Saturday, October 18, 2014

Crónicas Enlatadas XXXVII: Respondiendo el #TAG de la comida, hecho por Marie Antoinette (y un Bonus Track)!

Hola, mis idolatrados lectores! Acá les escribe su Comandante Sakenne, cumpliendo con lo prometido de postear algo pronto :) Como andaba leyendo los interesantísimos posts de mi querida Marie Antoinette y consideré que el último es muy entretenido, me di el permiso para  usurpar descaradamente las preguntas y contestarlas también. Admito que me encanta responder cuestionarios y cosas por estilo, tiene que ver con mi idea de ser exacta y concisa (como ayer, que cargué 400 coronas EXACTAS de bencina y me puse a saltar de la felicidad, jajajaja! Les dejo la evidencia gráfica :)


Esto fue como un manifiesto a favor del Trastorno obsesivo - compulsivo, jajajajaja!


Mejor hablemos de comida.

Mi queridísima Marie Antoinette retrató de manera muy observadora la realidad del ambiente culinario chilensis y yo, como estoy acá y no estoy allá, me veo en la obligación autoimpuesta de describir un poco lo que sucede en Suecia. 

Estos suecos viven masticando! Eso sí (y haciendo hincapié en algo que escribí hace un tiempo), este país se separa en los "puristas", seguidores del "husmanskost" (que es el término que se usa para describir la comida netamente sueca) y los más modernos, que comen todo lo que se les dé. En la televisión abundan los programas culinarios, pasan a Jamie Oliver y a Gordon Ramsay a diario, también la serie "Masterchef" y su equivalente sueco, "Hell's Kitchen", "Gordon's Kitchen Nightmares" y programas más orientados al público local. Los sitios web de comida son abundantes (cada supermercado tiene su apartado de recetas), las revistas son muchísimas (hay una que se llama "Mat", "comida" en sueco) y hay algunas con temática especializada. Los suecos modernos no cocinan mucho si los comparo a los puristas, los que se dan el lujo de hacer carne a la olla de cocción lenta (que demora hasta 8 horas) con puré de distintas hortalizas que hay que remojar una noche entera más el pan fresco y la "mermelada" de arándanos. Los modernos prefieren una de dos cosas: o compran revistas del tema para ampliar conocimientos (como yo, que colecciono una) o derechamente se van a comer afuera, pero por ningún motivo van a pasar media vida pelando papas o vigilando una olla por toda la eternidad, jajajaja!

Pasando al tema más personal, yo me considero moderna y casi una enemiga de la comida sueca tradicional. Lamentablemente, comer como los suecos sin ser sueco es casi una garantía de obesidad y no es sólo porque sus dulces sean excesivamente dulces (lo son), sino porque la combinación mortífera que tienen de cosas con mucho hidrato de carbono, sumado a cosas que derechamente tienen azúcar de mesa, papas, harina y salsa es un ticket sin retorno a las no tan lejanas tierras de la diabetes. Por ende, me he visto en la obligación de elaborar un plan maquiavélico para permanecer lo más lejos posible de la comida sueca y, a raíz de ello, mis gustos y hábitos actuales se verán muy retratados en el cuestionario que responderé a continuación :)

1. Comida favorita: Tengo dos comidas favoritas, una asiática y otra que es chilena. La asiática se llama satay de pollo, que es pollo con salsa de maní, leche de coco y pasta de curry y la chilena es el pastel de choclo, el cual como cada vez que voy a Chile. Como acá el satay lo hacen en los restaurantes tailandeses y no cuesta poco (7 lucas = 12 dólares la porción), aprendí a hacerlo yo misma y lo como una vez por semana. El pastel de choclo es difícil de reproducir acá debido a la ausencia del choclo humero - pastelero, así que me tengo que conformar con comer una vez a las quinientas, literalmente!

2. Comida que no te gusta u odias: La comida demasiado seca en general o que tenga vísceras animales. Tampoco me gustan los mariscos (la textura me causa repulsión) ni la comida demasiado picante. 

3. Ingrediente favorito para cocinar: Ajo! Aparte de ser muy buen bactericida y hacer que el bistec mañanero quede muy sabrosón, tiene la gracia de añadirle una dimensión extra a las cosas. Yo compraría feliz una trenza de ajo, pero acá no venden el ajo por trenzas y me tengo que conformar con un saco, jajajajaja! Lo otro que incluyo bastante por mi sangre china es el jengibre, pero lo uso en platos calientes o en forma de té cuando me siento mal del estómago.

4. Ensalada favorita: Una que tenga tomate, palta, lechuga, huevos duros y mayonesa en cantidades industriales. No puedo comer betarragas porque me hacen mal, las zanahorias no me llaman la atención y el repollo me carga!

5. Carne favorita: La de vaca, específicamente el lomo vetado por un asunto de versatilidad. La carne de cerdo no me gusta mucho porque es medio seca y al pollo no lo veo mucho porque a cierta personita no le gusta. El pavo me gusta, pero acá es tan caro que nunca lo he preparado y, de las carnes "salvajes", me quedo con la carne de alce (muy buena!). A modo de anécdota, comí carne de venado sin saberlo y, cuando lo supe, casi me pongo a llorar!

6. Pescado favorito: Todos, menos el salmón (lo considero demasiado intenso para mi gusto, jajajaja!) Acá en Suecia hay varios pescados ricos, así que nunca me falta si quiero hacer comida china :)

7. Sopa favorita: No soy muy sopera, pero me inclinaría por la de lentejas con tocino. Ayer hice una con tomate, pimentones y carne que quedó re buena :)

8. Sándwich favorito: NUNCA como pan, pero si tuviera que inclinarme por uno sería por el churrasco italiano. Todo lo que tenga tomate, palta y mayonesa me gusta XD!

9. Pan favorito: El pan que más me ha gustado en la vida era uno de nuez que vendían en el Líder de Viña, jajajaja! En general, me gusta el pan que tenga nueces o frutos secos, aunque nunca como. 

10. Helado favorito: Lúcuma y manjar - lúcuma! Yo sé hacer helados y me encantaría hacer helado de lúcuma para que acá lo conocieran, pero el polvo de lúcuma cuesta como un riñón y medio, jajajaja!

11. Restaurante favorito: Lomit's, queda en Avenida Providencia :)

12. Restaurante favorito de comida rápida: El legendario Cevasco de Avenida Valparaíso, en Viña :)!!!

13. Si pudieras comer un alimento por el resto de tu vida, cuál sería? Helado de manjar - lúcuma!!! Ohhh, me antojé XD!

14. Qué te gustaría aprender a cocinar? Me gustaría aprender a hacer mermelada, pero no he tenido tiempo para poner manos a la obra y arriesgar la integridad de la cocina, jajajaja! Algo bueno de mi personalidad es que suelo llevar a cabo las cosas que me propongo, así que no va a pasar mucho tiempo antes que haga una tonelada de mermelada :)

Y como yo soy yo y nunca dejaré de ser yo por más que intente dejar de ser yo usando tácticas para disuadir a mi yo de ser yo, voy a añadir una pregunta más.

15. Cuál es tu especialidad culinaria? (pido perdón desde ya a mi fanaticada vegetariana y/o vegana) La carne. La haga como la haga, siempre me queda buena ;) También tengo mi grado de especialidad en cheesecakes ;)

Marie Antoinette, me debes la última pregunta, jajajajajajaja!!! 

Y ahora, el Bonus Track: Lanas coloridas o cómo no quedar con un enredo de tonos por elegir mal la lana :)

Este bonus track lo creé pensando en aquella vaga explicación de la lana que di en el post de septiembre. Ahí me puse a explicar cosas que a mis ojitos parecen hasta lógicas y que quizás a la gente no le parecen muy lógicas, así que voy a usar reciclaje de fotos más algunas fotos nuevas para explicarme mejor :)


Un asunto muy lanudo.

Haciendo honor a mi adicción a la lana y, como dije hace dos posteos atrás, yo encasillo las lanas coloridas en dos tipos: lanas de transiciones cortas y lanas de transiciones largas. Como justo tengo lanas de ambos tipos en casa, pondré unas fotos para apoyar mi explicación en ellas :)



Lana de transición corta.


Lana de transición larga. 


Primero que todo, me gustaría que prestaran atención a dos colores: en el caso del primer ovillo, el amarillo verdoso y, en caso del segundo, el rosa oscuro. El primer ovillo tiene como tono central el amarillo y los otros tonos se repiten alrededor de éste (rosa - lila - naranja - amarillo - naranja - lila - rosa) y, si ven ahí, tenemos al menos tres amarillos. En el segundo caso, el tono central es el rosa oscuro y vemos sólo un rosa oscuro en todo el ovillo, así que eso quiere decir que los cambios de color son mucho más graduales y paulatinos que en el primer ovillo.

Cuando la lana es de transición corta, se corre el riesgo de quedar con mezclas indeseables si tejemos algo que aumenta de manera sostenida (como un chal) o que tengamos transiciones de color muy bruscas en una sola hilera (empezar con un morado y terminar con el verde, por ejemplo). En el caso del primer ovillo, el límite de puntos sólidos para no romper la armonía andaría por los 90 y, en caso de mi tapado - desafío, hubiera roto la armonía de buenas a primeras si me hubiera dado por tejer en punto jersey, ya que el tapado tiene cerca de 130 puntos. Como quería hacer una pieza que le hiciera cierto honor a los colores sin sacrificar el largo de ésta, decidí "aumentar" el tamaño de la pieza a través de lazadas y cambiando el tamaño de los palillos (es una lana para palillos del 3 y yo estoy usando unos del 4,5) para darle más "aire" a mi obra y lograr que las transiciones se vean como tienen que verse, tadaaa~!




Las lanas de transición larga, como la segunda, son más fáciles de utilizar con puntos cerrados y palillos acordes con el grosor de la lana. Como son graduales a la hora de los cambios de color, no hay problemas para usarlas en chales o en cosas que tienen aumentos paulatinos y ahí da igual si uno le pone calado a la cosa o se va a la segura con nuestro mejor amigo, el punto jersey. Como ejemplo, les voy a mostrar un chal que ando haciendo casi de manera didáctica :)



Seee, parece más un gorro que un chal, pero los chales se ponen en forma de "U" cuando estás tejiendo con palillos normales debido a que los aumentos son muy dramáticos (éste tiene 4 aumentos cada dos hileras) y este chal está hecho para que el área rosa claro sea de 180 grados, jajajajaja! Acá llevo 80 hileras y aún no se repite el rosa fuerte; de hecho, todavía parecen quedar unas 20 hileras o más para que se repita, jajajajaja!



Allí, como 5 kilómetros al fondo, se ve el rosa fuerte :)

Hice una comparativa de cambios de color a modo de explicarme mejor y, usando el mismo esquema de puntos de mi tapado colorinche en una pieza cuadrada, descubrí que el tono central en la lana de transición corta aparece a las 30 hileras, mientras que en la lana de transición larga aparece a las 70, lo que nos puede dar una idea de cómo podemos usar estas lanas para sacarles el mejor provecho: 

- Lanas de transición corta: Calados, piezas sin mucho aumento o de pocos puntos y con palillos más grandes de lo normal.

- Lanas de transición larga: Puntos sólidos, piezas con más aumento y de más puntos y con palillos normales. 


Hablando de palillos y de cosas raras (y ya saliendo de la lección de hoy), anduve experimentando con las horquillas. Yo me traje una horquilla de Chile y, como nunca le encontré utilidad, la dejé guardada en el cajón del olvido. El otro día que andaba limpiando la vi y me dije "es hora de aprender a usar este instrumento del mal" y me puse a mirar por Youtube algún video explicativo. Encontré un video por ahí y me puse a practicar de tal manera que terminé con un cuello de horquilla unas cuantas horas más tarde XD



Con esto creo que queda claro que yo soy un tanto apoteósica a la hora de aprender...



Ejemplo de horquilleo :)


Es entretenido tejer con horquilla, se puede hacer de todo un poco de manera más o menos rápida y el resultado puede llegar a ser muy delicado; eso sí, tiene dos inconvenientes que pueden hacer del horquilleo una pesadilla de proporciones bíblicas: una, contar las vueltas se vuelve un suplicio si no pones marcadores y dos, te puede dar dolor de espalda, así que no lo recomiendo mucho si alguien por ahí sufre de lumbago o terminará más tieso que una momia, jajajajajaja!!!

En cuanto al crochet, hice un poncho calado casi sin darme cuenta (estaba viendo tele cuando lo empecé y no me fijé en lo que hacía hasta que llevaba más de la mitad). Quizá lo hice de manera inconciente, pero lo hice en punto malla y me quedaron los colores bien definidos, jajajajaja!!!



Poncho de frente :)



Poncho de espaldas XD


No les miento si les digo que me demoré, con suerte, un día en hacerlo. Fue un día que estaba viendo animé en la tele y, como el esquema es a centímetros y no a hileras, me volví loca tejiendo sin contar nada. El poncho es económico, gasté 300 gramos de lana (compré dos madejas de 200 gr y me sobró la mitad de una), haría unos cuantos cientos siguiendo el mismo modelo si me dieran suficiente lana, y hasta a mi mamá le gustó cuando lo vio en Facebook XD! 

Lo otro que he andado haciendo en crochet y que empecé ayer es un chal. Sucede que tengo una lana que es de las "caras" y que no sabía cómo usar, así que me puse a mirar por aquí y por allá y di con un punto que me gustó para hacer un chal, así que puse manos en el palillo del 3 y esto es lo que llevo hasta el momento :)



Al fin te encontré un uso, querida y chúcara lana. 

Haciendo un cálculo a tontas y a locas, creo que voy a terminar este chal la semana que viene, aunque no niego que me puede dar un arranque de tejido y ahí no pararía hasta que la pieza esté completa (me ha pasado muchas veces). Prometo solemnemente mostrarles el resultado final, os lo promeeetooo!!! 

Creo que ya ha llegado la hora de concluir este MEGA post, porque llevo como dos horas escribiendo y mi estómago empezó a llamarme la atención, jajajajajaja! Espero que les hayan gustado mis respuestas, que hayan aprendido un poco más acerca de mi singular visión acerca de las lanas y que estén muy bien :)!

Disfruten del fin de semana y tomen helado por mí, buaaa!!!

Se les quiere y nos vemos en otro post!!!

Yo, para variar :)