Friday, June 13, 2014

Crónicas Enlatadas XXXII: En casita :)

Volví a casa luego de varios días de labores forzadas, mis queridos y queridas. Su Comandante Sakenne, ya de vuelta en su territorio, ha descansado un poco tras jornadas en las que me tocó hacer de todo para que mi suegra no se sintiera mal. El hecho es que ella se sentía mejor que todos nosotros juntos y se la pasó entre inventando qué atrocidades podríamos cometer con Corleone y tirada al sol porque "es saludable" quedar como cochayuyo. 

No pude tejer mucho por razones obvias, así que me llevé mi bolsita de lana con dos proyectos a puro pasear; eso sí, aproveché y compré un libro online en oferta y lo leí en mi celular mientras cocinaba o me derretía afuera mientras sacaba bolsas de basura con ramitas. Tuve tan poco tiempo para más cosas que me vi obligada a grabar un seminario de 10 días (online) que tenía mucha ilusión de ver en tiempo real... pero bueno, menos mal que pude grabarlo o hubiera gastado el dinero en vano y hubiera echado un par de maldiciones gitanas, jajajajaja! No voy a ahondar en el contenido del seminario parte por parte, sólo digo que tiene un poco de todo y que apunta al desarrollo personal (que es mi materia de interés aparte de la lana), porque a mí me interesa mucho aprovechar mis cualidades de modo que pueda sentirme a gusto conmigo misma y últimamente he estado haciendo pequeños cambios para llevar mi vida de la mejor manera posible.

Las personas que sufrimos de depresión endógena solemos tener baja autoestima y se vuelve peor cuando el trato con la sociedad te provoca ansiedad, como es mi caso. Te sientes diferente y, por más que lo intentas, no hay caso y terminas aislándote del mundo porque algo en ti te dice que te comerán con zapatos. Puede que sea así en verdad, que justo caíste en el peor lugar posible y te van a servir con papas cocidas en el almuerzo de hoy, pero a veces es el miedo hablando por uno y pintando cosas donde no las hay. El problema es que, muchas veces, desaparece el límite entre lo que es real y lo que es una imaginación desbocada y te vas llenando de más y más miedos hasta que tu vida deja de funcionar y terminas en el Psiquiatra o haciendo idiotez y media, como ir a correr con 40 grados a la sombra o sacarte selfies. Como yo conozco mis lados menos desarrollados y me doy cuenta de cuándo me empiezo a deprimir, vi el seminario como una oportunidad de poder aumentar mi autoestima y enfocarme en las cosas de manera más productiva, con menos maldiciones gitanas de por medio y más buenos momentos. Ahora mismo me resulta un tanto difícil, porque se me acabaron mis medicamentos y van a tardar un poco en llegar, pero me he concentrado en otras cosas y así he evitado pensar demasiado en lo que se demora en envío, en lo melodramática que me puedo llegar a poner y en la cantidad inmensa de cosas dulces que me dan por comer cuando no me siento bien.

Lo de andar distraída en otras cosas me ha resultado y ayer mismo vi los frutos. Hace un mes postulé a un trabajo de tutora de castellano y ayer me dieron la respuesta: no lo conseguí. Si hubiera estado en el punto más bajo de mi depresión hubiera reaccionado muy mal, echándome la culpa de mi supuesta inutilidad y pensando que este país no me quiere, pero esta vez reaccioné muy bien y lo vi como un buen intento, hasta me felicité por haber mandado la solicitud y todo! Tratarme mal no me convierte en alguien mejor preparado ni me va dar mejores herramientas para entrar al mundo laboral acá, sino que me va a llenar de dudas y de ansiedad, cosas con las cuales yo ya tengo ciertos problemillas, así que decidí tratarme mejor por esta vez y decir que hice un avance, porque realmente es un avance para alguien como yo. Suelo tener un alter ego cuando estudio que es muy avasallador y que se ríe fuerte, pero en los demás aspectos de mi vida soy más bien calmada y trato de no atraer demasiada atención, porque no sé qué hacer con ella. En la parte laboral no uso mi alter ego que se las sabe todas, así que me encuentro en una posición más vulnerable y esa vulnerabilidad se vuelve incluso mayor en un país que no es el mío, así que para mí es una proeza y me felicito por haber mandado los papeles sin ataques de histeria de por medio, jajajaja!!!

Mis bellos y bellas, voy a retirarme a mis aposentos para disfrutar de un rico té y una tarde de tejido luego de haber pasado la aspiradora por aquí y por allá. Espero que disfruten el fin de semana y que no tengan que pasar la aspiradora :)!

Un abrazo y hasta otro post, con menos bolsas con ramitas y más lanita, jajajaja!!!

Yo =)