poder levantarme a las 8 y, fresca como una lechuga, disfrutar de mis vacaciones y del hecho que ya terminé de estudiar sueco, luego de tres años de saltar de curso en curso y hacer una prueba tras otra, pero no hay caso… termino durmiendo a las 12, como siempre, y despertando a las 11 (como nunca), con un humor de vieja cotilla sin chismes que contar.

Ya saben lo que se me viene el 25: la ida al cuartel general. Tendré que hacerme la amable e hincharme a papas cocidas para darle en el gusto a mi suegra, que es una adicta a los hidratos de carbono que hacen subir los niveles de insulina al techo. Cada vez que le discuto que a mí los hidratos de carbono me causan problemas varios y que vivo mejor sin ellos, ella llega y me planta un vaso de jugo de naranja, dos panes con cosas varias, cereales y de un cuanto hay para probarme que ésa “es comida sana” y que “hay que comer un poco de todo”. A mí a estas alturas me da un poco de rabia tener que explicarle una y otra vez y tener que encontrarme el mismo jugo y las mismas cosas al día siguiente, aparte de un par de plátanos y “fruta ecológica, que es muy buena para el cuerpo”… para ella será buena, que tiene un metabolismo acostumbrado a cuatro queques diarios y una cantidad de papas que compite de tú a tú con Chiloé, pero para una persona como yo – cuya sensibilidad es muy superior a la de ella debido a que no crecí comiendo ese tipo de cosas – todo eso es casi como comer kilos de más, pero vayan a explicarle a ella… pfff!

Como estoy hablando de comida y he visto mucha gente con problemas alimenticios debido a que no saben qué echarse a la boca acá, me he decidido a escribir una pequeña sección para aquellos que vengan tanto como turistas como no tan turistas, de modo que no tengan que pasar las cosas que yo pasé cuando llegué acá, tan ignorante de la vida como una monja de claustro: mis pequeños consejos para sobrevivir en Suecia. Acá les va la primera parte :)

Pequeños consejos para sobrevivir en Suecia, Parte I: Comida (hablando de ella)!!!

Mucha gente cree que los suecos o los europeos comen similar a los americanos, asiáticos o africanos debido a la tan llamada “globalización”, pero la verdad es muuuuuy diferente. Hay dos tipos de suecos: los suecos que crecieron comiendo papas y luego vieron que la vida es más que un tubérculo cocido (a este tipo de suecos se los suele ver en las pizzerías y los locales de kebab a todas horas) y los que suecos que crecieron comiendo papas y se quedaron comiendo papas para siempre (alias “los defensores de la comida casera”), aplicando una cosa llamada “tallriksmodellen” (“modelo de plato”) que es la invención de Britt-Marie Dahlin, una nutricionista fan de los tubérculos de todas formas y tamaños. Su modelo de plato es el que mostraré en la siguiente foto sexy:

Frilagd tallrik med dellinjer kopiera

Izquierda: Papas, muchas papas (33,3%). Derecha: Vegetales y hortalizas (otro 33,3%). Abajo: Carne magra (33,3%).

Las personas de más de 50 años crecieron con esta idea de dieta ideal y es literalmente imposible sacarlas de ahí, así que no va a ser raro que tú, mi querid@ lector@, te encuentres con gente haciendo fila en la parte donde tienen papas en cualquier supermercado y veas que los tipos de tubérculos que venden acá superan con creces los que has visto en tu país. Este tipo de dieta otorga energía con bastante rapidez (debido a las papas y hortalizas) y es más indicada para personas que hacen mucho ejercicio, viven, trabajan y sufren en un clima helado desde siempre (y a veces ni eso). Esta misma nutricionista ha dicho últimamente que la gente está comiendo demasiado carbohidrato sin ejercitarse lo suficiente, así que aconseja que se reduzca la ingesta de papas… pero es muy tarde y la gente se pasó por el aserejé los nuevos consejos de la nutricionista-fan-de-las-papas (mi suegra es un ejemplo, a ella le quitas sus papas y se tira de un acantilado).

Y qué hago si soy inmigrante/turista?

Acá en Suecia abundan tres cosas: supermercados con ciertos productos “para inmigrantes”, supermercados “para inmigrantes” y restaurantes de comida muy, pero muy rápida. En donde vivo yo hay al menos 10 hamburgueserías entre McSebo, Burger King, etc., más locales de kebab, hot dogs, pizzerías, comida china, comida tailandesa, comida hindú, buffé, etc. Si te quedas en un lugar donde tienes que vivir con uno o más suecos y no sabes (o no quieres) cocinar, corres el peligro de adaptarte a su estilo de vida y su dieta y, si presentas tendencia a engordar, puedes irte olvidando de tu esbelta figura, porque entre papas y kebab engordarás como loc@. Si vives solo y quieres cocinar, tienes la alternativa de ir a esos supermercados con productos “para inmigrantes” (o supermercados para inmigrantes, como LIDL – que es zona prohibida para los suecos porque dicen que comprar allí es de pobres) y seguir con tu dieta tradicional o, si no quieres cocinar, puedes atragantarte a kebab y terminar rodando por ahí.

Análisis de Supermercados.

Suecia tiene varias cadenas de supermercados con distinto público objetivo y franja de precios, así que nadie puede decir que no encuentra dónde comprar. Los supermercados más populares son los siguientes:

ICA: ICA tiene de todo, absolutamente de todo. Es una cadena de supermercados de 2.200 locales esparcidos por aquí y por allá y que tienen diversos tamaños (desde los ICA Nära, que son chiquitos, hasta los ICA Maxi, que son grandes). Tienen desde textil hasta muebles, pasando por calzones, pan de todos los estilos, zapatos y helado y de marcas tanto conocidas como propias. La oferta de verdulería es bastante grande (especialmente en los ICA Maxi) y tienen carne de todos los precios (aunque desconfíen un poco de la carne danesa, porque a veces viene medio mala), aparte de pasillos de comida internacional con elementos que van desde la leche en polvo NIDO hasta el paté de pavo de Croacia (muy, muy bueno). El rango de precios es muy conveniente, la gente atiende bien y siempre hay buenas ofertas en el área de vegetales cuando éstos están en temporada. Conviene ir si vives con un sueco que se avergüenza de ir al LIDL :)

COOP: Es una cadena de supermercados que tiene su casa matriz en Estocolmo y que equivale al Jumbo de Chile… caaaaaro. También tienen tiendas que se llaman diferente de acuerdo a su tamaño (Coop Nära se llama la más chica y Coop Forum se llama la más grande) y variedad de productos similar a ICA, con su marca propia y todo. Los precios son bastante más altos que en ICA en todos los productos (he llegado a ver diferencias de un 50% en productos de belleza) excepto los que son de marca propia y no tienen tantas ofertas como en ICA, así que han ido perdiendo clientes como condenados estos últimos años. De las grandes cadenas de supermercados, ésta es la más cara y – por lo mismo – conviene ir si no quieres esperar en las colas del ICA porque siempre suele estar vacío en los COOP, jajajajaja!

City Gross: Otra cadena de supermercados, pero ésta no tiene tantos locales todavía. Las tiendas son ENORMES, venden a precios entre ICA y COOP y tienen una tremenda ventaja por sobre las dos: venden carne fresca. El pasillo de inmigrantes no es tan grande como el de ICA, pero tienen carne de muchos lados y la suya propia, que realmente no puede ser más fresca y suele estar al mismo precio que la carne empaquetada de otros supermercados. La frescura de su carne, sin embargo, hace que los demás productos deban ser más caros para compensar los gastos de tener lugares donde faenan vacuno y cerdo en cada local, así que conviene ir por carne y por productos que no puedas encontrar en otros supermercados. Tienen un sistema de autoescaneo (te haces miembro y te dan una tarjeta que sirve para usar un lector de códigos y así sólo pagas en caja en vez de pasar los productos de a uno por uno) que falla a veces y hace que pases muy malos ratos (a mí me tuvieron que indemnizar una vez) y la ubicación de los supermercados suele ser a la periferia del mundo, así que no vayas si no es por carne o por productos que no encuentras en otros lados.

Netto: Es una cadena danesa de supermercados de muy bajo precio, pero también de poca variedad. Es lo que se llama un “supermercado de inmigrantes”, con cosas económicas y raras, marcas desconocidas y carnes danesas. Tienen bastantes cosas de otros países, pero carecen de varios productos suecos y es por eso que la gente de este helado reino no va… dicen que es sospechoso, jajajaja! No es común ver suecos en un Netto y, si vas con uno, probablemente se quedará afuera y hará que vayas sol@ a comprar mientras él/ella imagina que se l@ traga la tierra. Si no te da vergüenza como a un sueco, te gustan los productos raros y las ofertas locas, éste es el lugar para ti; eso sí, sigo recomendando que la carne la compres en ICA o en City Gross :)

LIDL: Es una cadena alemana de supermercados, la madre de los supermercados para inmigrantes. No es muy lindo ni grande, pero tiene productos importados, buenos y baratísimos! La variedad de frutas y verduras es poca, pero lo compensan con importaciones directas de proporciones bíblicas y cosas que no vas a encontrar en ningún otro lado. Si quieres un buen jamón serrano de España a precio decente, té rooibos con caramelo en oferta permanente o ricos pasteles italianos sin tener que vender un riñón, no existe un mejor lugar que LIDL para poder encontrarlos. Los suecos reaccionan igual que con Netto y siempre verás más inmigrantes que locales comprando acá, así que la concurrencia no es mucha y los productos nacionales son los básicos… todo lo demás es importado directamente de su país de origen y conserva la marca de ese país sin pasar a ser “sueco a la fuerza”, lo cual aumenta los precios.

Éstos son los cinco supermercados que más verás en este país. Hay otra cadena que se llama ÖoB y que se especializa en productos “no perecibles” además de perfumería y aseo, pero nosotros no comemos artículos de aseo, jajajaja! También hay dos cadenas más chicas de supermercados que conozco (Hemköp y Willys), pero ninguna de las dos está acá en Kalmar y, por lo tanto, no puedo hacer ningún análisis objetivo (Willys tiene buenas ofertas y venden carne brasileña y Hemköp vende carne uruguaya a precio muy decente según lo que he visto en sus catálogos… lo malo es que el Hemköp más cercano me queda a 80 kilómetros y no creo que a Corleone le guste recorrer medio país por un kilo de carne por muy uruguaya que sea).

En síntesis.

Hay dos cosas a tener siempre en cuenta en este país: la dieta que a los suecos les acomoda probablemente a ti no te va a acomodar porque creciste con otra dieta y es muy difícil encontrar cosas light debido a que ellos son muy quisquillosos con los endulzantes artificiales. Si eres sensible al azúcar como yo y quieres un dulce o helado light, estás frit@. Dulces sin azúcar hay más bien pocos (e importados) y sólo dos marcas manufacturan helado sin azúcar: Alvestaglass y CarbZone. En cuanto a hornear pasteles y galletas, te recomiendo encarecidamente que compres un endulzante a base de Eritritol, Stevia o mezcla de ambos (Sötströ de ICA, o Sukrin, que se puede encontrar en más supermercados pero que es bastante caro) en vez de comprar endulzantes a base de Maltitol o mezclados con azúcar que te harán engordar bastante. Suecia tiene alternativas para todo (cosas sin gluten, sin lactosa, sin soya, etc.), pero lo dulce es siempre con azúcar y por eso recomiendo que – si te apetece algo – busques alguna receta en la internet y la modifiques de tal manera que no “mate” tu dieta pre – visita o pre – mudanza. Tampoco imites a los suecos (gran error que cometí) y te pongas a comer lo mismo que ellos de buenas a primeras, sino que ve viendo qué tal se adapta tu cuerpo a la dieta. Si ves que engordas, sacrifica un poco tu bolsillo y busca lo más parecido a lo que comías en tu país (yo en Chile comía ensalada, atún y carne, así que me la paso abasteciendo la despensa en City Gross y en ICA), porque no te darás ni cuenta cuando te vas a ver obligad@ a cambiar el guardarropas completo debido a los michelines.  

Si no sabes cocinar y te estás viendo forzado a comer lo mismo que un sueco (papas y/o kebab), te recomiendo que aprendas lo antes posible. Ni siquiera con un chef al lado puedes asegurar que la comida sea buena para ti (ya sabes, metabolismo sueco v/s metabolismo tuyo), así que tendrás que adaptar las recetas de ellos o, derechamente, cambiarlas por algo que te resulte más saludable. No creas en todo lo que te dicen acá y mucho menos pienses que las papas serán tus aliadas más fieles, porque no lo son si no creciste comiéndolas. Si eres una persona que tolera el arroz, come arroz Basmati que es bien rico y si eres de los que come pasta, acá tienes para regodearte, pero NO te pongas a comer como sueco si tu cuerpo tiene el metabolismo revuelto o perderás tu apolínea figura, jajajaja!

Consejos finales para los que no quieren perder la figura pre – Suecia.

- No hagas como los suecos de comprar todo en un mismo lugar. Si hay algo que te conviene en otro supermercado, vas y lo compras ahí.

- Si eres sensible al azúcar, aprende a hacer pasteles (como yo) en vez de comprar cualquier cosa dulce que veas. Quizás sale más caro, pero a la no tan larga tu cuerpo te lo agradecerá y comerás cosas mucho más ricas de lo que crees.

- Si comes pan, lee bien la etiqueta y trata que tu pan no tenga mucho azúcar (los hechos en el supermercado suelen ser mejores que los envasados).

- No comas papas si no puedes, aunque los suecos te lo pidan de rodillas (una vez que aceptas, no paran hasta intentar hacer que comas TODO lo que comen ellos).

- Si quieres probar algo de comida sueca, hazlo, pero que no se haga una costumbre ;)

 

Acá ya es 24 de diciembre y es el día en que se abren los regalos debido a que hubo un error de traducción hace muuuucho tiempo y cambiaron el 25 por hoy, jajajaja! Espero que todos tengan una feliz Navidad, sean creyentes o más bien agnósticos como yo y que coman como si no hubiera mañana… pero cuidado con las papas, jajajaja!!!!!!!! Voy a estar posteando un poco más seguido debido a que tengo algo más de tiempo, pero déjenlo en amenazas mientras tanto, no vaya a ser que me dé por desaparecer de repente ;)

Les mando un abrazote y celebren, pórtense bien y compartan!!!

Hasta otro post!!!

Yo :)

No comments: