Sunday, April 03, 2016

Crónicas Enlatadas LV: la Comandante "ansiosamente" obrera.

Holis, caracolis, bellos y bellas! Acá les escribe la Comandante Sakenne desde su banana voladora con wifi y medio atrasada debido a que he estado con preparativos miles para lo que se me viene mañana (mi primer día de trabajo). Esto no es como la práctica que tuve en octubre, sino que es un asunto oficial y me van a pagar, así que la expectación y los nervios están presentes en mi sistema, jajajajaja! Sé más o menos lo que tengo que hacer (es un trabajo de asistente personal) y los procedimientos están anotados en caso que a uno se le olvide algo, lo que me pone nerviosa es una tecnicalidad que no pude hacer la semana pasada (que es hablar con la enfermera encargada para obtener unas autorizaciones que necesito) debido a que estuve enferma y saber que quizás la persona en cuestión se moleste conmigo porque no arreglé el asunto antes (deséenme suerte). 

Si me preguntan cómo me siento en cuanto al trabajo, les responderé que entre bien y nerviosa, jajajajaja! No es el que trabajo sea difícil (no lo es), sino que a mí me cuesta un poco adaptarme a las cosas nuevas y mucho más considerando que estoy entrando a un mercado laboral que no es chileno lleno de procedimientos no chilenos y burocracia increíblemente superior a la chilena (seee, existe!!!). Esta misma confusión y exceso de bla bla hicieron que me estresara y enfermara la semana pasada (estuve como 10 días enferma, para que vean el porrazo inmunológico que vuestra Comandante se dio), lo que impidió que ajustara los detalles de manera que me gusta (MUY adelantada) y me hizo andar a la chilena como pocas veces (a última hora). Lo otro que me ha tenido medio estresada es el exceso de trabajos, tests y una prueba gigante que se nos viene el viernes debido a que tenemos una profesora que muy profesora no es y que prefiere mandarnos a leer 110 hojas de algo e interrogarnos de manera tanto oral como escrita en vez de explicarnos qué hacer con dichas 110 hojas. Lo peor de todo es que esta misma profesora nos vuelve a joder la existencia con una mega exposición el jueves 14 de algo que ella debería habernos enseñado y que prefirió no hacerlo por irse de vacaciones... menos mal que parece que va a renunciar (se queja que la hacen trabajar mucho... JAJAJAJAJAJAJAJA!), porque deja mucho que desear en cuanto a calidad pedagógica. 

Volviendo a lo de mañana, les cuento que este mes no voy a trabajar tanto, son sólo 3 días que sumarían 30 horas remuneradas y que aumentarían el caudal de dinero de mi cuenta corriente (que casi siempre anda en números rojos debido a mis compras impulsivas... mea culpa, mea culpa...), así que algo positivo vendrá de tanto estrés, jajajajaja! En todo caso, les mentiría si dijera que me estreso a los niveles que lo hacía antes (extremos), porque he ido aprendiendo cosas y sumando herramientas que me sirven para dejar ir la ansiedad de lado y concentrarme lo más que pueda en el presente. Lo que vuestra Comandante suele hacer para relajarse es:

- Meditar: no, no me instalo media hora diciendo "ommm" ni nada, sino que lo hago estilo express, que es respirar un ratito concentrándome en cómo el aire entra y sale de los pulmones y sintiendo que el acto de respirar alivia mi tensión. Hay infinidad de meditaciones guiadas en Youtube en caso de querer una sesión más larga, pero a mí me basta y me sobra con un par de minutos para sentirme mucho mejor.

- Hacer ejercicio: hace unos años yo era una fanática acérrima de hacer ejercicios y eso, en vez de traerme relajación, me traía estrés. Como me lesioné una ingle de manera horrible, tuve que dejar de lado el entrenamiento y preocuparme más tanto de mi salud en general como de los cambios que estaba llevando a cabo (justo por ese tiempo me mudé a Suecia). Recientemente he vuelto a hacer ejercicio (Pop Pilates, enseñado por Cassey Ho) y he cambiado mi manera de verlo, así que ahora lo uso para traer beneficios y no como un modo de presionarme a cumplir determinada meta, por ejemplo.

- Decir afirmaciones: seee, suena muy loco, pero ahora lo hago y me da resultados. Antes era una persona un poco más incrédula con respecto a las afirmaciones, pero me he dado cuenta que sí me sirven y que las necesito para no volver a la plática negativa anterior. Como soy una persona muy conectada a las cosas y bastante sensible, muchas cosas que me han dicho a lo largo de mi vida se han quedado grabadas y repitiéndose como un buen disco rayado, lo que me ha hecho caer más de una vez en una espiral de plática negativa de la que sólo he podido salir a base de afirmaciones y vigilando mi mente de cuando en cuando. Antes dejaba que la cháchara destructiva tomase control sobre mí y me volviera una mata de nervios, pero ahora detengo todo el proceso a través de decir cosas buenas en vez de predisponerme a que lo peor va a pasar. Sí, aún me siento insegura a veces (como ante lo que me pasará mañana), pero no dejo que el miedo me paralice como antes hubiese sucedido.

- Visualizar: siempre he sido una persona que visualiza un montón, pero primero lo hacía de mala manera, jajajajaja! Yo creo que ésa es la base de toda la ansiedad que he tenido en la vida: pensar en que lo peor se encontraba a la vuelta de la esquina y que me pegaría un encontrón más temprano que tarde. Con respecto a esta situación en particular, primero me pasé todo tipo de películas negativas (poco menos que iba a hacer explotar la casa de mi paciente o que la enfermera me cortará el cuello), pero después me dije "para, si no es para tanto" y me puse a pensar que las cosas saldrán bien, porque lo más probable es que así suceda. Lo otro que hago es pensar que en X cantidad de horas ya estaré en el bus de vuelta a casa para convencerme que el momento incómodo no será eterno y que saldré airosa (o al menos saldré) de la situación, haciendo que todo el foco de problema se convierta en un momento de transición :)

Todo esto que he relatado para disminuir la ansiedad puede sonar como algo pequeño, pero les diré que a mí me ha resultado y yo soy una persona cuya vida se ha visto afectada de manera increíble por la ansiedad. Hay muchísimas cosas que no pude hacer en su tiempo por el miedo a hacerlas mal o por mi "pánico escénico" aplicado a mil y una situaciones, así que dejé oportunidades irse o ideas volverse nada gracias a mi mal diálogo interno. Esto ha sido un trabajo bastante constante que a veces necesita refuerzos (en casos como éste, por ejemplo), pero me alegro de estar cambiando activamente y viendo que los ataques que antes me daban ya no son algo que me quite el sueno (literalmente). Sé que llegará el día en que me sienta cómoda con todo o casi todo, pero también sé que eso requiere de mi esfuerzo diario y de quererme un poquito más :)

Creo que ya es hora de despedirme!!! Me toca madrugar mañana, así que intentaré dormir lo más que pueda para así no andar cabeceando en mis momentos de descanso! Espero que todos estén muy bien y que el lunes no venga cargado de momentos incómodos, jajajajaja!

Hasta la semana que viene!

Yo, para variar! =3