Friday, June 13, 2014

Crónicas Enlatadas XXXII: En casita :)

Volví a casa luego de varios días de labores forzadas, mis queridos y queridas. Su Comandante Sakenne, ya de vuelta en su territorio, ha descansado un poco tras jornadas en las que me tocó hacer de todo para que mi suegra no se sintiera mal. El hecho es que ella se sentía mejor que todos nosotros juntos y se la pasó entre inventando qué atrocidades podríamos cometer con Corleone y tirada al sol porque "es saludable" quedar como cochayuyo. 

No pude tejer mucho por razones obvias, así que me llevé mi bolsita de lana con dos proyectos a puro pasear; eso sí, aproveché y compré un libro online en oferta y lo leí en mi celular mientras cocinaba o me derretía afuera mientras sacaba bolsas de basura con ramitas. Tuve tan poco tiempo para más cosas que me vi obligada a grabar un seminario de 10 días (online) que tenía mucha ilusión de ver en tiempo real... pero bueno, menos mal que pude grabarlo o hubiera gastado el dinero en vano y hubiera echado un par de maldiciones gitanas, jajajajaja! No voy a ahondar en el contenido del seminario parte por parte, sólo digo que tiene un poco de todo y que apunta al desarrollo personal (que es mi materia de interés aparte de la lana), porque a mí me interesa mucho aprovechar mis cualidades de modo que pueda sentirme a gusto conmigo misma y últimamente he estado haciendo pequeños cambios para llevar mi vida de la mejor manera posible.

Las personas que sufrimos de depresión endógena solemos tener baja autoestima y se vuelve peor cuando el trato con la sociedad te provoca ansiedad, como es mi caso. Te sientes diferente y, por más que lo intentas, no hay caso y terminas aislándote del mundo porque algo en ti te dice que te comerán con zapatos. Puede que sea así en verdad, que justo caíste en el peor lugar posible y te van a servir con papas cocidas en el almuerzo de hoy, pero a veces es el miedo hablando por uno y pintando cosas donde no las hay. El problema es que, muchas veces, desaparece el límite entre lo que es real y lo que es una imaginación desbocada y te vas llenando de más y más miedos hasta que tu vida deja de funcionar y terminas en el Psiquiatra o haciendo idiotez y media, como ir a correr con 40 grados a la sombra o sacarte selfies. Como yo conozco mis lados menos desarrollados y me doy cuenta de cuándo me empiezo a deprimir, vi el seminario como una oportunidad de poder aumentar mi autoestima y enfocarme en las cosas de manera más productiva, con menos maldiciones gitanas de por medio y más buenos momentos. Ahora mismo me resulta un tanto difícil, porque se me acabaron mis medicamentos y van a tardar un poco en llegar, pero me he concentrado en otras cosas y así he evitado pensar demasiado en lo que se demora en envío, en lo melodramática que me puedo llegar a poner y en la cantidad inmensa de cosas dulces que me dan por comer cuando no me siento bien.

Lo de andar distraída en otras cosas me ha resultado y ayer mismo vi los frutos. Hace un mes postulé a un trabajo de tutora de castellano y ayer me dieron la respuesta: no lo conseguí. Si hubiera estado en el punto más bajo de mi depresión hubiera reaccionado muy mal, echándome la culpa de mi supuesta inutilidad y pensando que este país no me quiere, pero esta vez reaccioné muy bien y lo vi como un buen intento, hasta me felicité por haber mandado la solicitud y todo! Tratarme mal no me convierte en alguien mejor preparado ni me va dar mejores herramientas para entrar al mundo laboral acá, sino que me va a llenar de dudas y de ansiedad, cosas con las cuales yo ya tengo ciertos problemillas, así que decidí tratarme mejor por esta vez y decir que hice un avance, porque realmente es un avance para alguien como yo. Suelo tener un alter ego cuando estudio que es muy avasallador y que se ríe fuerte, pero en los demás aspectos de mi vida soy más bien calmada y trato de no atraer demasiada atención, porque no sé qué hacer con ella. En la parte laboral no uso mi alter ego que se las sabe todas, así que me encuentro en una posición más vulnerable y esa vulnerabilidad se vuelve incluso mayor en un país que no es el mío, así que para mí es una proeza y me felicito por haber mandado los papeles sin ataques de histeria de por medio, jajajaja!!!

Mis bellos y bellas, voy a retirarme a mis aposentos para disfrutar de un rico té y una tarde de tejido luego de haber pasado la aspiradora por aquí y por allá. Espero que disfruten el fin de semana y que no tengan que pasar la aspiradora :)!

Un abrazo y hasta otro post, con menos bolsas con ramitas y más lanita, jajajaja!!!

Yo =)

4 comments:

mamy said...

Al menos estás en tu casa donde probablemente estás más tranquila, en confianza y sin presiones suegrísticas. Todo intento vale, también para perderle el miedo a esas cosas y no se pierde nada con probar. Además hay que tratar de ver siempre el lado positivo de las cosas, a lo mejor no era lo que más te convenía y algo mucho mejor va a venir pronto.
Últimamente he estado viendo muchas fotos en instagram de una niña que teje y sube las fotos de sus gorros y capuchas y cada vez que paso por alguna vitrina con lanas pienso que para ella o para ti son el paraíso jajaja. Yo tejo, pero avanzo tan lento...
Ojalá lleguen luego tus remedios, mejor te abasteces con un sobrestock y que no tengas que estresarte por el bajón.
Allá no andan con fiebre mundialera? Ahora que ganó Chile ayer no se habla de otra cosa aquí jajaja.
Saludos!

Karina Muñoz said...

Menos mal que ya estoy de vuelta!!! Te diré que hasta Mattias estaba camino a volverse loco, si hasta peleó con ella un par de veces porque no paraba de decir cosas raras (le echó la culpa de su cáncer a Chernobyl, porque el día del accidente ella andaba jardineando) y, por muy hijo suyo que él sea, no tiene paciencia eterna XD

Los remedios suelen demorar una semana y media en llegar y a ratos me da una impaciencia terrible, pero luego me acuerdo de todos los años que me las pasé sin pastilla alguna y me doy cuenta que tengo la resistencia suficiente para esperar. No te preocupes, compré dotación para un año, jajajajaja!!!

Sobre la lana, yo por poco y babeo cuando veo una tienda, pero admito que me veo un tanto ridícula, así que opté por lo sano y reabastezco mi stock gracias a una fábrica que sólo vende online, así que puedo babear con tranquilidad en la privacidad de mi hogar XD!

La fiebre mundialera es expansiva y, por mucho que los suecos no hayan clasificado, acá se preparan al estilo chileno para ver el fútbol, con asado y mucha cerveza XDDD!!!

Muchos saludos!!!

Marie Antoinette said...

Te felicito por la actitud que tomaste frente a la respuesta de no haber quedado en el puesto laboral.
Yo antes me amargaba por esas cosas (bueno, a veces, aún me ocurre) y ahora trato de tomarlas con más altura de miras. Soy una convencida que esa frase que dice que todo ocurre en el momento oportuno es muy cierta.
Ojala ya vayan en camino pronto tus remedios. Yo no he sentido la necesidad de tomarlos (solo una vez), pero veo en mi mamà, el graaan cambio que se produce cuando los tiene a mano y es impagable.
Tienes el "cielo" ganado con la compañia a tu suegra. Entendiendo al "cielo" como algo generico, obvio.
Te envio un abrazote gigante, con un veranito de San Juan a cuestas, jajajaja.
Cariños!!

Karina Muñoz said...

Yo igual me amargaba ene antes, me frustraba, lloraba, maldecía gitanamente a medio mundo y todo, pero me di cuenta que - al final - la que terminaba con los nervios hechos pebre era yo, así que me puse más filosófica como mi mamá y me dije "si pasa, bien; si no, también" y por eso fue que reaccioné tan bien con algo que antes me hubiera mandado a un pozo de depresión, jajajaja!

Mis remedios demoran en llegar, pero llegan. Los encargaría feliz en Suecia, pero acá no existen y no voy a andar escribiéndole a las autoridades de salud de este país para que los hagan sólo para mí XD! Sobre lo de mi suegra, espero que lo que hago por ella sirva para que ella aprenda a apreciar la ayuda que le brindan, porque lo que me gané yo fue una gastritis del carajo que hizo que tomara Omeprazol, cosa que nunca hago. Le dije a Corleone que intentáramos ir menos y él me respondió "a veces me gustaría mudarme lejos de ella, para que así no nos haga ir a cada rato"... yo casi me puse a hacer la maleta, jajajaja!

Con ese comentario me quedó claro por qué él no quiere que nos mudemos a mi amada ciudad de Jönköping... queda incluso más cerca de Vimmerby que Kalmar, así que ella probablemente nos "invitaria" cada semana, noooo!!!

Abrazotes!!!