Saturday, March 12, 2016

Oh my SOP! II: aprendiendo a decir que NOP!

Holis, caracolis! Acá les escribe vuestra puntualísima Comandante Sakenne, tal como les prometió la semana pasada! Iba a redactar algo antes, pero el tratamiento del Oh My SOP me ha tenido muy cansada y eso obviamente que me tiene gateando a la cama con una frecuencia abrumadora, jajajajaja! El asunto va bien, no ando intentando matar a nadie (porque tengo mucho sueño) ni tampoco he desarrollado síntomas muy locos (aparte del sueño), así que no me quejo :) Eso sí, gran parte del asunto es un secreto de estado y ni siquiera doña regaladora de pocillos lo sabe (conociéndola, se pondría a hablarme acerca de su "buena dieta" hasta que se me salga el cerebro por las orejas, jajajajaja!), pero tendrá que enterarse sí o sí cuando vaya nuevamente a Mordor y tenga que decirle que no a absolutamente todo lo que cocine. 

La vida de una chiquilla SOPeada (jajajaja!!!) puede ser fácil o difícil dependiendo de dos cosas: tu sapiencia y tu capacidad para decirle que no a la gente que cree que sabe y no tiene ni la más puñetera idea de lo que habla. No nos hagamos los tontos, siempre va a haber una persona o dos que pensarán que su manera de hacer las cosas es la mejor y que te dirán que lo estás haciendo mal. A mí ya me han cuestionado las decisiones tomadas tantas veces que ya me da lo mismo, pero a una mujer que recién la han diagnosticado le puede dar el soponcio si se pone a escuchar a las lumbreras que tiene alrededor. Siempre te dicen que dejes de comer y que te mates entrenando, pero eso es precisamente lo que una ha andado haciendo y NO resulta, así que dan ganas de mirar a tu "inteligentísimo" interlocutor y buscar si tiene algún botón de "mute" para presionar por ahí. El chiste con el SOP es que, en muchos casos, respiras y engordas... no es que secretamente una ande tragándose medio refrigerador, sino que es un juego de mantenerse a duras penas a punta de ensalada y cualquier salida de libreto te pasa la cuenta de maneras mexicanamente dramáticas. Les pongo un ejemplo: cuando fui a Argentina allá por el año 2008, estaba en mi peso normal debido a que me dio una especie de colapso nervioso unos años antes que me hizo bajar mucho de peso y, para no volver a engordar, me volví una fanática de los ejercicios. Como ustedes deben estar pensando, esos días fueron más de andar por todos lados y no pude medio matarme a ejercicios como solía hacerlo en Chile, así que seguí "en reposo" hasta volver a casa... Yo pensé que estaba todo bien, pero tuve una pésima sorpresa cuando me di cuenta que casi nada de lo que había comprado en Argentina me quedaba cinco días después de adquirirlo y, la verdad, no supe muy bien cómo reaccionar. Pensé de todo, pero mi mente, le echó la culpa a mi falta de ejercicios y me puse a entrenar más duro que nunca en vez de pensar que algo estaba realmente mal a nivel metabólico y necesitaba que un doctor me echara una miradita. 

Hay algunas que tienen SOP y son delgadas (bien por ellas), pero el gran grueso de las pacientes tenemos problemas manteniendo el peso en el caso de no estar tratadas de alguna manera. A mí me pasó eso y es recién ahora que siento que tengo un poco más de control en el asunto, ya que antes el método LCHF sólo me ayudó a mantener el peso y no seguir subiendo como si me hubiese tragado un cuadrado de levadura gigante. Sé que hay más maneras de tratar esto de manera nutricional y que son efectivas para otras pacientes, pero yo he probado todo lo que ha estado a mi alcance y esto es realmente lo único que me ha mantenido en cierto control y sin querer tirarme del balcón del hambre, pero este método tiene un pequeño inconveniente: se opone en muchas cosas a las ideas mainstream de las dietas. Acá ya no se habla de calorías, sino que de hidratos de carbono, y eso a la gente le cuesta entenderlo debido a que se nos ha bombardeado con la idea que los hdc son lo mejor de lo mejor y que no podemos dejar de consumirlos en grandes cantidades o nos vamos a quedar literalmente con los sesos fritos. La dosis recomendada anda por los 300 grs. y yo con suerte me como 30, así que es cosa de abrir la boca para que empiecen con los comentarios escasos de reflexión y te "aconsejen" bajar la ingesta calórica y "las grasas malas", porque así ha sido "siempre" y mira cómo nos va (jajajaja!). Ahí es cuando hay que decir que no a las ideas externas y seguir con lo de uno, porque no va a faltar la gente que reaccione con miedo a qué te pueda pasar si sigues "destruyéndote" a base de "mala comida". Con respecto a mi situación, hablé con el doctor y él no vio problema alguno en mi manera de comer, así que tengo luz verde a nivel terapéutico y un buen argumento contra la Patrona de Mordor, jajajajaja!

Otra medida que tomé y que me costó un poco fue dejar de tomar Coca Cola Zero. Fueron 13 años de agua carbonatada con cafeína y endulzantes que terminaron cuando leí que eso también afectaba mi metabolismo y me cansé de tener palpitaciones horribles a diario. Como mi primer día de menstruación siempre ha sido desastroso y me siento muy mal, aproveché ese momento en donde ya sabía que iba a estar en calidad de bulto y la dejé de una sola vez en vez de andar bajando la dosis paulatina. Me dio lo típico de una crisis de abstinencia: escalofríos, dolor de cabeza, náuseas, ganas de matar y una necesidad imperiosa de tomarme una botella de 3 litros de una vez, pero ya al tercer día disminuyeron los síntomas de manera que el proceso se hizo manejable. Estoy volviendo a equilibrar mis sales minerales perdidas luego de tanta deshidratación debido a la Coca Cola a base de infusiones de rooibos y tomo agua mineral con sabores diversos cuando tengo sed, así que las burbujas no se echan de menos, jajajajaja! Como ven, la vida de la Comandante Sakenne está cada vez más enfocada en el bienestar y en el empoderamiento bananil :) (ya era hora) y estoy segura que me sentiré cada vez mejor conforme pasen los días y el tratamiento haga cada vez más efecto.

Eso es todo por hoy! Espero no haberlos aburrido con otro artículo SOPeado, pero a veces siento que es necesario informar a la gente acerca de esto y derribar un par de mitos acerca de todo el enredo viviente que es el mundillo de las dietas. 

Saludines saltarines y hasta la próxima!!!

Yo, para variar =3


No comments: