Tuesday, October 06, 2015

Crónicas Enlatadas L: "(I DON'T WANNA BE A) STUPID GIRL", también conocida como "el universo de las ingles con estampados de flores y tacones de 20 centímetros".

Hola, mis queridos y queridas que me siguen por este lado del mapa virtual (y quizá también por el otro)! Acá les escribe su ya muy ocupada y casi comatosa Comandante Sakenne, luego de una ducha casi hirviendo que tuvo que darse debido a su riesgo cada vez más grande de sufrir hipotermia, jajajaja! Verán, acá la temperatura va en baja y mi cuerpo ha pasado de ser una esponja de sudor a una paleta helada con ropa, así que he cambiado mi Cola Zero de siempre por más y más té Earl Grey como un intento de seguir en estado semilíquido y no sólido :) 

El encabezado de mi entrada es un juego de palabras que aparece en una canción de Pink que se me vino a la cabeza mientras leía el sitio de una de las bloggers "famosas" de Suecia, en el cual despotricaba de lo lindo contra los mendigos pero no por las razones correctas. Acá los mendigos no son como lo que se ve en Sudamérica (con/fingiendo alguna discapacidad), sino que son personas perfectamente normales que le pagan a alguien para venir a Suecia (creo que son 3000 Euros, que no es poco) y se les asigna un lugar en el que piden dinero por turnos y pagan al "facilitador" la cuota que éste les pide (para que tengan una idea, a una "facilitadora" la encontraron con 6000 Euros - la cuota de un día - en el sostén). Esto, si bien es conocido por la gran mayoría de personas en Escandinavia y otros lados, aún saca ronchas y es recibido con una inmensa cuota de incredulidad a pesar que hasta la Policía ha admitido que el gran grueso de mendigos acá son miembros de organizaciones criminales o que vinieron gracias a la intervención de algún tipo de mafia. La tipa en cuestión no se quejó de la falta de movilidad social de los mendigos o del hecho que acá pueden postular a trabajos en la Oficina de Empleos y no lo hacen porque "supone un gran esfuerzo", sino que se quejó porque tenía tres cerca de su departamento en Södermalm (que equivaldría como a Vitacura en Santiago) y eso poco menos que le lastimaba la vista cuando miraba por su balcón o cuando salía con sus amigas. Yo también me he quejado del asunto de los mendigos por lo que antes describí (poca voluntad de cambio y asociación con grupos de muy baja compatibilidad con la ley) y desearía enormemente que se labraran un futuro en el cual no tengan que andar pidiendo en la calle, pero se les ha dado la chance de salir del esquema y realmente no quieren, cosa que provoca ronchas por mucho que uno no desee ser afectado por el bichito de la impotencia. A mí, en todo caso, no me molesta que estén en la calle, sino que simplemente me joden dos cosas: el hecho que estos suecos saben lo que pasa y que se hacen los locos sólo porque no quieren parecer racistas y que personilla perteneciente al estrato "famosillo" le haya parecido mal todo esto más que nada por un asunto estético (se ganó un linchamiento online de parte de los pro - derechos humanos que probablemente no le debe haber dolido porque lo único que parece saber leer y diferenciar es el tipo de material que compone su ropa). 

Como ustedes saben, yo amo escribir tanto o más que tejer y un poco menos que a los conejitos, jajajajaja! Siempre he buscado un espacio en el cual desenvolverme y mostrar que mi falta de "cachativa social" (término también conocido como "nivel de adaptación") tiene también sus límites y sus razones. Cuando era niña, dejé mucho de lado para poder adaptarme a los demás y no resultó, así que estuve mucho tiempo "vacía" y eso aún me pesa a veces (me muestro insegura ante mis propias capacidades y mi tolerancia a la crítica es completamente nula... bue, nadie debería criticar a nadie, según mi punto de vista), pero llegué a la conclusión que las cosas se dieron de la mejor manera para mí y que esa soledad forzosa creó una especie de fuente infinita de observación y análisis que a algunas personas les puede resultar interesante. Digo a algunas personas porque, lamentablemente, los blogs o sitios web que tienen una tónica más tirada a la observación y al cambio pierden por paliza en popularidad si los comparas a los del estilo que esta chica que describí tiene: un típico blog de moda, viajes con amigas y quejas sobre mendigos poco estéticos. Un blog así le gana por lejos a uno más serio y no creo que sea por un asunto de estupidez femenina (tampoco voy a escupir al cielo, miren que la sombra de ojos color baba no creo que me quede bien, jajajaja!), sino por el pequeño asunto de la adaptación que a mí me dejó desolada de pequeña y que a muchas personas mantiene bajo su embrujo hasta el día que abandonan la Tierra.

Si bien en esto podemos caer todos, las mujeres somos especialmente vulnerables a muchos estereotipos; lo peor no es el estereotipo en sí, sino que es el hecho que nosotras mismas nos tiramos el buque abajo y algunas tiran más veneno que un dragón de Komodo con acidez, así que es hasta predecible que muchas sucumbirán a la presión exterior y llegarán a la conclusión que los tacos altos son la respuesta al hambre en el mundo, por ejemplo (he visto divagaciones más incoherentes que ésa, me temo). Para probar mi punto, me puse a leer varios blogs de famosillas acá y todas tienen su órbita alrededor de los mismos soles: depilarse las ingles por completo con láser, operarse (TODAS son operadas!), comprarse pilchas, modelar las pilchas, quejarse de alguna cosa que tenga que ver con moda, hacerse tratamientos de belleza, posar arriba de un avión y de vuelta a las ingles. Nada de Psicología, nada de razonamiento, nada de autoayuda, ningún consejo para alguna lectora con el corazón roto, nada... es como una comunicación unilateral más una sacada de pica en formato de 20 megapíxeles o en HD, una celebración a la silicona, a los labios hinchados, al metacril y a la ropa cara que se hace en las mismas fábricas de Bangladesh donde hacen la ropa para "los pobres", una muestra de lo que podrían hacer las lectoras si tuvieran la suerte de ser conocidas y el recordatorio que jamás llegarán a serlo debido a que les falta popularidad, suerte o una buena película porno que las mande al estrellato... y aun así, comiéndose la envidia y disfrazándola de admiración, cada una de esas bloggers recibe entre cien mil y un millón de visitas diarias! Para no creerlo, verdad?

El tener un blog es encontrarse constantemente en un dilema: consecuencia v/s popularidad. Hay cierta línea en la que convergen ambos términos, pero es una muy fina y que se alcanza con una cuota de esfuerzo y habilidad social (que no tengo!), así que puedes tomar una u otra postura o ir oscilando entre las dos sin comprometerte con ninguna (el problema es que el blog te quedaría totalmente bipolar y eso la fanaticada no lo aprecia mucho). Al momento de crear este blog, me comprometí totalmente con la consecuencia y esto quizás haya representado una sentencia de muerte para el lado narcisista que todo escritor posee, pero prefiero hacer las cosas en paz y no sentirme plagada de náuseas redactando algo que detesto sólo porque va a ser del gusto del grueso de las personas. Sí, podría escribir sobre ropa (negra), zapatos (negros), maquillaje (en tonos neutros), viajes (a Chile y desde Chile), fiestas (en Minecraft) y depilaciones de ingle (ouch!), pero no cumpliría con los principios que yo sigo y terminaría odiando no sólo el blogueo, sino el proceso de escritura en sí y eso no puedo permitírmelo por nada del mundo. Es por eso que tomé la decisión de quizá nunca ser popular ni ser una blogger que viva de sus quejas, sino que mostrar un poquito más de humanidad y contraste dentro de este pequeño universo de egos elevados a mil (cabe señalar que nunca más me meto en los blogs que leí... demasiadas ingles involucradas, jajajajajaja!).

Qué opinan ustedes al respecto?`Les gusta que su blog regalón exponga uno y otro tema o lo prefieren más estable dentro de su gravedad XD? Sé que hay gustos y gustos y hay gente que intercala desde la Socionomía más pura hasta las ingles más depiladas, jajajajajajaja!

Ya, es hora de dejar el chiste y concluir el post de hoy! Espero que estén muy bien, deséenme suerte con la prueba del jueves (ni siquiera me había acordado de escribirlo, ups!) y disfruten de la semana!!!

Saludines con sabor a chocolate (bloguear da hambre... y no sólo hambre de popularidad)!

Yo, para variar :)