Tuesday, May 05, 2015

Crónicas Enlatadas XLIII: Muebles, muebles, muebles...

Hola, mis queridos lectores y lectoras del Más Acá y el Más Allá! Acá les escribe su Comandante Sakenne, aquejada de una migraña del carajo y luego de hacer una rutina de abdominales que me dejó con la lengua afuera. Como bien saben, ya me queda menos para cambiarme a una banana madura con wifi más grande y, como siempre pasa antes de las mudanzas en Suecia, hay que tomarse como tres meses para todo: renunciar al presente departamento, renunciar al estacionamiento, cancelar la electricidad, activar la electricidad en el otro lado, anunciar el cambio de dirección en todos los sistemas habidos y por haber, trasladar el cable y la internet y comprar los chorrocientos muebles. Ustedes ya me conocen y saben que yo soy preparada para mis cosas, lo planeo todo al detalle y - gracias a mi excelente ojo - todo me suele quedar bien a la primera, pero eso no quiere decir que el proceso sea un paseo por el jardín y más de una vez me he querido tirar de cabeza de puente de Öland, especialmente por el asunto que tienen los suecos con los tres meses y su extrema burocracia para todo.

Lo de los muebles es igual, también hay que hacerse el tiempo para encargar y recibir las cosas, así que habrá que comprar los muebles más grandes esta semana o la que viene para que me lleguen recién en julio, jajajajajajaja!!! Eso sí, tanta espera la compensan con cosas de buena calidad (la cama tiene garantía de 30 años) y te instalan todo ellos mismos, así que no tendré que agarrar las herramientas y hacerlo yo mientras Corleone me mira con cara de confusión extrema. Lo que me tenía preocupada era el envío en sí, ya que el sillón es grande y pesa como 100 kilos y para qué decir la cama, que es más grande que una normal de 2 plazas que vemos en Chile, no me veía con sendos paquetes en la espalda (aparte que yo soy de ligamentos laxos y me disloco con una facilidad asombrosa si cargo demasiado peso). En lo que respecta a los colores, acá en Suecia no hay mucha variedad que digamos y la gente prefiere dar toques a través de la decoración, siendo las paredes y el cielo enloquecedoramente blancos casi todas las veces. Se puede pintar el departamento si es que uno quiere, pero eso se lo puedo pedir al encargado el 28 y me ahorro la soberana paja de andar con la brocha, la pintura y un Corleone que me mira con cara de confusión extrema (otra vez), jajajajaja!!! Los colores que he elegido de manera arbitraria son negro y gris, aunque hay ciertos muebles que no vienen en esos colores y tendré que conformarme con un café muy oscuro (svartbrun, "café negruzco" en sueco)... no me queda de otra, es eso o más blanco y terminar con una camisa de fuerza por "exceso de falta de color", jajajaja!!! Las tiendas que vi son dos: Mio, que tienen sillones y camas muy buenas, y el mismísimo estandarte de los suecos, IKEA, donde veré todo lo demás... platos incluidos (si es que Corleone sale de su confusión extrema y decide que los cambiemos, jajajaja). 

IKEA, si bien es un lugar enorme y muy confuso, tiene mucho de todo y en todos los tamaños imaginables. Si hablamos de moldes para hornear queques, tienen como 50 y esos 50 tienen 3 tamaños diferentes, así que te puedes pasar tranquilamente media tarde mirando qué molde quieres y luego pasar la otra media tarde pensando en qué tan grande lo quieres, jajajajaja! Qué decir con cosas como los vasos y los platos, es como el cuento de nunca acabar y, de verdad, puedes terminar hasta mareado de ver tanta loza junta (me ha pasado!!!). En ese tipo de cosas sí que tienen variedad de colores y de formas (a mí me encantan los platos cuadrados, así que intentaré presionar para comprar un par), así que uno puede echar a volar su imaginación un poco o - si te enojas alguna vez - ver qué tan aerodinámico es un plato cuadrado volando por el balcón, jajaja! La estantería y las cajoneras también las veré en IKEA y mi mamá me va a regalar los muebles para la terraza (justo encontré un set que es igual al que tenemos en Chile, sólo que en bebé), así que estaríamos listos para la travesía mueblística esta semana o, a más tardar, la semana que viene :) Lo que sí no sé es cómo decorar las paredes ni el color de las cortinas, porque soy re mala para elegir cuadros y las cortinas me causan una indecisión enorme, jajajajaja! Me gustan los colores sólidos y no soy muy amiga del estampado, pero Corleone es más experimental en ese aspecto y quizá me mire feo si me da por comprar cosas lisas para combinarlas con más cosas lisas, así que mejor se lo dejo a él :) 

Qué opinan ustedes acerca de la decoración? Yo soy bastante sobria como persona y me siento medio incómoda si estoy rodeada de tonos fuertes, es por eso que elegí tonos más neutrales. Eso sí, mi pieza en Chile es de tonos naranja suave, con cortinas color terracota y mi mamá la decoró de tal manera que ustedes creerían que tengo doble personalidad, jajajajajajajajaja!!! Tienen alguna recomendación que combine con lo que les mencioné antes o algún consejo sobre cómo tirar platos cuadrados desde el balcón? XD

Es hora de retirarme a mis apostentos, ya que me dio hambre y mi migraña se está haciendo bastante fuerte. Espero que estén muy bien y que no tengan que andar cargando sillones por ahí,  jajajaja!!!

Saludines y nos vemos en otro post!!! 

Yo, para variar :)

6 comments:

mamy said...

Qué lata eso de los 3 meses, me moriría de la impaciencia! pero es bueno que se puedan planificar las cosas y después funcione, que es el problema de Chile, que todo es improvisado y generalmente muchas cosas fallan a última hora.
El gusto para decorar la casa es tan personal, es cosa de Uds. no más, aunque sabiendo que sufres a veces de estados depresivos a lo mejor te conviene que los ambientes sean muy luminosos y haya algún toque de algo alegre o que a ti te de alegría, porque si pones unos cuadros coloridos que hacen que te duela la cabeza cada vez que los miras tampoco te sirve... tú sabrás, además podrías leer sobre cómo los colores afectan nuestro ánimo, hay algunos que se recomiendan para tranquilizarnos, para que el ambiente sea más acogedor, en fin. Es onbio que nadie me preguntó a la hora de hacer mi nuevo box en mi pega. Tiene la puerta amarilla, el piso amarillo, las paredes amarillas y yo odio el amarillo! jajaja, bueno, no lo odio, pero hay colores que me gustan más. Por lo menos el amarillo de la pared es suave y me agrada más que el color del piso y la puerta. Por eso, tienes que conciliar los gustos tuyos, con los de El Padrino y además verificar si son adecuados en relación a la reacción que pueden tener sobre ti.
Que salga todo bien!!
Besos!

Karina Muñoz said...

Hola! Jajajaja, da lata esperar tanto, pero qué se puede hacer :( Los colores acá, como puse en el post, se definen más a partir de los detalles que con los muebles y muros, así que no es complicado cambiar las cosas si el color me parece desagradable. A mí me gustan los tonos violeta, el color teal (que es un tono entre verde y azul), los tonos damasco y los colores neutros, mientras que me carga el amarillo igual que a ti, jajajajajaja! No sé cómo aguantas esos colores en tu box, yo ya estaría vuelta loca, jajajajajajajaja!!! Hay algo en ese tono que me despierta cierto instinto psicópata y no dudaría una semana sin intentar matar a alguien, jajajajaja!

Yo tuve mucho tiempo mi pieza en Chile con un tono verde agua y cortinas verde oscuras y me la pasé deprimida, mientras que ahora voy y me siento mucho mejor debido a que los tonos son más cálidos :) Si bien no puedo hacer demasiado con respecto a los muebles en Suecia, voy a intentar decorar de manera más colorida y quizá me lance a la vida y me compre un sillón estilo puticlub que tanto están de moda por acá, jajajajajaja! Te mando un link a modo de ejemplo XDDDDD http://www.chilli.se/sv/artiklar/dahlia-fatolj-plysch-cerise.html

Nah, broma! Yo soy más de este estilo https://www.mio.se/produkt/nevada/26711798 (de hecho, puede que ése sea el sillón que compre o uno muy parecido), ni loca dejo el depto luciendo como un puticlub, jajajajaja!!!

Gracias por tu opinión y tus consejos :)! Voy a hacer como dices y pondré detallitos que me alegren la vida, así me siento más estable a nivel emocional.

Besos y abrazos!!!

Marie Antoinette said...

30 años de garantía :O!!!! Y acá justo hoy venció el plazo de un año que nos dio Rosen el año pasado para una de sus box spring, jajaja.
Mi sueño es algún día visitar IKEA, siempre he visto cosas maravillosas de esa tienda y siento que me volvería loca viendo tantas cosas que me gustan para la casa, sobre todo cuando me conformo paseando por Homy, ajajaja... no pido mucho.
Personalmente prefiero los colores pasteles para la decoración, porque me generan paz, pero eso depende exclusivamente de tus necesidades. Una vez vi un living pintado con un rojo muy fuerte que se veía maravilloso, pero en mi casa, por sus caracteristicas... no creo que se vería tan linda. Jajaja, es que "el pasto de al frente siempre es más verde"
Cariños y harto éxito en ese cambio que se avecina! :)

Karina Muñoz said...

IKEA es como la tierra de los decoradores, tienen absolutamente TODO lo que se te pueda pasar por la cabeza XDDD!!! Eso sí, ellos no son de la modalidad de pasillos y tienes que recorrer la tienda ENTERA para encontrar las cosas (tienen un par de atajos, pero un par no más), así que vas con el carrito por todos lados y las cosas se acumulan y se acumulan y los lapicitos de IKEA se acumulan también XD

Yo no tengo dramas con el rojo, siempre y cuando sea rojo italiano y no del tipo naranjoso, ése me pone los nervios de punta y aumenta mis ganas de matar, jajajajaja! Los tonos pasteles son lindos, pero los hombres no suelen compartir mucho esos gustos y eligen tonos más sólidos, así que tengo que encontrar un punto medio :)

Hoy fui a ver muebles y estamos bastante claros con respecto a la cama, aunque hay una cama que es GIGANTE y que está tentando mucho a Corleone (es de 210 x 210, mientras que la otra que vimos es de 180 x 210). El sillón es otra historia, porque hay tres que nos gustan y aún no sabemos cuál elegir, jajajajaja!!!

Gracias por los buenos deseos!!! Abrazotes y que esta semana se haga corta ;)

mamy said...

Un poco tardìamente vengo a ver que habías respondido mi comentario. Qué risa lo del puticlub! jajajaja, no, realmente no creo que quieras convertir en eso tu depto... jajaja. Aunque no se ve el link que dejaste del sillón queí comprarías, me imagino que es más sobrio, aunque el otro no está tan feo, si le pnes un tapiz de otro color, seguro pasa más piola.
En verdad me pregunto si no serà mejor entonces comprar alguna propiedad en vez de darse tantas molestias con un arriendo...
Ojalá que todo funcione bien y de acuerdo a los planes (igualito como es acá jaja)

Karina Muñoz said...

Hola! El sillón es fucsia y con forma medio puticlubense, así que no lo voy a comprar para así mantener el decoro de mi hogar, jajajaja! El sillón que compramos al final es mucho más sobrio y no parece salido de un puticlub, así que no hay de qué preocuparse :)

La compra de propiedades es incluso peor que el arriendo, porque te piden un montón de papeles para hacerlo. Primero, debes tener un pie del 15% de la propiedad en efectivo y luego debes mostrar que tu sueldo anual alcanza para optar a un préstamo (suele pagarse a 30 años). Luego de eso, te revisan el crédito para ver si tienes alguna deuda y, de estar limpio, recién te consideran elegible para dichoso préstamo... que a veces ni siquiera cubre todo lo que necesitas, así que tienes que pedir dos. Ya con todo aprobado, ni siquiera es seguro que tengas la propiedad debido a que acá SE REMATAN y compites con al menos 5 personas más que pujan por varios días y aumentan el precio en 350 lucas por cada puja, así que el precio inicial de la propiedad y el final no encajan para nada. Una vez estuvimos a punto de comprar un departamento en Estocolmo y el precio de partida era de 100 millones (carísimo para los 50 metros cuadrados que eran), quedándonos la cuota mensual de pago en unas 300 lucas más o menos. Iba todo bien, pero después nos dimos cuenta que había 10 postulantes pujando y nos retiramos; cuento corto, el departamento terminó costándole al nuevo propietario 160 millones y esa cantidad es demasiada por un lugar tan chico.

Kalmar es un poco caro en cuanto a propiedades, especialmente debido a que está en la costa, es considerada la mejor ciudad turística del país y tiene una universidad. Los precios en este lado varían bastante según el barrio y puedes encontrar desde 20 millones en el barrio más penca hasta 800 millones en el área más fifí. Donde vivo yo ahora es bastante caro, las casas cuestan arriba de los 400 millones y un departamento de una habitación te sale fácilmente 200, así que es imposible costear algo así si sólo uno de los integrantes de la familia trabaja. Donde me mudaré en julio es un poco más barato por un asunto de distancia al centro, pero la demanda es mayor y la gente se llega a sacar los ojos por comprar allá, jajajajajaja! Es por todo este drama que hemos decidido con Corleone que es mejor arrendar hasta que la situación inmobiliaria mejore y no nos dejen sin córneas, jajajajajajaja!

Con respecto a la mudanza, todo va bien y la inspección del nuevo departamento estuvo perfecta, cosa que no creo ser capaz de decir con respecto a la inspección que nos harán a nosotros cuando nos vayamos. Bueno, qué más se puede pedir de un departamento al cual los arrendadores no le han hecho mantenimiento alguno en 12 años, jajajaja!

Saludos!