Tuesday, March 10, 2015

Crónicas Enlatadas XLI: Con olor a plantita.

Ustedes ya me conocen, mis queridos lectores. Vuestra muy alocada Comandante Sakenne tiene ideas muy, pero MUY raras cuando las alineaciones planetarias así lo estiman y justo se dio ese momento la semana pasada, mientras veía un programa de televisión donde te agarraban las greñas y te las coloreaban de distintos tonos mientras maldecían en 12 idiomas a la henna. Como tengo una vena (la vena cava superior, probablemente) que es medio conspiranoica, me puse medio cachuda con la retahíla de calamidades que asaltarían el pelo de aquella inocente criatura que osase siquiera meterle mano a un verduzco paquete de polvorienta henna, porque acá se tiñen con ganas (y con esos productos deluxemente deluxe) y yo creo que tengo más pelo en un brazo que lo que ellos tienen en la cabeza, aparte que yo le teñí el pelo con henna a mi sacrosanta madre y le quedó bastante lindo. Es verdad que se ve más el pelo fino que el pelo grueso por este lado del mapa (acá me encuentran la cabellera frondosa y en Chile me dicen que tengo poco pelo), pero también veo que lo tienen tan pajizo que se les prende si hay más de 25 grados afuera, así que no pude hacerle caso a la peluquera que maldecía a la henna y me metí a la internet a pedir un paquetito desde los confines de la galaxia (Reino Unido, para los que no sepan dónde quedan los dichosos confines de la galaxia). 

Poniéndome informativa y retomando lo que escribí en "La Tercera Guerra... Capilar", cuesta un ojo de la cara arreglarse el pelo en Suecia. Es verdad que los peluqueros tienen que vivir, que el arriendo de local es caro y que los productos se los venden a precios que les dan arcadas, pero de ahí a que te casi te hagan vender óvulos por un corte de pelo es pasarse. Yo, como tengo "mucho" pelo, recibo los peores palos que uno se pueda imaginar (el corte de pelo me sale 40 lucas), sólo porque "mi frondosa cabellera requiere de más tiempo para cortarla" y una vez cometí el error de teñirme en la peluquería, donde me cobraron 100 lucas por utilizar 5 pomos de tintura. Las cremas más decentes te salen como 20 lucas cada una y yo, que tengo el pelo hasta la cintura, me tengo que echar medio envase por semana debido a que las dichosas cremas son para nórdicos y un pote de 100 ml. les dura tres décadas, así que me vi obligada a buscar alternativas en los confines de la galaxia y otros sectores aledaños para tener unas mechas decentes sin tener que donar forzosamente un riñón.

Importar es importante.

Vuestra Comandante Sakenne, si bien es tan extrovertida como una piedra mojada, es lo que se llama una busquilla de tomo y lomo. Suelo encontrar cosas baratas en los lugares más impensados, testeo productos nuevos todos los meses y aprovecho las ofertas que me mandan al correo. En tres meses he conseguido 2 cremas de día, una crema de noche y un perfume GRATIS (todo ello avaluado en 80 lucas), me suelen mandar muestras y regalos de cosméticos debido a que tengo un proveedor al cual le compro en cantidades industriales, me ofrecen las promos más tiradas de las mechas (por ejemplo, un perfume de 60 lucas lo compré a 5 y me dieron el de Lady Gaga a 3 lucas) debido a que soy una cliente fiel y, como pago de manera inmediata, tengo una reputación intachable. Casi todo lo importo y se nota mucho tanto en el bolsillo como en la calidad, ya que las cosas que te venden en Suecia no son muy buenas que digamos (y el dicho H&M tiene el mismo lujo que ir al Mercado Persa en Chile) y la gente acá suele creer - muy ingenuamente - que lo barato es malo, por muy de afuera que lo hayas importado y por mucho que la moneda de cambio te favorezca. Hay cosas que, debido a ciertos reglamentos, no puedo importar (perfumes, ciertos alimentos y cosas por el estilo) y los zapatos los tengo que comprar o en Chile o en Suecia, porque las tallas son todas diferentes y no quiero arriesgarme a terminar con unas gualetas que no voy a poder usar ni con 50 kilos de algodón, pero hago lo que más puedo para hacer cundir mis moneditas (cuesta mucho dinero el mantener una nave con forma de plátano y wifi) y me resulta bastante bien.

Jugando con "arcilla" verde.

Siguiendo la misma tónica y aprovechando que tengo buen ojo para buscar, me dio la rebeldía y encargué henna desde Reino Unido. Acá en Suecia encontré un solo lugar y salía 5 lucas el paquete de 110 gramos, mientras que a mí me salió 4500 el de 250 gramos y había más colores para elegir. Yo, que andaba con poco presupuesto, elegí henna para teñir rojo, aprovechando que mi tono actual es castaño oscuro con las puntas un poco más claras. Para los que no sepan, la henna no aclara el cabello sino que lo nivela o le da reflejos y yo la usé para lo segundo, ya que tener el pelo muy oscuro puede llegar a ser medio fome. A diferencia de las tinturas normales, hay que seguir ciertos procedimientos para que la henna te quede decente (mi henna requirió echarle algo ácido - vinagre de manzana o jugo de limón - más agua tibia y dejarlo macerar por 12 horas, que es el tiempo requerido para que "soltara" el color) y el tiempo de espera con el barro en la cabeza es de 2 a 4 horas, mientras que las tinturas te dejan todo cubierto en - a lo más - 40 minutos. Como yo soy yo y siempre seré yo por mucho que a veces no quiera serlo, voy a mencionar las ventajas y las desventajas de la henna en comparación a las tinturas convencionales:

Ventajas:

- Tiene cierta libertad de "movimiento" (puedes comprar henna lista o hacer tu propia combinación para lograr tonos únicos).

- Te deja el pelo muy brillante.

- No tiene aditivos químicos con nombres rimbombantes.

- Es económico (si vives en Suecia).

- No se te va a reventar en la cara si lo bates mucho (porque es como arcilla verde).


Les dije que es como arcilla verde.

- Puedes agregarle más cosas cuando ya esté lista y no va a pasar nada.

- No te va a resecar el pelo ni a dejártelo hecho pebre cuchareado. Es más, he sabido de gente que usa la henna para fortalecer el cabello y provocar que crezca más y han tenido buenos resultados ;)


Desventajas:

- Es una coloración que penetra en la fibra capilar y puede causar que el colorante químico "se te resbale" y no tome ni a patadas. El usar henna es un compromiso de por vida o hasta que te crezca pelo nuevo, jajajajaja!

- Prepararla toma tiempo y requiere de instrumental no metálico (saqué músculos mezclando el dichoso polvo).

- Aplicarla toma tiempo (y, si no tienes cuidado, ensucia mucho).

- No es apta para personas impacientes o que gusten de experimentar demasiado con el pelo.

- No sirve para aclarar.

- Enjuagarla es un poco engorroso (pero se consigue... luego de 4 intentos, jajajaja!)

- Demora un poco más en cubrir las canas y, en algunos casos, las deja como pequeños visos. Si tienes el pelo canoso y no te gustan los visos, usa tu tintura normal :)

El resultado.

Luego de 2 horas y media con tres turbantes de plástico y medio kilo de arcilla verde en la cabeza, pude enjuagarme el pelo (me demoré un poquito debido a que mis greñas son largas). Pensé que no me iba a alcanzar (recomiendan 500 gramos para una persona de pelo largo como yo), pero bastó y sobró. Las manos me quedaron naranjas porque a su nada de humilde servidora se le olvidó comprar guantes y me fue imposible repartir la mezcla con el pelo usando bolsas y el tiempo de espera pasó relativamente rápido. Corleone me miró con las bolsas en la cabeza y me preguntó si me había unido a algún culto raro, jajajajaja! No se me cayó el pelo a manojos como cuando me he teñido de manera normal, usé un champú suave para enjuagarme y me puse un poco de acondicionador, para no terminar llorando por tirarme muy fuerte el pelo :'( Me saqué una foto para mostrarles qué tal quedó y les diré que estoy contenta con el resultado, se ve bastante brillante a pesar que es de noche :) 



Tadaaa~

No crean, mis queridos lectores, que he quedado con las mechas naranjas. El tono me quedó uniforme y es más como el que se ve a la izquierda, fue un asunto con la cámara que lo hace ver así. Para que me crean, les pongo la otra foto :)




Como mi tono de fondo era castaño oscuro con puntas más claras, me quedó rojizo con puntas rojas, jajajajaja! En caso que me aburra del color, es cosa de buscar una henna en tonos castaños y listo, vuelta a la seriedad, jajajaja!

Y hablando de cosas serias, este reducto de locuras está por cumplir 10 años! Lo empecé el 12 de marzo de 2005, como instrumento de reflexión y quejas, y ya es un blog prepúber!!! Me pregunto cuándo le empezarán a salir espinillas, a contestarme de vuelta y a salir sin permiso, jajajajaja! Si me preguntan si estoy conforme con lo que he hecho en este blog, les diría inmediatamente que nop. No es que no crea que las locuras que hago ni en lo que escribo son mínimamente interesantes, sino que siempre caigo en la trampa de la inconsistencia y eso es lo que me deja una especie de gusto medio agridulce en mi boquita de fresa. Esa inconsistencia tiene que ver directamente con dos cosas: mi depresión con agregados y falta de tiempo a solas para poder postear, ya que Corleone me interrumpe a cada rato, jajajaja! Me gustaría ser más constante, como lo hago con mis ejercicios, pero siempre pasa algo que me impide escribir con comodidad, como cierto sueco llamándome por teléfono desde su trabajo o personas X escribiéndome todas a la vez por Facebook. Como que el universo conspira contra mí y por eso dejo para mañana lo que no puedo hacer hoy, aunque hoy marqué la diferencia, wiiii ;)!!!

Es hora de retirarme a mis aposentos, mis queridos y queridas. Como Corleone ya no está de vacaciones (por eso tanta ausencia de mi parte), voy a procurar ponerme más responsable con este prepúber blog y probaré postear todas las semanas, a ver si también se convierte en rutina (entretenida, claro) y siguen enterándose de mis peripecias.

Que tengan una buena semana, tomen MUCHO helado por mí y nos vemos en otro post!!!

Saludines, como siempre!

Yo :)

Update!

Me saqué una foto de día, para que vean cómo queda el pelo bajo la luz calenturienta del Sol :) Les gusta?