Tuesday, December 01, 2015

Crónicas Enlatadas LI: Sakenne, la entrenadora de culebras.

Holis caracolis, queridos y queridas! Acá les escribre vuestra Comandante Sakenne en su banana más grande con Wifi y calefaccionada y con media neurona casi en huelga, la cual se encuentra funcionando sólo porque le estoy pagando doble, jajajajaja! No, no crean que me dedico a la explotación neuronal ni nada, sino que soy un tanto extrema para mis cosas y casi siempre termino colapsando por lo que acá llaman "exceso de performance", en otras palabras, "me voy al chancho". Tuve un mes de práctica en un lugar que sólo puedo definir como un nido de culebras lleno de ídems (salvo una) que sólo se dedicaban a hablar pestes las unas de las otras y que, por yo no meterme, me hicieron la vida a cuadritos (no se preocupen, apenas volví a la escuela me encerré con la Jefa de Carrera y le dije absolutamente TODO lo que me hicieron, cosa que creyó gracias a que ella misma vio la dinámica el día que fue a monitorearme), al grado de criticar hasta la cantidad de lavaloza que ocupaba. Primero pensé que era psicosis mía y que ya era hora de pasarme una temporada intentando aprender a tejer con una camisa de fuerza, pero luego empezó a desarrollarse una constante de tal magnitud que ni yo - que tiendo a obviar las cosas hasta que se vuelven demasiado obvias XD - pude seguir ignorando. Le dije a Corleone, pero él es sueco (bleh!) y no me dio más consejo que aguantar a lo mero macho o elegir una carrera más "a mi estilo" (que es el analítico - académico), pero yo le dije que haría ambas cosas y que ni loca iba a dejar que una manga de pseudopsicópatas decidiera por mí. Resultado? Luego del famoso monitoreo - en el que me dejaron llorando debido a que me criticaron por detalles que nunca habían sacado a colación antes - me volví una estratega, dejé de interesarme en el grupito e hice mi trabajo sin importarme un bledo la cantidad de lavaloza sugerida por ellas... total, la que andaba lavando los platos era yo, jajajaja! La encargada de mi práctica me evaluó muy bien (no le quedó de otra) y me fui de allí esperando de todo corazón no volver nunca más o, si vuelvo, hacerlo en calidad de jefe y echarlas a casi todas por chambonas, jajajajaja!

Mis compañeros tuvieron experiencias muy variadas en la práctica. Algunos aseguraron trabajo para el verano y unos cuantos se retiraron de la escuela, así que no puedo decir que yo soy la única que vivió cosas raras. Lo que sí me sorprendió y hasta dolió un poco fue el choque entre la teoría casi Yupi de clases, con su utopía de la perfecta atención en salud, y el encuentro con una realidad mucho más mecánica y fría, casi contraria a la ética que tanto se empeñan en enseñarnos. Nos dicen que debemos traer nuevos aires a la salud y que es bueno que llevemos nuestras ideas y dudas, mientras que todo eso fue recibido de muy mala manera por el personal debido a que a nosotros supuestamente nos faltan unos cuantos hervores para ver las cosas "como realmente son". En mi lugar de práctica fui testigo de hechos que a cualquiera le daría espanto presenciar, excusadas con la frase célebre de todas las que trabajan ahí ("uno lo hace lo mejor que puede") y que sólo sirve para multiplicar por cero ese cero que ya han puesto sobre la mesa. Yo me di mi tiempo de atender a la gente como correspondía y descubrí cosas más o menos serias, condiciones adyacentes en ciertos pacientes que las culebritas ignoraban olímpicamente debido a una mezcla de falta de conocimiento y una flojera dominical de las mejores. Cometí el error garrafal de mencionarlo y ellas lo tomaron como una especie de ataque estilo "Pato de Silabario", diciéndome poco menos que estaba loca... aunque luego se me acercó la que más experiencia y más sentido de la justicia tiene y me prometió que observaría al paciente de mayor riesgo más de cerca, agradeciéndome también que me haya dado el tiempo para analizar el caso a fondo (el mechoneo valió la pena, jajajaja!).

La experiencia, a pesar de lo cabrona que haya sido, dejó buenas cosas en mí. Aprendí que acá la gente no entiende por un asunto de ego laboral y que no sirve de mucho que seas un pollito en el nido de culebras. Hay que hacer crecer las alas y convertirse en una de dos cosas: un águila que se las coma o un César Millán que las dome. Como no me dio la gana comérmelas (podría haberlo hecho perfectamente y de manera legal), hice lo que cualquier persona inteligente pone en práctica en estos casos y les di a entender que apreciaba sus consejos, pero que haría las cosas a mi manera y que ésa era mi posición final, hecho que tuvieron que aceptar a regañadientes debido a que mostré cero titubeo... y es obvio que no iba a mostrar titubeo alguno si ya me tenían harta, jajajajaja! Agradezco las vivencias a pesar de todo, ya que aprendí a sacar las pequeñas garritas que tengo y me dio el empuje que necesitaba para desarrollar otros proyectos que no quería empezar debido a falta de valentía (como ser jefa y echarlas, jajajaja!), así que atesoro lo vivido y lo usaré como combustible en mis travesías plataneras futuras :)  

Eso es todo por hoy, mis queridísimos/as! Como mi neurona tiene horario de trabajo establecido, es mi deber como jefa respetar sus descansos y, por ende, hacer que duerma un poquito. Espero que estén muy bien, me disculpo por la falta de posteos - ya saben más o menos por qué estuve tan muda - y nos vemos pronto!!!

Disfruten de la semana!

Yo, para variar! 

2 comments:

mamy said...

Tenía muchas ganas de volver a leerte, pero me tuve que hacer el propósito de recordar leer blogs en mi casa y no a las horas de pausa de la pega, porque no hay caso... Tu blog me lo sigue bloqueando por porno jajajaja. Habrá porno subliminal?? Jajajaja, realmente me hace gracia, pero bueno, el asunto es que por fin logro meterme a blogger ya que alguien hizo un comentario en mi blog y me di cuenta que hace 3 meses que no posteo nada... Y entonces aproveché el impulso para venir a leer tu último posteo, pero como no me quedó todo muy claro, voy a leer los mas antiguos que me perdí para enchufarme. Entiendo que hiciste el curso que habías comentado hace tiempo. Qué lata la gente pesada que te tocó de compañera, pero bueno que a pesar del ambiente hostil lograste sacar adelante el tema y te sentiste mas fuerte con garritas y todo jajaja. Significa esto que ahora vas a trabajar en esa area? O sea en un hospital o algo así? Bueno, me voy a ver las entradas más antiguas.
Besos!

Karina Muñoz said...

Jajajaja, lo del bloqueo puede ser debido a mi uso de lenguaje... La verdad, con la experiencia que tuve, ni loca trabajo en ese tipo de lugar en el que hice la práctica. Si bien sé que hay cierto modus operandi que aplican a las nuevas, conmigo se fueron al chancho y me trataron literalmente como si fuera estúpida, sin derecho alguno a quejarme o a decir algo en mi defensa.

Ayer me mandaron mis equivalencias de notas de Chile (es un trámite que demora un tiempo) y vi que me alcanza para entrar a literalmente cualquier carrera que se me antoje, así que probablemente me cambiaré el año que viene a algo más acorde a mi espíritu analítico, jajajaja!

Abrazos!!!